POLÍTICA

El Gobierno de Barkos calla ante la injerencia vasca para intentar celebrar el Día de Euskadi el 3 de diciembre

El Gobierno foral dice que "no es quién para entrar" en deliberaciones del Parlamento vasco sobre el Día de Euskadi

El Gobierno de Navarra informa en rueda de prensa de los asuntos tratados en su reunión semanal. IÑIGO ALZUGARAY
El Gobierno de Navarra informa en rueda de prensa de los asuntos tratados en su reunión semanal. IÑIGO ALZUGARAY  

La portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana, ha afirmado, sobre la proposición de ley presentada por EH Bildu en el Parlamento vasco para declarar el 3 de diciembre como Día de Euskadi, que el Ejecutivo foral "no es quién para entrar en las deliberaciones del Parlamento vasco".

El Gobierno de Navarra callará, por tanto, ante una nueva injerencia del País Vasco para diluir el protagonismo de Navarra en el día de su patrón, San Francisco Javier. Solana ha afirmado que el Ejecutivo navarro conoció la propuesta de EH Bildu "a la par que la opinión pública, no la conocía por otra vía", reflejando así que el principal socio del Gobierno de Uxue Barkos ni siquiera informa de algo que atañe a la Comunidad foral. 

El Gobierno Vasco se ha mostrado favorable a que el Parlamento autonómico debata una iniciativa de EH Bildu para que el "Día de Euskadi" se celebre el 3 de diciembre, coincidiendo con el Día de Navarra, la festividad de San Francisco Javier.

Euskadi es actualmente la única comunidad autónoma sin fiesta oficial en una fecha fija. Este 2016, la festividad se ha conmemorado el 7 de octubre por primera vez, coincidiendo con el 80 aniversario de la constitución del primer Gobierno Vasco.

La portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana, ha afirmado que se trata de "una propuesta que entendemos está dentro de un Legislativo absolutamente soberano como es el de la Comunidad Autónoma Vasca en este caso" y ha destacado que "así lo hemos valorado" desde el Gobierno navarro.

En este sentido, ha incidido en la idea de que se trata de "una iniciativa a debate en un Parlamento que consideramos soberano y entendemos que el Gobierno de Navarra como tal no es quién para entrar en las deliberaciones del Parlamento vasco".

Preguntada por las críticas de UPN y PPN a que se proponga hacer coincidir la celebración del Día de Euskadi con el Día de Navarra, Solana ha declarado que "precisamente injerencia parece ser el entrar a valorar deliberaciones, debates y cuestiones que se tratan en otra administración, en otra Cámara" y ha remarcado que "eso parece más una injerencia que lo contrario".

En su opinión, la "preocupación" expresada por regionalistas y 'populares' es "hasta cierto punto estéril", ya que, según ha dicho, "no entendemos que esté en riesgo nada que tenga que ver con que este Gobierno vaya a dejar de celebrar el Día de Navarra como lo viene haciendo el 3 de diciembre".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno de Barkos calla ante la injerencia vasca para intentar celebrar el Día de Euskadi el 3 de diciembre