• domingo, 09 de mayo de 2021
  • Actualizado 02:27

 

 
 

POLÍTICA

El delegado en Bruselas asegura que sale barato el tener una oficina en ese país

Mikel Irujo se ha reunido con la presidenta del Parlamento de Navarra para analizar las actividades dentro de la delegación. 

 

Ainhoa Aznárez y Mikel irujo.
Ainhoa Aznárez y Mikel irujo.

El delegado del Gobierno de Navarra en Bruselas, Mikel Irujo, quien se ha reunido con la presidenta del Parlamento, Ainhoa Aznárez, para empezar a analizar cómo van a coordinar sus actividades, ha asegurado que "tener una oficina en Bruselas sale barato".

"Bruselas es barato en el sentido de que allí están presentes más de 1.500 organizaciones, 160 embajadas, tenemos el mundo a 1.200 kilómetros", ha manifestado Irujo a los periodistas momentos antes de ser recibido por Aznárez en el Parlamento de Navarra.

El delegado del Gobierno foral en Bruselas ha justificado la necesidad de este organismo subrayando la importancia de estar presentes en un mercado, "no solo único, sino regional", en el que "las regiones venden su imagen para conseguir turismo o inversiones extranjeras" y "Bruselas ofrece a una distancia razonable de dos horas de avión el poder estar en ese mercado".

A eso ha añadido que los tratados europeos suscritos recogen "una necesidad institucional de estar allí".

Dentro de la labor que se realiza desde la delegación en Bruselas hay cuestiones que afectan al Parlamento de Navarra y a sus comisiones, por lo que, según ha indicado, es preciso empezar a ver cómo se van a coordinar esas actividades, de ahí la necesidad de la reunión mantenida con la presidenta.

Irujo ha explicado que la delegación tiene tres tareas fundamentales, una de ellas la de presencia institucional. En este sentido ha comentado que la Unión Europea tiene el comité de las regiones, un organismo que fija una presencia, al que acudirán dentro de dos semanas, una presencia rotativa en el Consejo y una presencia "quizás menos institucional pero que debe ser permanente con el Parlamento y la comisión".

La segunda es la de ayudar a la consecución de diferentes proyectos y fondos al Gobierno de Navarra y a diferentes empresas, un "arduo trabajo", que en estos momentos es su prioridad. "Hay que tratar de presentar buenos proyectos y captar más fondos, que el índice retorno, el dinero que se pueda recibir se incremente", ha precisado.

La tercera tarea es la de "apoyo y coordinación de la marca Navarra en el mundo", según Irujo, quien ha apuntado que la presencia en Bruselas permite, en casos como el que afecta en estos momentos a Volkswagen, obtener "información más concisa" que puede ser de interés para las instituciones navarras.

Por otra parte ha aludido a la conveniencia de estudiar la posibilidad de establecer convenios con diferentes regiones europeas en cuestiones diversas como pueden ser los centros tecnológicos, el turismo o la cultura.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El delegado en Bruselas asegura que sale barato el tener una oficina en ese país