ELECCIONES 26-M

El debate de los candidatos: Chivite 'da calabazas' a Navarra Suma y abraza un gobierno con los nacionalistas

La socialista ha tendido su mano a Geroa Bai si abandona su anhelos por anexionar Navarra al País Vasco y ha instado a Podemos e Izquierda Ezkerra a construir un gobierno "progresista".

El debate con los 6 candidatos a la presidencia de Navarra con representación actual en el Parlamento se ha celebrado este miércoles en Navarra Tv. NOEMÍ VERA
El debate con los 6 candidatos a la presidencia de Navarra con representación actual en el Parlamento se ha celebrado este miércoles en Navarra Tv. NOEMÍ VERA  

'Ni contigo ni sin ti' además de ser el título de una famosa canción, sirve para definir la situación que vive Navarra a escasos cuatro días de las elecciones autonómicas.

Una comunidad que se ha convertido, al hilo de lo que vaticinan las encuestas electorales, en una tierra de pactos obligados y que, sin embargo, parecen cada vez más complicados entre las diferentes formaciones que podrían obtener representación en el Parlamento foral.

Este ha sido uno de los puntos 'calientes' del debate celebrado esta noche de miércoles en Navarra Televisión y en el que Navarra Suma ha tendido la mano en varias ocasiones a los socialistas para conformar un gobierno foral conjunto, que ha sido rechazado por la candidata del PSN, María Chivite.

"Los socialistas no van a dar su apoyo al señor Esparza", ha asegurado.

Según las encuestas, Chivite podría lograr convertir al PSN en la segunda fuerza de Navarra relegando al actual partido al frente del Gobierno, Geroa Bai, a la tercera posición. Por eso, la socialista se ha convertido en la llave de estas elecciones al poder decantar la balanza entre dos ejecutivos muy diferentes.

Por su parte, el candidato de Navarra Suma, Javier Esparza se ha mostrado convencido de que la coalición integrada por UPN, Cs y PPN alcanzará los veinte escaños y "el PSN tendrá que decidir entre un pentapartito o Navarra Suma"

"Si alguien con ocho o nueve parlamentarios se presenta a la investidura y Bildu lo vota, se estará entregando a los brazos del partido abertzale", ha advertido Esparza a la socialista.

En este sentido, María Chivite ha abogado por liderar "un gobierno progresista" en el que no tenga cabida ni la derecha ni la rama nacionalista. Un hecho que hoy por hoy parece improbable.

"No queremos entrar en políticas identitarias", ha recordado entre reproches la líder socialista quien sí ha abierto una puerta al partido de Uxue Barkos, aunque se ha mostrado más cercana a llegar a acuerdos de gobierno con Izquierda-Ezkerra y Podemos.

Precisamente, la coalición morada ha tachado al PSN de ser la "muleta" de UPN durante muchos años y ha reconocido estar "cómoda" en el cuatripartito. Así, el candidato de Podemos, Mikel Buil, ha criticado que los socialistas "hayan tenido la oportunidad de votar iniciativas progresistas durante esta legislatura y no lo hayan hecho".

"No es tan importante el sillón de la Presidencia, pero sí lo son los acuerdos", ha coincidido el representante de Podemos en Navarra con la actual presidenta del Gobierno, Uxue Barkos, que también ha reafirmado la posición de su partido por liderar un "gobierno progresista".

Y en medio de todo este escollo, Bildu también ha rechazado apoyar a los socialistas. "Una cuestión que se obvia en este debate es que el cuatripartito puede revalidar la mayoría y la senda está ya marcada", ha apuntado la candidata de la formación abertzale, Bakartxo Ruiz que, además, ha descartado la posibilidad de apoyar a la socialista Chivite en una hipotética investidura. "Me preocupa que de reojo estén mirando a Madrid", ha señalado Ruiz.

Algo menos exigentes se ha mostrado la candidata de I-E a la Presidencia del Gobierno, Marisa de Simón, que ha recordado que su formación "mantiene su propuesta" y ha recalcado que "nunca se pactará con la derecha".

NA+: "EL PRINCIPAL PROBLEMA DEL AUTOGOBIERNO ES GEROA BAI"

Otro de los momentos más controvertidos de este debate televisado se ha vivido en el bloque temático relacionado con el autogobierno y el convenio económico de Navarra.

La transitoria cuarta y la transferencia de las competencias de tráfico han centrado buena parte de estos minutos en los que mientras Podemos ha reconocido no estar "incómodos" con la disposición que permitiría la anexión de Navarra al País Vasco, la socialista María Chivite ha reconocido estar "preocupada" ante un supuesto revisionismo del convenio económico por parte de la coalición Navarra Suma.

"Yo quiero unas transferencias compartidas porque en Navarra no sobra la Guardia Civil, ni la Policía Nacional, ni la Foral", ha sostenido Esparza (NA+) al mismo tiempo que ha reconocido que "el principal problema del autogobierno es Geroa Bai".

En este sentido, el líder de UPN ha asegurado que Barkos votaría a favor de incluir Navarra en el País Vasco "al igual que lo hizo para que la ikurriña ondeara en las instituciones navarras".

Así, ha recriminado a la socialista Chivite que "pactar con los nacionalistas es menos Navarra y más Euskadi" porque quieren que la Comunidad foral "sea engullida".

En opinión del PSN, María Chivite ha reconocido que "hay margen de mejora en el autogobierno para que Navarra tenga más competencias en otros sentidos" y ha criticado que el actual Gobierno "usa el Régimen Foral para caminar en la senda nacionalista".

Unas palabras que han sido respondidas por Uxue Barkos (Geroa Bai), quien ha tratado de erigirse como defensora del autogobierno en Navarra junto a su socio EH Bildu.

Precisamente, la coalición abertzale ha pedido dejar de tratar a Navarra "como si fuera menor de edad". "Hay que hablar de igual a igual con el Estado y que la propia ciudadanía tenga la voz", ha sostenido la candidata de EH Bildu, Bakartxo Ruiz.

Respecto al autogobierno, Izquierda Ezkerra ha pedido profundizar más para derogar, por ejemplo, la Ley de Estabilidad Presupuestaria. "Así los ayuntamientos podrán decidir en qué invertir y la gente vivirá mejor".

FISCALIDAD, EDUCACIÓN, SALUD Y OTROS ASUNTOS

En el apartado de la fiscalidad en Navarra, el cuatripartito ha defendido con 'uñas y dientes' su reforma fiscal de la que ha asegurado no atenta contra las rentas medias y bajas. Una cuestión que ha sido duramente criticada por Navarra Suma y PSN al mismo tiempo que ellos han sido criticados por dejar "deudas envenenadas" y "vaciar las arcas forales" para hacer proyectos "alejados de la ciudadanía" como el Tren de Alta Velocidad o el Navarra Arena.

En el plano educativo, las formaciones que han compuesto el cuatripartito durante esta legislatura han valorado la implantanción de Medicina en la UPNA o sus polémica becas. "UPN y PSN se han negado a asumir un nuevo grado beneficioso para Navarra y también se ha puesto fin a una apuesta de la derecha por seguir primando a la universidad privada ", ha señalado la candidata de EH Bildu, Bakartxo Ruiz. 

Por su parte, Navarra Suma y los socialistas navarros han evidenciado la dejadez del cuatripartito con la escuela pública y han criticado el 'caos' en el que ha vivido el Departamento de Educación durante esta legislatura con ceses, polémicas y manifestaciones por parte de las familias.

"El cuatripartito en Salud ha pasado sin pena ni gloria porque más no siempre significa mejor", ha señalado la candidata socialista mientras Esparza (NA+) ha enumerado alguno de los hitos más oscuros del cuatripartito en esta materia como la falta de pediatras, el aumento de las listas de espera quirúrgicas o el descontento entre el sector sanitario.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El debate de los candidatos: Chivite 'da calabazas' a Navarra Suma y abraza un gobierno con los nacionalistas