PREMIUM  POLÍTICA

El cuatripartito se niega a crear una mesa de negociación con los sindicatos de la Policía Foral

PPN, UPN y PSN han votado a favor de la negociación en torno a la Ley de Policías y los partidos del Gobierno les acusan de "malmeter".

Agentes de la Policía Foral entregan una instancia para exigir a la Administración el pago de los días trabajados en 2016. IÑIGO ALZUGARAY
Agentes de la Policía Foral entregan una instancia para exigir a la Administración el pago de los días trabajados en 2016. IÑIGO ALZUGARAY  

El cuatripartito ha rechazado en el Parlamento de Navarra ha rechazado una moción por la que se instaba al Ejecutivo de Barjos a crear una Mesa de Negociación entre sindicatos de Policía Foral, partidos políticos y Gobierno de Navarra para consensuar una Ley de Policías.

La iniciativa, presentada por PPN, no ha salido adelante debido al rechazo de EH Bildu, Geroa Bai, Podemos-Ahal Dugu, e Izquierda-Ezkerra, a pesar de los votos favorables de PPN, UPN y PSN.

En ella, se recogía instar al Gobierno a retirar el proyecto de Ley y, una vez retirado, iniciar negociaciones con los sindicatos de Policía Foral, Municipal y una representación de Agentes Municipales, Alguaciles y Auxiliares, "con el fin de buscar consenso para elaborar una nueva Ley".

También se emplazaba al Ejecutivo a constituir una Mesa de Trabajo conjunta entre el Gobierno de Navarra y los grupos parlamentarios con el fin de "definir el modelo policial para Navarra y buscar el máximo consenso para la redacción de la nueva ley".

La portavoz popular, Ana Beltrán, ha apostado por "poner sentido común, rigor" y paralizar la propuesta "para hacer la mejor ley de policías posible". Beltrán, que ha denunciado que el proyecto "no satisface a ninguna de las partes implicadas", ha lamentado que el Gobierno ha "pasado la patata caliente" al Parlamento.

"No es potestad de los grupos parlamentarios, sino de negociación sindical, el número de horas o los complementos salariales", ha denunciado la popular, que ha indicado que "ampliar el trámite de enmiendas es reconocer que no es una buena ley".

Por parte de UPN, Sergio Sayas que ha reivindicado que "la única salida que tiene esta ley es la retirada", ha lamentado que la iniciativa "nace como un despropósito", fruto de "la cabezonería de esta gobierno, algo que es habitual".

"El Gobierno se empeña en traer una ley a este Parlamento sin consensuarla con nadie, ni con los propios grupos que le apoyan", ha añadido Sayas, que ha apuntado que "con tal de no reconocer que era un error", el Ejecutivo "la aplaza pero no la retira" porque eso supondría "asumir un error", algo que requiere "humildad, que es justo lo que no tiene este Gobierno".

En nombre de PSN, la socialista Inma Jurío ha apostillado que la ley "no deja claro el modelo policial" y "supone un ataque a los derechos de unos trabajadores de la Administración". Tras criticar que la consejera Beaumont "ha sido incapaz de desatascar lo que se ha producido con los sindicatos", Jurío ha indicado que la negociación se debería haber producido "antes de llegar la ley al Parlamento".

EL CUATRIPARTITO ACUSA A LA OPOSICIÓN DE "MALMETER"

En el turno en contra ha intervenido por Geroa Bai Patxi Leuza, que ha calificado la moción como "oportunista" y ha aclarado que "la ampliación del periodo de enmiendas es algo muy habitual en las leyes".

"Lo importante es que las partes se encuentren y puedan llegar a un acuerdo", ha trasladado Leuza, que ha criticado que la resolución "no aporta absolutamente nada y lo único que pretende es malmeter a ver si consigue abrir una brecha entre las fuerzas progresistas".

En nombre de EH Bildu, la parlamentaria Aránzazu Izurdiaga ha destacado la necesidad de negociar "con flexibilidad y generosidad", pues esta ley sentará "las bases del modelo policial", pero aún así ha rechazado la Mesa de Negoaciación.

"Si realmente queremos que la Policía Foral sea referencia, es necesario un despliegue importante, con el consiguiente repliegue de otros cuerpos policiales", ha asegurado Izurdiaga, que ha calificado la situación actual como "insostenible".

El parlamentario de Podemos, Rubén Velasco, ha votado en contra de la moción porque "el proyecto de ley, de facto, está retirado, aparcado, suspendido, echado a un lado", y la ampliación del periodo de enmiendas parciales "permite tener tiempo". "De aquí a finales de junio mejorará la situación, de hecho ya lo está haciendo", ha aventurado.

También el portavoz de IE, José Miguel Nuin, ha rechazado la resolución por considerar que no plantea propuestas "para avanzar en la solución de los problemas que tiene el modelo policial en Navarra", sino en unos términos "estrictamente de buscar una derrota política del Gobierno".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El cuatripartito se niega a crear una mesa de negociación con los sindicatos de la Policía Foral