POLÍTICA

Cuatripartito y PSN reprueban el entierro del general Sanjurjo en Melilla: "Es un insulto y una humillación a las víctimas del 36"

UPN y PPN aseguran que se trató de un acto "íntimo y privado" y piden "no hacer política partidista" de un hecho como este.

Cripta de Los Caídos en donde estaba enterrado el general Sanjurjo en Pamplona.
Cripta de Los Caídos en donde estaba enterrado el general Sanjurjo en Pamplona.

El Parlamento de Navarra ha aprobado una declaración institucional en la que reprueba el entierro del general Sanjurjo en Melilla el pasado 23 de marzo en un panteón militar y cuyos restos fueron exhumados anteriormente y sin el consentimiento de sus familiares de la cripta de Los Caídos de Pamplona.

El texto ha contado con el apoyo íntegro de los cuatro partidos que sustentan el Gobierno de Navarra, así como del PSN. Por su parte, UPN ha votado en contra de los tres puntos que conforman la declaración institucional, mientras el Partido Popular en Navarra ha votado 'no' en los dos primeros epígrafes y se ha abstenido en el último.

En concreto, la declaración institucional en su primer punto "rechaza la inhumación de los restos en Melilla". En su segundo apartado "denuncia el acto porque supone una exaltación del genocidio" y el último aspecto, habla sobre la necesidad de desarrollar la Ley de Memoria Histórica en toda su amplitud.

Para Koldo Martínez, de Geroa Bai, el entierro de Sanjurjo en Melilla con supuestos honores militares supone "un insulto y una humillación a todas las víctimas del franquismo". En cuanto al portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha restado importancia a si el entierro se realizó con honores militares y ha querido incidir en que “solo la presencia de autoridades civiles y militares lo hace casi oficial”.

Asimismo, ha destacado que la portavoz de Bildu en el Congreso, Marian Beitialarrangoitia, ha presentado ya una pregunta para la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, para que explique este hecho a pesar de que el Ejército ya lo ha desmentido. Al mismo tiempo, ha criticado que en esta “exaltación del genocidio franquista, la extrema derecha está muy bien representada por el Partido Popular

Por su parte, la portavoz de Podemos, Laura Pérez, ha criticado que este tema sea algo “menor” para el Partido Popular en Navarra y ha recalcado que a la formación morada les parece “alarmante” que en el Parlamento foral, haya partidos que voten en contra de utilizar dinero público “para hacer apología del franquismo”.

Por este motivo, Pérez ha solicitado la “inhabilitación de las autoridades que acudieron al funeral” porque “bastaría con que hubiera un solo militar vestido como tal para que el acto sea considerado público”.

En opinión de Izquierda Ezkerra, Marisa de Simón ha afirmado que “es un insulto a las víctimas del 36 y exigimos a la Fiscalía que actúe en consecuencia”.  Asimismo, ha rechazado que las Fuerzas Armadas hayan enterrado al general con “honores militares y usando un helicóptero para transportar los restos”.

Del mismo modo, la portavoz de Izquierda Ezkerra ha aprovechado la ocasión para “lamentar” la prohibición de exhibir la bandera inconstitucional en las fachadas de las instituciones navarras

La socialista María Chivite, que también se ha sumado al texto propuesto por el cuatripartito, ha expuesto, tras remitirse a lo visto en diferentes medios de comunicación, que su partido ha votado en contra del entierro del general “con honores” porque “no se cumple con la Ley de Memoria Histórica”.

UN ACTO "PRIVADO E ÍNTIMO"

El portavoz de UPN, Javier Esparza, ha argumentado su rechazo a la declaración institucional en las “informaciones contradictorias que han aparecido” y ha pedido tiempo y “no hacer política partidista sobre estas cuestiones”.

De esta manera, ha mostrado la posición “nítida y clara” de la formación regionalista con las víctimas del 36 y ha destacado que el acto "no era público y no supone un homenaje a nadie". Preguntado por la presencia de autoridades del PP en el entierro, Esparza ha matizado que "cada uno sabe si tiene o no que ir a estos actos" y ha querido dejar claro que "yo no hubiera ido".

Por su parte, Ana Beltrán ha reconocido no apoyar la declaración porque “falta a la verdad” y ha insistido en que lo que el cuatripartito buscaba era que los restos de Sanjurjo “no fueran enterrados en ningún lado”.

En este sentido, la portavoz popular ha recalcado que se trató de una ceremonia “íntima y privada” y que las autoridades civiles y militares que acudieron al sepelio lo hicieron “a título personal” y “sin honores militares”.

EL AYUNTAMIENTO DE PAMPLONA TAMBIÉN MUESTRA SU RECHAZO

Los portavoces de los grupos municipales han acordado este lunes por mayoría "mostrar su rechazo a la inhumación de José Sanjurjo con honores oficiales y presencia de miembros del Ministerio de Defensa, y solicita que se esclarezcan los hechos y se depuren las responsabilidades políticas oportunas".

Asimismo, se denuncia "la humillación que supone este acto de exaltación del genocidio franquista para las víctimas del franquismo, y considera necesario que la Fiscalía actúe en defensa de las víctimas". En tercer lugar, se "solicita al Arzobispado de Pamplona que aclare su papel en la custodia de los restos de Sanjurjo posterior a su exhumación de la cripta de los caídos".

En un cuarto punto se "considera imprescindible que todos los poderes públicos y el conjunto de las Administraciones Públicas cumplan en su integridad la Ley de Memoria Histórica, aportando para ello la financiación necesaria".

Por último, ha aprobado "enviar este acuerdo al Ministerio de Defensa español y a la fiscalía para que surta los efectos oportunos, además de a los municipios pertenecientes a la Red de Ciudades por la Memoria para su conocimiento".

El texto recoge en su preámbulo que "el Ayuntamiento de Pamplona, previo acuerdo del Pleno y en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, exhumó los restos de José Sanjurjo del denominado Monumento a los Caídos, después de que los tribunales rechazaran los recursos interpuestos por la familia del general golpista en contra de esa resolución".

"Tras ser exhumados, y tal como han desvelado ciertos medios de Melilla, los restos del general Sanjurjo fueron llevados a la Ciudad Autónoma por una delegación de alto rango del Ministerio español de Defensa. La ceremonia de inhumación fue efectuada el pasado 23 de marzo con honores militares en el Pabellón de Héroes de Regulares del Cementerio de Melilla, presidida por las autoridades civiles y militares de Melilla, y, al parecer, con los gastos a cargo del erario público", añade.

Según continúa, "esta actuación, si además, tal como apuntan las informaciones hechas públicas, se ha sufragado con dinero público, tiene difícil encaje en la Ley de Memoria Histórica, máxime cuando la nula financiación para el desarrollo de la misma impide que miles de ciudadanos asesinados en el golpe de estado del 36 y la dictadura franquista sean desenterrados de las fosas comunes".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cuatripartito y PSN reprueban el entierro del general Sanjurjo en Melilla: "Es un insulto y una humillación a las víctimas del 36"