• viernes, 30 de septiembre de 2022
  • Actualizado 20:11
 
 

POLÍTICA

El cuatripartito aprueba una ley de vivienda similar a la de UPN pero olvida abordar el "problema" de los pisos vacíos

La nueva ley "incide en los incentivos, rebaja los requisitos de la bolsa de alquiler y fomenta la rehabilitación de edificios".

Edificio con pisos en alquiler. ARCHIVO
La proposición de ley prevé un descenso de las rentas de entre un 8,05% y un 14,67% respecto a los precios de 2015 en el alquiler protegido. Efe.

El pleno del parlamento de Navarra ha aprobado este jueves una proposición de ley Foral en materia de vivienda que "incide en los incentivos", rebaja los requisitos de la bolsa de alquiler y fomenta la rehabilitación de edificios.

Así lo ha anunciado durante la exposición de motivos el parlamentario de Podemos-Ahal Dugu Mikel Buil, que ha apostado por "poner a las personas primero" mediante esta propuesta de ley Foral, por la que se adoptan medidas de apoyo a los ciudadanos en materia de vivienda.

La proposición, presentada por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu e Izquierda-Ezkerra, ha sido aprobada con los votos a favor dichas formaciones, además de PSN, y el voto en contra de UPN y la abstención de PPN.

"Esta ley incide en los incentivos", ha manifestado Buil, que ha destacado como novedad principal la cesión de uso a cooperativas sin ánimo de lucro. Esto permitirá que "varias personas se agrupen en un municipio para solicitar un territorio en cesión de uso para la construcción de sus propias viviendas", según ha manifestado.

También ha remarcado la rebaja en los requisitos de la bolsa de alquiler y ha anunciado que los ayuntamientos podrán contar con una subvención por parte del gobierno foral del 40 % en lo relacionado con viviendas de integración social para vecinos en emergencia.

Asimismo, ha puesto de relieve la creación de un consejo de vivienda y la importancia otorgada a las subvenciones para la rehabilitación. Buil también ha apuntado que un 6 % de los pisos van a estar destinados a hogares unipersonales, con un 75 % de subvención para los usuarios de renta garantizada.

El vicepresidente y consejero de Políticas Sociales, Empleo y Vivienda, Miguel Laparra, ha anunciado el objetivo de construir 525 viviendas públicas de alquiler social, lo cual supondrá una inversión de 70 millones de euros y la creación de 500 empleos anuales.

"En cuatro años vamos a construir el doble de viviendas públicas de alquiler que las construidas en los ocho años anteriores", ha trasladado.

Así, ha remarcado el impulso al alquiler protegido y la rehabilitación de edificios y viviendas, mediante "una bajada significativa de los precios del alquiler social" de entre un 11 % y 17,5 %, en comparación con el periodo 2014-2015.

Además, ha apostado por la "clarificación de garantías para los inquilinos" y la "cooperación de las entidades locales en la tarea de promoción", ya que los ayuntamientos contarán con ayudas para la rehabilitación de edificios de hasta un 50 %.

También ha destacado una "discriminación positiva" para colectivos en situación de vulnerabilidad, "con niveles mayores de protección y subvención".

La parlamentaria de Geroa Bai Isabel Aramburu ha calificado como "fundamental" la medida orientada a la rebaja del precio del arrendamiento, así como el nuevo régimen de cesión de uso y las subvenciones para la promoción de viviendas nuevas de alquiler.

En la misma línea se ha mostrado la parlamentaria de EH Bildu Asun Fernández de Garaialde, que ha apostado por "pasar del modelo especulativo" a uno "más social", avanzando en las "políticas de inclusión".

La socialista Ainhoa Unzu, que ha apuntado que se ha "mantenido la misma ley de UPN", ha calificado la propuesta como "escasa y poco ambiciosa" y ha lamentado que "no aborda el problema principal, que es la vivienda vacía".

El portavoz de IE, José Miguel Nuin, ha considerado que la ley "sí que aborda una serie de actuaciones importantes", como son el impulso de alquiler protegido, el incremento de ayudas a la rehabilitación y la bajada de la renta de alquiler.

El regionalista Luis Zarraluqui ha indicado que "es un despropósito" y "un fraude" la forma en la que se ha presentado, ya que tendría que haber presentado un proyecto el gobierno y no 'disfrazarla' de proposición de ley. Por este motivo, la formación ha votado en contra a pesar de que tiene "muchas cosas positivas", aunque también algunas "deficiencias de salida muy importantes".

El popular Javier García ha coincidido en afirmar que la forma en la que se ha defendido la ley "es un despropósito" y ha añadido que "crea una gran desigualdad" porque "no se mira a todos los navarros por el mismo rasero" y que es "injusta para según qué personas".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El cuatripartito aprueba una ley de vivienda similar a la de UPN pero olvida abordar el "problema" de los pisos vacíos