• viernes, 28 de enero de 2022
  • Actualizado 12:48

 

 
 

POLÍTICA

Los críticos de EA se revuelven contra la dirección por "disolver" el partido en EH Bildu

Afiliados del partido se han reunido en apoyo a una concejal de Zarauz a la que se ha abierto un expediente disciplinarios.

Afiliados de Eusko Alkartasuna celebran un acto de apoyo a la concejal de Zarautz Begotxu Olaizola (c), a la que la dirección del partido ha abierto "expediente disciplinario" tras "dar voz" a la solicitud de un congreso nacional por parte del sector crítico, este domingo en San Sebastián. EFE/Javier Etxezarreta
Afiliados de Eusko Alkartasuna celebran un acto de apoyo a la concejal de Zarauz Begotxu Olaizola (c), a la que la dirección del partido ha abierto "expediente disciplinario" tras "dar voz" a la solicitud de un congreso nacional por parte del sector crítico, este domingo en San Sebastián. EFE/Javier Etxezarreta

Afiliados de EA han celebrado un acto en San Sebastián para apoyar a Begotxu Olaizola, edil de Zarauz a la que la dirección del partido ha abierto "expediente disciplinario", y que este domingo ha acusado a los actuales dirigentes de buscar la expulsión de los críticos de haber "perdido el sentido de la realidad" y "la noción de qué ha sido y qué debe seguir siendo Eusko Alkartasuna".

Ese expediente se inició el lunes de la pasada semana como consecuencia de la reunión de los críticos que tuvo lugar en mayo en el palacio Europa de Vitoria, en la que Olaizola se erigió en portavoz de esta parte de la militancia para reclamar un "congreso nacional" que aborde el "encaje" de EA en EH Bildu.

Las muestras de adhesión han llegado también, a través de dos vídeos, del dirigente navarro Maiorga Ramírez y del exlehendakari también navarro Carlos Garaikoetxea, quien ha dicho que se autoinculpará en cualquier proceso que la dirección de EA emprenda contra Olaizola.

Antes de la intervención de la concejala, Aitor Letamendia ha enmarcado la medida disciplinaria contra su compañera en las "amenazas y expedientes enfocados a la expulsión" iniciados por el sector oficial que lidera la secretaria general, Eba Blanco.

"Son resquicios y atajos que buscan para seguir en el poder y lograr imponer su intención de disolver Eusko Alkartasuna en EH Bildu", ha destacado.

Begotxu Olaizola ha explicado que, bajo la "excusa" de que el acto de Vitoria no se comunicó y que no pueden utilizar las siglas de EA, se está tramitando un expediente que en realidad pretende "acallar la palabra de cientos de personas afiliadas".

"Debemos recuperar una Eusko Alkartasuna de los afiliados, donde se debata, se contrasten ideas, se elija democráticamente a las personas dirigentes y se afronten los grandes retos de país. Por eso en Gasteiz, pedimos un congreso, para debatir y decidir cuál es la mejor fórmula y aportación que puede hacer EA a EH Bildu y al país", ha afirmado.

Ha recalcado que no piden nada "a lo que no obliguen ni los estatutos ni la propia Ley de Partidos", que establecen "claramente" que "la dirección se debe renovar cada cuatro años", y en este caso ese plazo se ha sobrepasado en un mes, por lo que consideran que la línea política de la formación debe debatirse ya en un congreso.

Olaizola ha agradecido las muestras de solidaridad a sus compañeros y les ha animado "a perseverar, a seguir trabajando" en un proyecto político "que tiene mucho que aportar" para conseguir que "impere la cordura".

"La solución de nuestras controversias es democrática, profundizando en la transparencia, algo tan simple, tan noble, tan sencillo si hubiese voluntad. Por nosotras no va a ser, seguimos con la mano tendida para convocar el congreso nacional y definir las medidas de democracia interna que garanticen que el resultado se corresponde con el sentir real de la afiliación, que es nuestro gran tesoro y el alma de Eusko Alkartasuna de principio a fin", ha subrayado. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los críticos de EA se revuelven contra la dirección por "disolver" el partido en EH Bildu