PREMIUM  SALUD

La oposición desmonta el balance de Salud en Navarra: "La apuesta por una sanidad pública es mentira"

UPN lamenta que el aumento de inversión no se traslade en la mejora del servicio y el PPN insiste en que las condiciones laborales son "pésimas".

El consejero de Salud, Fernando Domínguez, durante una comparecencia en el Parlamento foral. IÑIGO ALZUGARAY
El consejero de Salud, Fernando Domínguez, durante una comparecencia en el Parlamento foral. IÑIGO ALZUGARAY  

"Una gran mentira" y "tres años perdidos". Así han calificado desde la oposición UPN y PPN el balance de lo que llevamos de legislatura que ha realizado el consejero de Salud del Gobierno foral, Fernando Domínguez, sobre su apuesta por la sanidad pública.

El parlamentario de UPN en la comisión de Salud del Parlamento foral, Sergio Sayas, ha manifestado que “el verdadero balance de la sanidad navarra se resumen en la dejadez con la que ha actuado el Gobierno, que no ha sido capaz de sacar adelante ni un solo proyecto de envergadura en tres años, un incumplimiento general de las promesas en materia sanitaria y un deterioro de la sanidad pública que se constata en el aumento de las quejas de los pacientes y en los rankings independientes que valoran la sanidad”.

De manera especial, Sayas ha destacado que “la gran mentira del consejero Domínguez es su apuesta por la sanidad pública”. Para el regionalista, “es inaudito que Domínguez hable de la consolidación de servicios públicos cuando la realidad es que, año tras año,  aumenta el dinero gastado en prestaciones y conciertos, algo que, por cierto, el cuatripartito criticaba cuando era oposición, y además lo hace sin control”.

El parlamentario regionalista ha recordado que “el año pasado el Gobierno gastó en privatizaciones 61,6 millones de euros y según los datos de mayo, este año tiene previsto gastar 63,7. Por tanto, esta cifra no sólo no disminuye sino que aumenta".

Además, desde UPN aseguran que estas privatizaciones "se hacen sin control, impidiendo la libre concurrencia y con el aviso de estar actuando de espaldas a la ley que ya hizo la cámara de comptos, porque más de 48 millones se están pagando a contratos caducados, que no han sido sacados a concurso por el Gobierno y que está impidiendo que otras entidades puedan concursar”.

En relación con este último asunto, Sayas ha asegurado que “algunos de estos contratos, que son los más importantes, como el de San Juan de Dios o del Transporte sanitario llevan más de un año caducados”.

En materia de atención primaria, Sergio Sayas ha afirmado que “seguimos esperando que el Gobierno presente un plan real de atención primaria, porque hasta ahora lo único que ha hecho en tres años es presentar un catálogo insultante de medidas que en muchos casos no sólo ya estaban caducadas sino que, además, no tenían ni consignación presupuestaria. Lógicamente, este plan despertó el malestar de sindicatos, trabajadores y pacientes”.

Además, y también en atención primaria, “se están recortando servicios de pediatría. Primero fue la inclusión de cirugía pediátrica en cirugía general y después, la sustitución de pediatras por médicos de familia. Estos hechos están creando una enorme alarma en la ciudadanía, ya que ven cómo se están dando pasos atrás en la atención de sus hijos”.

“La nefasta gestión que el Gobierno está haciendo de la pediatría demuestra su incapacidad para resolver ni un solo problema que el consejero tenga encima de la mesa”, ha añadido. Además, “es sorprendente y una muestra más de la autocomplacencia del consejero que no haya hecho mención a este tema, salvo cuando le han preguntado los periodistas”.

Por otro lado, Sayas también ha criticado los incumplimientos en materia de transporte sanitario, donde “la inacción se ha convertido, como en muchos otros temas, en el buque insignia. El 31 de marzo de 2017 la mesa del transporte sanitario publicó sus conclusiones, ha pasado más de un año y el Gobierno no ha implantado una sola de ellas”, ha afirmado..

Los regionalistas destacan, además, que “este Gobierno está gestionando con 126 millones más respecto a 2015 (un 13%), sin que eso se haya trasladado a una mejora de los servicios que reciben los ciudadanos”. Por último, Sayas ha recordado a Domínguez que “estamos a día 24 de julio y UPN sigue esperando que le remita el cuadro de mando del mes de junio”.

PPN: "NI SE MEJORA LA SANIDAD NI LAS CONDICIONES DE LOS TRABAJADORES"

Por su parte, desde el Partido Popular de Navarra han denunciado "los tres años perdidos que lleva la Sanidad navarra", después de escuchar al consejero Domínguez hablar de “retos de legislatura” cuando esta está por concluir en apenas diez meses.

“Las palabras del consejero en su balance de tres años al frente del Departamento de Salud, hablando de retos como la reducción de listas de espera, demuestran que estos tres años han sido absolutamente vacíos, y que el consejero ha sido incapaz de hacer nada por mejorar el sistema sanitario navarro”, ha afirmado el parlamentario popular Javier García.

“No puede ser que a estas alturas de legislatura se plantee qué hacer con algo tan grave como las listas de espera, que desde el PPN llevamos alertando hace tiempo de cómo van aumentando, a pesar de que el consejero haya hecho verdadero encaje de bolillos para disfrazar las cifras y manipular los datos”, indica el parlamentario popular.

“Además, no tiene ningún sentido hablar de la consolidación de los servicios públicos cuando el Departamento de Salud es uno de los que tiene mayor número de contratos vencidos sin que haya nuevas licitaciones, tal y como denuncia la Cámara de Comptos, o cuando el número de derivaciones sigue aumentando”, continúa.

“Tampoco es de recibo que el consejero no haga mención a la dantesca situación de Pediatría, cuando un innumerable número de localidades navarras, especialmente de la Ribera, no cuentan con pediatra para la atención de los menores, y tampoco se puede entender que no se mencione la inquietante fuga de médicos, y la falta de soluciones al respecto por parte del Departamento de Salud”, afirma García.

“Las pésimas condiciones laborales han provocado que los sanitarios navarros prefieran formarse y trabajar en otras Comunidades, y eso dice mucho de la situación de la sanidad navarra”, ha enfatizado García.

“Y no olvidemos el goteo incesante de dimisiones y ceses que se han producido en estos tres años en los diferentes servicios del SNS-O, lo que agrava el problema organizativo del mismo”, ha añadido el popular.

“Igualmente, desde el Partido Popular de Navarra ya hemos denunciado en otras ocasiones los colapsos en Urgencias que han ocurrido a lo largo de este año, y también la opacidad en la gestión de la información en la muerte de una persona por legionella en Tudela, suceso del que ni siquiera se informó a la plantilla del Hospital Reina Sofía”, recuerda el parlamentario popular.

“Creemos que está hablando de una realidad alternativa que no tiene lugar en Navarra, pues lo cierto es que en estos tres años, ni se han mejorado los servicios a los ciudadanos, ni se ha mejorado la atención sanitaria, ni se han mejorado las condiciones laborales de los profesionales sanitarios”, ha concluido Javier García sobre el balance del consejero de Salud.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La oposición desmonta el balance de Salud en Navarra: "La apuesta por una sanidad pública es mentira"