PREMIUM  POLÍTICA

La senadora navarra Cristina Sanz acusa al ministro Grande-Marlaska de "estar plegado a los dictados nacionalistas"

Ha preguntado al titular de Interior "cuál es el plan del Gobierno de España sobre el acercamiento de presos de la banda terrorista ETA".

Cristina Sanz, senadora navarra del PP (2) CEDIDA
Cristina Sanz, senadora navarra del PP (2) CEDIDA  

La senadora navarra del Grupo Popular Cristina Sanz ha asegurado que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska y el Gobierno de Pedro Sánchez “están plegados a los dictados nacionalistas para mantenerse en La Moncloa”.

Durante la sesión de control al Gobierno, la senadora popular por Navarra ha cuestionado al ministro del Interior qué criterios está manejando el Ejecutivo sobre la política de acercamiento de presos de ETA al País Vasco y Navarra.

En su exposición de motivos, Sanz ha apelado al ministro para que “diga la verdad de lo que piensa, ya que por su papel en la Audiencia Nacional, sabe como nadie lo que ha supuesto el terrorismo de ETA para miles de personas”.

Así, la dirigente popular ha aseverado que “una vez derrotada ETA por el Estado de derecho, la sociedad española no le debe nada". Sobre todo, “teniendo en cuenta la importancia que tienen las víctimas y su memoria en el relato que debemos construir sobre esta lacra que nos ha tocado vivir tiempo atrás”, ha apuntado.

En este sentido, la senadora del PP le ha preguntado al ministro del Interior “cuál es el plan del Gobierno de España sobre el acercamiento de presos; qué criterios está siguiendo su Ejecutivo en materia de política penitenciaria en el caso de la facilitación de la progresión de grados de los presos y, finalmente, si puede decir cuántos han rechazado o concedido desde que están gobernando".

El ministro ha defendido en su respuesta que las víctimas de ETA "creen al Gobierno y no al PP", porque ninguno de los 20 traslados de presos etarras autorizados desde que asumió la cartera han sido a cárceles del País Vasco.

CON UN SECUESTRADO

En su intervención, ha recordado el acercamiento de 90 presos durante el Gobierno popular de José María Aznar, mientras había "una persona secuestrada", y ha desvelado que desde el 2001, tiene en su despacho la foto de su compañero José María Lidón, un juez asesinado por ETA.

Grande-Marlaska ha calificado la dispersión de "éxito absoluto" mientras la banda terrorista estuvo activa, añadiendo que, tras su derrota por el Estado de derecho, "la dispersión cobra virtualidad".

El ministro ha señalado que ninguno de los 230 presos de ETA en cárceles españolas ha sido trasladado a prisiones del País Vasco desde que llegó a Interior, a excepción "solo de tres de la vía Nanclares", ha dicho, "que fueron preparados" por el Gobierno de Mariano Rajoy. También ha asumido como un "error" que no comunicara el traslado de Algeciras a Herrera de la Mancha de Sergio Polo, lo que ha relacionado con "cuestiones médicas y la protección de datos".

Tras su respuesta, la dirigente del PP ha puesto de manifiesto varios hechos, tales como que “hace varios meses que se reunió con asociaciones de víctimas del terrorismo y ante ellas se comprometió a informarles sobre cualquier acercamiento de presos, hecho que le honra, siempre que tuvieran cumplida la mayor parte de su condena y que no tuvieran delitos de sangre”. “Pero su compromiso no se ha mantenido”, ha aseverado Sanz.

ETARRAS DE MAYOR EDAD Y ENFERMOS

También ha destacado la dirigente popular que “en estos meses se han reunido el lendakari Íñigo Urkullu y el presidente Sánchez, y este se comprometió con los etarras de mayor edad y enfermos”.

De igual modo, “la presidenta del Partido Socialista en el País Vasco,  Idoia Mendía, cocinaba y brindaba junto al etarra Otegui en una sociedad gastronómica y se reunía con Ortuzar y el lendakari, a quienes prometió acelerar el acercamiento, y lo que es más grave, ser más flexibles con la concesión de progresiones en los grados de los presos”, ha recordado Cristina Sanz.

La senadora del PP por Navarra ha pedido al ministro Grande-Marlaska que “no hable del cumplimiento de la ley". "Hábleme de la política penitenciaria que está llevando a cabo su ministerio y su Gobierno: ¿estos presos etarras se han arrepentido; han pedido perdón; han colaborado con la justicia para esclarecer los más de 300 asesinatos que hay sin resolver?", le ha inquirido.

“A Grande-Marlaska le tiene que resultar muy incómodo ser ministro gracias al apoyo de Bildu, tan cercano a esa banda terrorista por la que usted tanto trabajó para terminar con ella”, ha concluido la senadora del PP.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La senadora navarra Cristina Sanz acusa al ministro Grande-Marlaska de "estar plegado a los dictados nacionalistas"