• miércoles, 21 de abril de 2021
  • Actualizado 04:42

 

 
 

POLÍTICA

El Gobierno foral defiende que no puede inmiscuirse en otras entidades locales tras ser acusado de no valorar el euskera

"El Gobierno no se posiciona respecto a las decisiones tomadas por otras instituciones públicas en ejercicio de sus competencias propias", asegura Remírez.

El vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez; y la consejera de Salud, Santos Induráin; valoran la situación actual de la pandemia de COVID-19 en Navarra. MIGUEL OSÉS
El vicepresidente primero y consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior, Javier Remírez. MIGUEL OSÉS

El consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha manifestado este jueves, tras criticar I-E "discriminación en determinadas convocatorias de empleo municipales en valorar el euskera", que el Gobierno foral "tiene las competencias que tiene y no se puede inmiscuir en un acto administrativo de otra entidad local".

Remírez ha respondido a una pregunta oral sobre las convocatorias de empleo municipal público y ha señalado que "desde la prudencia, el Gobierno no se posiciona respecto a las decisiones tomadas por otras instituciones públicas en ejercicio de sus competencias propias".

"El Gobierno no tiene un deber de control de la legalidad expreso de un acto administrativo en el cual no forma parte y fruto del ejercicio de las competencias de las entidades locales", ha dicho, para añadir que "como acto administrativo, está sujeto al pertinente control por vía administrativa como la contencioso administrativa por aquellas personas o grupos que se sientan perjudicados por esta norma".

Además, ha indicado que, tras la sentencia que anulaba varios artículos en relación con la valoración del euskera como mérito en la zona mixta y no vascófona, "el Gobierno está trabajando en la modificación del decreto para conseguir una normativa que no solo ofrezca la máxima garantía jurídica sino que tenga el mayor consenso social, político y sindical y respeto a la realidad sociolingüística de Navarra y su zonificación". "Si logramos un consenso se acabarán situaciones como las que señala", ha dicho.

La parlamentaria de I-E, Marisa de Simón, ha indicado que "me ha decepcionado su respuesta" porque "hay incumplimientos del decreto foral del euskera". "El Gobierno de Navarra tiene la responsabilidad de que las Administraciones locales cumplan con esa normativa, que es común a todos y todas y la discriminación es clara en determinadas convocatorias en valorar el euskera como no corresponde y en no valorarlo", ha dicho, para exigir al Ejecutivo que "tome medidas al respecto".

Según ha dicho, "no puede ser es que el conocimiento del euskera pase por encima de la experiencia y capacitación profesional cuando se usa como mérito y pase por encima como requisito de los derechos de la ciudadanía en el acceso al empleo público o se ningunee el conocimiento de esta lengua propia de la Comunidad foral".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno foral defiende que no puede inmiscuirse en otras entidades locales tras ser acusado de no valorar el euskera