PREMIUM  POLÍTICA

Una nueva imposición: el Gobierno de Barkos expande el euskera por todos sus departamentos

El primer departamento en presentar su plan ha sido el de Relaciones Ciudadanas e Institucionales.

Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra, comparece en el Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA
Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra, comparece en el Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA  

Los departamentos del Gobierno de Navarra trabajan en la aprobación de los planes lingüísticos 2019-2021 que se derivan de la aplicación del decreto foral que regula el uso del euskera en las administraciones públicas de Navarra.

Los planes fijarán las plazas que en cada unidad deberán tener requisito de euskera, una cuestión que se tratará en mesa sindical.

En este sentido, el próximo viernes el Gobierno foral presentará a los sindicatos la propuesta de criterios sobre cómo cubrir las plazas en cada unidad deberán tener requisito lingüístico, una cuestión que la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, no ha querido avanzar por respeto a los sindicatos.

Ha afirmado Ollo que, el propio decreto que regula el uso del euskera, "habla de que al personal fijo, tanto funcionario como laboral contratado, se le garantizan sus derechos a ocupar la plaza" y ha asegurado que "se preserva el derecho del personal fijo a continuar en su plaza con las nuevas condiciones".

En la rueda de prensa tras la sesión de Gobierno, la consejera ha explicado que su departamento ha aprobado ya su plan y que los diferentes departamentos harán lo propio las próximas semanas.

Y ha asegurado que el "principal" objetivo es "responder al derecho de la ciudadanía navarra a ser atendidos por la administración en euskera".

Según ha indicado, "en la administración no estábamos respondiendo a los más de 80.000 navarros que son euskaldunes" y ha afirmado que "frente a ese 13% de población euskaldun, tan solo un 0,9% de todas las plazas de la administración tenían el perfil bilingüe".

"El objetivo esencial es propiciar que se pueda atender a la ciudadanía bilingüe en las dos lenguas en un proceso de planificación de medio y largo plazo", ha declarado.

Sobre el plan aprobado por su departamento, ha explicado que comienza con una descripción de la estructura del departamento, una descripción del marco legal y datos demográficos y sociolingüísticos.

Realiza un diagnóstico inicial de la situación de partida, los datos disponibles acerca del conocimiento del euskera del personal y un análisis de la situación de las comunicaciones y recursos de cada departamento.

En este sentido, el plan de Relaciones Ciudadanas e Institucionales señala que el número total de plazas bilingües orgánicas del departamento es de 71, de un total de 159, lo que supone un porcentaje del 44,65%.

Si no se contabilizan las plazas de Euskarabidea, el total es de 98, de las cuales 12 son bilingües, el 12,24%.

Asimismo, en el plan se identifican las unidades orgánicas que son "prioritarias" para la atención a la ciudadanía en euskera y se establecen los objetivos que deberán desarrollarse en el periodo establecido, como formación en euskera del personal, información escrita bilingüe o criterios de atención de servicios licitados.

FORMACIÓN

Sobre la formación, el plan fija que "una vez que el Departamento establezca la preceptividad lingüística en las plazas que considere adecuado, informará a Euskarabidea sobre las necesidades de enseñanza de euskera y capacitación para ofrecer servicio en euskera a la ciudadanía".

Así, agrega el documento, la formación en euskera del personal se organizará en función del nivel de conocimiento de idioma.

Según se indica, los trabajadores que no tienen conocimiento de euskera o que su nivel es bajo realizarán cursos de formación y los trabajadores con nivel de conocimiento medio o alto podrán realizar cursos de capacitación lingüística.

La consejera Ollo ha señalado, a este respecto, que "no se va a obligar a nadie nada que no se pueda obligar" y ha considerado que "obligar a una formación suena ridículo".

"Los criterios que se van a adoptar para cubrir esas plazas se van a comunicar y aportar este viernes en la mesa sindical", ha incidido.

Según ha indicado, "todavía no está fijado el número de las plazas porque son tres años de vigencia del plan".

Y ha señalado que los criterios se basarán en "atención al ciudadano y realidad sociolingüística", ya que, según ha dicho, "no tiene sentido que una plaza de médico en Leiza no tenga perfil lingüístico".

ADJUDICACIÓN DE SERVICIOS PÚBLICOS

Por otro lado, el plan de Relaciones Ciudadanas e Institucionales establece que en los pliegos de condiciones para la contratación de prestación de servicios que realice el departamento se incorporarán progresivamente cláusulas para "asegurar la presencia suficiente y el uso del euskera en las actividades que supongan un uso lingüístico al objeto de garantizar el acceso de manera bilingüe a los mismos por parte de las personas usuarias".

A este respecto, Ollo ha señalado que "en la zona no vascófona evidentemente esos usos lingüísticos son menores o pueden no existir, pero en el momento que haya un uso lingüístico de atención a la ciudadanía, tiene que ser atendida por las administraciones".

Preguntada expresamente por si en todas las zonas se exigirá el requisito del euskera a las empresas, ha contestado que "depende".

"Uno de los criterios es el uso lingüístico, otro de los criterios es la zonificación y un tercero es la disposición de personal. Estamos mirando a la ciudadanía, no miremos sólo a la incomodidad o comodidad que nos pueda producir la reorganización de la administración", ha concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una nueva imposición: el Gobierno de Barkos expande el euskera por todos sus departamentos