PREMIUM  POLÍTICA

El consejero Mendoza manipuló datos en Educación para justificar la paralización del inglés

Presentó un informe antiguo y desactualizado para falsear la realidad del programa de aprendizaje del PAI, según desvela ahora UPN

El consejero Mendoza y el portavoz de UPN de Educación, Alberto Catalán.
El consejero Mendoza y el portavoz de UPN de Educación, Alberto Catalán.  

El consejero de Educación José Luis Mendoza manipuló los datos del PAI para justificar la paralización del programa de aprendizaje de inglés en Navarra en favor del euskera.

Así lo ha desvelado UPN, que ha señalado que cuando el consejero Mendoza compareció el 3 de noviembre en sede parlamentaria para informar sobre “los primeros datos de la evaluación del Programa de Aprendizaje en Inglés (PAI)” y centró su intervención, no en aportar dichos datos, sino en un informe del Servicio de Recursos Humanos fechado en febrero de 2013 sobre el desarrollo del programa, ya contaba con otro realizado por el mismo servicio que ofrece una visión actualizada y completamente diferente a la ofrecida por el consejero.

El informe ha sido desvelado por el portavoz de UPN en la Comisión de Educación del Parlamento, Alberto Catalán, quien ha manifestado que “es grave, irresponsable y una prueba más del sectarismo y la manipulación de los actuales responsables del Departamento que se haya ocultado dicho informe, que demuestra que se ha avanzado mucho a la hora de cubrir las necesidades del programa y que evidencia la realidad del PAI”.

Catalán ha recordado que en el informe de 2013 se manifestaba que “se precisaba análisis y propuestas de las medias adecuadas para una correcta implantación del PAI”. Sin embargo, ha aclarado, en el de octubre de 2015 se reconoce que “en el curso 2013-2014 la Dirección General de Recursos Educativos encomendó al Servicio de Recursos Humanos la tramitación de un Decreto Foral que dio como resultado el de 30 de abril de 2014 por el que se regula la provisión de puestos de trabajo correspondientes a los cuerpos de personal docente no universitario”.

Una de las cuestiones a las que aludió Mendoza en aquella comparecencia fue la falta de profesorado acreditado con nivel C1. Pues bien, según Catalán, “el informe indica que el 81,31% de los docentes que imparten el PAI cuenta con C1 y el 5,14% tiene reconocido C1 transitorio frente al 13,55% que sólo dispone del nivel B2”. “Se puso en duda la capacidad del profesorado y no es cierto”, ha agregado.

Además, ha señalado, el informe actualizado acredita que se ha producido una importante actividad formativa en capacitación lingüística del profesorado, ya que desde 2012 han sido 876 los docentes matriculados para aprender idiomas (de ellos 486 en C1).

Asimismo, el documento reconoce que se ha avanzado y adoptado medidas para que el Gobierno central modifique el Real Decreto de 2007 que impide la convocatoria de plazas con C1. “Y también deja claro que se sigue avanzando en la regulación del programa, no hay falta de normativa por tanto”, ha destacado.

Respecto a los supuestos excedentes a los que se refirió tanto el consejero como la propia presidenta Barkos creados en educación primaria en castellano, el informe señala que “el análisis de plantillas recogido en el informe de 2013 no había ajustado correctamente las necesidades y excedentes” y que “todo parece indicar que en los próximos cursos el sistema podrá hacer frente a los excedentes de plantilla de las especialidades de educación infantil e inglés con las necesidades que se prevén en educación primaria”.

Catalán ha ofrecido también datos del informe sobre la implantación actual del PAI en la red pública: en la zona de la Ribera lo imparten 42 de 44 centros (95,45%); en la zona media, 16 centros de 32 (50%); en Pamplona y Comarca, 22 de 51 (43,13%) y en la montaña un centro de 44 (2,27%).

A este respecto, el informe recoge que en el plazo de 9 años el alumnado de los modelos A/G escolarizado en PAI habrá pasado de un 52 % a un 89,83 % y que en Modelo D sólo 5 centros ofrecen PAI (Elizondo, Buztintxuri, Noáin, Sarriguren y Puente la Reina).

Por otro lado, Alberto Catalán ha denunciado que ha solicitado hasta en tres ocasiones la remisión de las evaluaciones diagnosticas que realiza la Sección de Evaluación del Servicio de Inspección del Departamento, pero que no se le ha facilitado. “Esperemos que con el último informe de los Servicios Jurídicos del Parlamento se nos faciliten”, ha apostillado.

No obstante, ha señalado que sí ha podido disponer de las dos evaluaciones realizadas en los cursos 2012-2013 y 2013-2014 a los centros PAI por el Servicio de Idiomas del citado departamento.

La conclusión que se extrae, ha manifestado, es que “los centros PAI superan el currículo en las áreas evaluadas de manera satisfactoria, tanto en castellano como en inglés, a la vez que siguen rindiendo excepcionalmente en la prueba de inglés oral. Se sigue confirmando que los  alumnos tienen mayor rendimiento en lengua extranjera sin que ello implique merma alguna en el resto de áreas (en el caso de esta evaluación: matemáticas y lengua castellana)”.

Además, ha añadido, la evaluación pone de manifiesto que el índice socioeconómico cultural, y muy particularmente el origen del alumnado y su lengua maternal no juega un papel determinante en este tipo de programas. “Esto contradice la creencia de que el PAI aumenta la dificultad en los niños que no saben castellano”, ha aseverado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El consejero Mendoza manipuló datos en Educación para justificar la paralización del inglés