POLÍTICA

La consejera de Justicia antepone beneficiar el euskera a las propias leyes y tacha de insensibles a los jueces

El Gobierno foral impugnará la sentencia del TSJN que anula cien plazas de maestros en euskera convocadas de forma ilegal en las últimas oposiciones.

La Consejera Beaumont comparece en el Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA10
La Consejera Beaumont comparece en el Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA10  

El Gobierno de Navarra impugnará la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) que anula las plazas para euskera contempladas en la última Oferta de Empleo Público (OPE) de personal docente no universitario aprobada por Decreto Foral 5/2016, de 10 de febrero, mediante el cual ya están trabajando desde el inicio de curso cien funcionarios en prácticas en estas plazas.

El Gobierno ha expresado su "valoración negativa" ante la decisión judicial. Lo ha hecho la consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia María José Beaumont, que considera que causa "perjuicios a los opositores que ya llevan meses trabajando tras obtener sus plazas".

Más allá de su valoración, la consejera de Justicia ha atacado al poder judicial, poniendo en entredicho su sentencia. "La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, que en Navarra trabaja y a Navarra se debe, demuestra una escasa sensibilidad a una de las dos lenguas cooficiales de la Comunidad”, ha afirmado tajantemente María José Beaumont.

La consejera ha tachado de "sinrazón" la anulación parcial de la OPE y ha pretendido sembrar la duda respecto al funcionamiento del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, ajeno a cualquier influencia política. Beaumont ha incidido en que las oposiciones se han convocado "de forma idéntica a como la han venido haciendo Gobiernos anteriores de UPN".

María José Beaumont mantiene que esta decisión contradice una sentencia anterior de la propia Sala de lo Contencioso: "Se señalaba textualmente como acertada la afirmación de que no son las Plantillas Orgánicas los sitios adecuados en donde deben constar y definirse los requisitos específicos que deben acreditarse por los funcionarios para acceder a un determinado puesto vacante”.

La sentencia del TSJN estima el recurso parcial a la OPE del Sindicato Afapna al considerar que las cien plazas de Educación en euskera “no vienen previstas en la plantilla orgánica con tal especificación”. El Gobierno reconoce que todas las vacantes figuran en la plantilla orgánica desde hace años en una bolsa con la única indicación de si son plazas de nivel B o A, pero añade que tampoco están adscritas a ningún centro, ni se especifican especialidades ni los requisitos de conocimiento de idiomas.

Por ello entiende que no es argumento para anular unas plazas determinadas, las de euskera. El Ejecutivo mantiene que al igual que en las oposiciones de los últimos años, las plazas también vienen recogidas especialidades. El Gobierno del cuatripartito se plantea dos posibles vías para la impugnación: bien por medio de interponer un recurso de casación al que da pie la propia sentencia o bien por medio de un incidente de nulidad de actuaciones basado en la apreciación de “errores y contradicciones de la sentencia al apreciar unos argumentos idénticos a toda la OPE para anular sólo una parte de la misma”, según ha manifestado la consejera de Justicia.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La consejera de Justicia antepone beneficiar el euskera a las propias leyes y tacha de insensibles a los jueces