• jueves, 07 de julio de 2022
  • Actualizado 01:50
 
 

POLÍTICA

El Comité Ejecutivo de UPN, reunido con Adanero: "Me he dejado la vida por este partido"

El órgano del partido está reunido esta tarde en la sede de los regionalistas en Pamplona para analizar la situación.

Ejecutiva extraordinaria de UPN tras el conflicto con sus dos diputados en el Congreso de los Diputados. IÑIGO ALZUGARAY
Ejecutiva extraordinaria de UPN tras el conflicto con sus dos diputados en el Congreso de los Diputados. IÑIGO ALZUGARAY

El diputado de UPN Carlos García Adanero ha asegurado a su llegada la reunión que la Ejecutiva regionalista celebra esta tarde que no tiene intención de entregar su acta y ha sostenido que esa es su "casa" y que "nadie le va a dar lecciones de nada", al tiempo que ha insistido en que "se cumplan los estatutos".

De esta forma se ha pronunciado en declaraciones a los periodistas que esperaban en las puertas de la sede de UPN en Pamplona, donde ha sido convocada la Ejecutiva para analizar la situación generada después de que tanto García Adanero como Sergio Sayas rechazaran la reforma laboral en contra del criterio del partido.

"Que se cumplan los estatutos. Esta es mi casa, llevo 35 años de afiliado y nadie me va a dar lecciones de nada. Eso seguro", ha afirmado a su llegada el diputado.

Al ser preguntado sobre si va a entregar su acta como ha pedido la dirección, ha remarcado que "el partido no es del presidente, tiene unos órganos, unos métodos", a lo que ha añadido que si se entregara el acta "por votar una cosa diferente a la que te dicen, si lo hubiéramos hecho siempre así estaríamos sin gente en el partido".

García Adanero ha reconocido que le da "mucha pena" que a alguien como él que se ha "dejado la vida por este partido" ahora le llamen "traidor por agradar a alguien". "Me parece una pena, pero son cosas de la política", ha lamentado.

Ha negado que engañaran al decir a primera hora que no romperían la disciplina de voto aunque ya habían expresado que no compartían la decisión de votar a favor y es que, ha recalcado en ese sentido, esperan que a lo largo de la mañana se les explicara el acuerdo al que se había llegado para tomar esa decisión pero "esa llamada nunca llegó".

Al respecto, ha apuntado que se han enterado de que "ha habido un acuerdo por lo que está diciendo la prensa". "La Ejecutiva había quedado en que si era que sí sería a cambio de una contraprestación importante, pero no hubo oportunidad de valorarla", ha subrayado, al tiempo que ha añadido: "No sé si la sabe nadie, en UPN hasta donde se yo la sabrá la dirección, los diputados no".

Y esa información era necesaria para romper la coherencia de dos años de oposición, según el diputado, quien ha agregado que él no va a romper esa coherencia "por agradar al PSOE".

Preguntado sobre si lo que se está viendo es la contraprestación hubiera cambiado el sentido de su voto, ha asegurado que no. Por lo que trascendió este jueves ese acuerdo incluía, al menos, la no reprobación del alcalde de Pamplona y la aprobación de modificaciones presupuestarias.

Cuestionado por afirmaciones como las de la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, que ha acusado al PP de "comprar" el voto de los dos diputados de UPN, ha respondido: "Esas son palabras miserables supongo que de alguien que está acostumbrado a que le paguen, a mí nunca me han pagado por hacer nada en política, me han pagado el sueldo público, no otra cosa".

"Entiendo -ha continuado- que cuando no se tiene principios se piensa que los demás no tienen principios, pero los demás sí tenemos principios".

Ha reconocido que es consciente de la repercusión de su decisión, pero ha puntualizado que esa también es "la que quiera dar la dirección y me llama la atención y me preocupa que parece que junto con el PSOE están encantados de la posibilidad de que algunos desaparezcamos de la política".

"Si lo que se pretende es eliminar del partido a dos personas que para mucha gente son un referente, así no se agrandan los partidos, se empequeñecen los partidos", ha opinado.

A la reunión de la Ejecutivo acude a "ver qué dicen". "No tengo nada que proponer hice lo hice, lo hice pensando en los valores y principios de UPN, en la coherencia por los años de oposición que llevamos. Mucha gente, mucho afiliado lo ha entendido, a ver qué dice la dirección".

"El partido es una institución que tiene unos órganos que habrá que cumplir y me siento muy dolido porque se diga que no represento a UPN, no he votado en contra de los principios y valores de UPN en ningún caso, ni he ido contra sus principios y valores", ha aseverado, insistiendo en que quien opine que cambiar el sentido de voto es motivo de expulsión "se está confundiendo y mucho".

MIGUEL SANZ: "lo que se ha hecho tiene su gravedad"

Por su parte, el ex presidente de UPN, Miguel Sanz, ha expresado su "tristeza" y "extrañeza" por la decisión de los diputados Sergio Sayas y Carlos García Adanero, una actuación, ha dicho, que "deja muy poco margen de maniobra a la Ejecutiva".

En declaraciones a los medios a su llegada al Comité Ejecutivo de UPN, Sanz ha afirmado que "lo que se ha hecho tiene su gravedad respecto a los estatutos y, por tanto, habrá que valorarlo conforme a la propuesta que haga el comité de disciplina". Según ha explicado, la Ejecutiva hará una propuesta al comité de disciplina que, a su vez, remitirá otra propuesta al Consejo Político, que será el que finalmente decidirá si la acepta o no.

Preguntado sobre si considera que Adanero y Sayas deben ser expulsados del partido, Sanz ha señalado que "eso deberá decidirlo el comité de disciplina y ahora lo valoraremos en el Comité Ejecutivo". No obstante, ha reconocido que "la posición que han adoptado los diputados deja muy poco margen de maniobra a la Ejecutiva, porque incumplir las directrices de la dirección, adoptadas en el propio Comité Ejecutivo, además del añadido del engaño que ha supuesto el decir públicamente que iban a cumplir con las directrices, me parece que deja poco margen de maniobra".

Miguel Sanz ha reconocido que tiene una "sensación de tristeza y de extrañeza, porque yo no me esperaba la actuación de estos dos diputados porque los conozco personalmente y han tenido mi afecto, a veces mi apoyo y hasta mi consejo para actuar en ciertos planteamientos que se iban a exponer en las Cortes Generales". Así, ha resaltado que cuando era presidente del Gobierno de Navarra y de UPN, Sayas y Adanero "han estado siempre a mi lado y han tenido mi afecto, mi consideración, incluso mi aplauso en algunas intervenciones que han hecho que, para mí, han sido brillantes". "Pero eso no quita para actuar como han actuado y criticar esa actuación", ha subrayado.

Ha reconocido que la relación de UPN con el PSN "queda dañada; es verdad que UPN ha salido de situaciones complicadas con anterioridad". Y ha esperado que el PSN "entienda que la actuación de dos representantes de UPN en las Cortes Generales no quita para que UPN pierda esa confianza que siempre ha tenido en el resto de partidos políticos". En este sentido, ha destacado que el partido regionalista "siempre ha trabajado bajo el principio de que cuando UPN pacta algo lo cumple". "En este caso se ha roto esa premisa y ha dañado la imagen de UPN", ha lamentado.

Miguel Sanz ha considerado que los dos diputados "no han obrado bajo ninguna cuestión maligna" al cambiar el sentido de su voto en el Congreso, sino que "se han equivocado rotundamente". Sí ha opinado que "han actuado en algunos aspectos maliciosamente porque escondieron lo que iban a hacer en las Cortes Generales". "No dudo de que no hay nada por detrás que pueda ser condenable desde el punto de vista personal pero sí es rechazable la actuación política que han tenido", ha concluido.

REUNIÓN DEL COMITÉ EJECUTIVO DE UPN

El Comité Ejecutivo de UPN está reunido esta tarde en la sede de los regionalistas en Pamplona para analizar la situación.

Tras la votación de la reforma laboral que ha generado todo este revuelo, UPN pidió ya ayer por la tarde que Sayas y García Adanero entregaran sus actas de diputado por ir "en contra de la decisión de los órganos del partido". Sin embargo, ambos han manifestado que no van a entregar el acta.

En este contexto, el Comité Ejecutivo de UPN está reunido en la sede de los regionalistas en la plaza Príncipe de Viana, con presencia del presidente del partido, Javier Esparza, el vicepresidente, Enrique Maya, la secretaria general, Yolanda Ibáñez, así como otros miembros de la dirección, como el expresidente del Gobierno de Navarra y del partido, Miguel Sanz.

Esparza ha llegado a la sede de UPN minutos antes de las cinco menos veinte, acompañado de la secretaria general del partido, Yolanda Ibáñez, y el parlamentario Pachi Pérez.

Tras ellos han llegado, entre otros, el expresidente Miguel Sanz, el alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, el parlamentario Juan Luis Sánchez de Muniáin, y las concejalas en Pamplona María Caballero, Ana Elizalde y María Echávarri.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Comité Ejecutivo de UPN, reunido con Adanero: "Me he dejado la vida por este partido"