POLÍTICA

La Comisión de Desarrollo Rural visita el Centro de Residuos Urbanos de Góngora

La planta, creada en 1992, da servicio a los 50 municipios agrupados en la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona.

Miguel Ángel Díez, Carlos Couso, Santos Cerdán, Aritz Ayesa, Maiorga Ramírez y Dabid Anaut en el Centro de Residuos Urbanos de
Miguel Ángel Díez, Carlos Couso, Santos Cerdán, Aritz Ayesa, Maiorga Ramírez y Dabid Anaut en el Centro de Residuos Urbanos de  

La Comisión de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local ha visitado este miércoles, a petición de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu e I-E, el Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Góngora, una planta que, creada en 1992, da servicio a los 50 municipios agrupados en la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP).

Los miembros de la Comisión de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local que han asistido han sido Luis Zarraluqui, Carmen Segura, Luis Casado (UPN), Unai Hualde, Isabel Aranburu (Geroa Bai), Maiorga Ramírez, Dabid Anaut (Bildu), Carlos Couso (Podemos-Ahal Dugu) y Santos Cerdán (PSN).

La delegación del Parlamento ha sido recibida por Miguel Ángel Díez, director del Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Góngora, Álvaro Martínez, gerente, Juan Martínez, jefe de vertido, Aritz Ayesa, presidente de la MCP, Carmen Laínez, directora del área de Residuos de la MCP, Álvaro Martínez, gerente de la MCP, Eva García, directora general de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, e Itziar Gómez, concejala del Ayuntamiento de Pamplona.

El objeto de la visita, según ha constatado Maiorga Ramírez, ha sido “conocer in situ las instalaciones del Centro de Góngora, el sistema de reciclaje utilizado y las perspectivas de futuro de la planta”.

GESTIÓN DE LA PLANTA

Seguidamente, ha tenido lugar un encuentro en el que Miguel Ángel Díaz ha expuesto la estrategia y el modelo de gestión de una planta que “combina la selección de envases con el vertido controlado de materia orgánica y restos no reciclables, y realiza, además, un aprovechamiento energético de los gases que se generan en la zona de vertido”.

A ese respecto, el director de Góngora ha advertido sobre dos cuestiones que tienen que ver con el incumplimiento de la Directiva que regula la eliminación de residuos mediante depósito en vertedero, tal y como han debido “reconocer” en la evaluación realizada a instancias del organismo europeo competente en la materia.

La primera inobservancia atañe al enterramiento de residuos (contenedor resto) de manera directa, sin manipular. “Nos falta el tratamiento previo de la fracción resto. Es nuestra mayor carencia, pero adolecemos de la infraestructura necesaria. La descomposición de los residuos genera lixiviados (líquídos contaminantes) y gas metano, lo cual tiene un efecto importante sobre el calentamiento global, de ahí la indicación de que sólo los residuos que hayan sido procesados puedan destinarse a vertederos”.

La segunda omisión alude a la inaplicación de estrategias tendentes a reducir progresivamente la cantidad de residuos biodegradables y es que la citada Directiva estipula que a partir del 1 de julio de 2016 sólo se podrá verter el equivalente al 35% del material biodegradable (orgánico, restos verdes, papel y cartón) generado en 1995, cuando “en la actualidad estamos en torno al 50%”.

ZONAS ALTERNATIVAS

Aritz Ayesa, por su parte, ha recordado que, en virtud del convenio suscrito en 2008 entre la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona y el Ayuntamiento de Aranguren, el vertedero de Góngora tiene como fecha de clausura el 31 de diciembre de 2022. “Estaba prevista la búsqueda de zonas alternativas de vertido para 2010, cuestión que debía haberse concretado en enero de 2014, pero nada de eso se ha hecho”.

Pese a ello, los responsables del Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Góngora han precisado que, por volumen, tomando como referencia las cifras actuales de volcado, el vertedero “podría seguir funcionando otros 40 ó 45 años, pues queda disponible un 36% de su capacidad. Hay que tener en cuenta que desde 2008 la dosis de vertido ha bajado casi a la mitad, de 230.000 toneladas a las 118.000 de ahora”.

Según ha dado a conocer el Presidente de la MCP, el Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Góngora recibe anualmente 88.000 toneladas de fracción resto, el 54% de lo que se genera en toda Navarra; 7.740 toneladas de envases ligeros, el 63% del territorio foral; 5.800 de madera; y 8.400 de vidrio, el 57% del total de la Comunidad. El porcentaje de recuperación asciende al 70% en envases, vidrio, papel y cartón.

Concluida la exposición, los responsables del Centro han guiado a los parlamentarios en su recorrido por las instalaciones de la planta de Góngora, donde han tenido ocasión de seguir todas las fases del tratamiento.

Así, la Comisión de Desarrollo Rural ha accedido a la nave de selección, donde se separan plásticos, metales y briks procedentes de la recogida selectiva de envases, que luego se recuperan como materias primas para posteriores procesos de producción. En dicha selección se combinan sistemas electrónicos, mecánicos y manuales.

Los parlamentarios se han desplazado también al vertedero, lugar en el que se procede al vaciado de los residuos orgánicos y restos no reciclables en las celdas de vertido, donde son compactados y cubiertos con tierra. Las celdas están impermeabilizadas y cuentan con las medidas de protección que aseguran el menor impacto ambiental. Una vez llenas, son selladas a la espera de su revegetación.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Comisión de Desarrollo Rural visita el Centro de Residuos Urbanos de Góngora