PREMIUM  POLÍTICA

Comienza el camino electoral: Barkos firma la convocatoria de elecciones en el Parlamento

La campaña electoral comenzará el 10 de mayo y tendrá quince días de duración.

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, firma el decreto de convocatoria de elecciones al Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos, firma el decreto de convocatoria de elecciones al Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY  

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, ha firmado este lunes, a las 9 horas, el decreto foral de convocatoria de elecciones al Parlamento foral, que se celebrarán el próximo 26 de mayo.

Este decreto se publicará este martes en el Boletín Oficial de Navarra, el mismo día en el que entrará en vigor.

La campaña electoral navarra, por tanto, de 15 días de duración, comenzará a las 0 horas del viernes 10 de mayo y finalizará a las 0 horas del día 25.

Asimismo, el decreto foral establece la fecha de constitución del nuevo Parlamento foral que surgirá de las urnas, que será el miércoles 19 de junio a las 11 horas.

El acto institucional de la firma ha tenido lugar en el Salón Verde del Palacio de Navarra ante la presencia de la presidenta del Parlamento foral, Ainhoa Aznárez, y los vicepresidentes del Ejecutivo foral, Manu Ayerdi y Miguel Laparra.

Tras la firma del decreto foral, Uxue Barkos ha calificado el ejercicio 2019 como "año electoral clave: la ciudadanía navarra elegirá en menos de un mes a sus representantes en todas y cada una de sus instituciones".

Ha querido mostrar su "satisfacción" por el periodo que concluye y que ha estado marcado, ha dicho, por un "importante relevo institucional".

"Las elecciones de 2015 dejaron un escenario parlamentario complejo. La existencia de hasta siete grupos parlamentarios en el seno de la Cámara foral es clara expresión, no de la división, sino de lo que la pluralidad política supone en nuestra Comunidad", ha añadido.

Según ha dicho, "no me cabe duda de que el futuro Parlamento de Navarra que saldrá de las urnas el próximo mes de mayo reflejará también esa diversidad con la que cuenta nuestra Comunidad".

"Se abrirá un nuevo escenario, el decidido de modo soberano por la ciudadanía navarra, pero será un escenario en el que será imprescindible, una vez más, llegar a acuerdos lo más amplios posibles para dar salida a las necesidades reales de la sociedad navarra e impulsar iniciativas y proyectos de futuro", ha expuesto.

Barkos ha indicado, a preguntas de los periodistas, que "cuando las formaciones nos lanzamos a la arena electoral lo hacemos con la mayor de las ambiciones" y "con esa ambición comparecemos".

Ha afirmado que "nos gustaría repetir en el seno de la estabilidad que hemos mantenido, con sus diferencias internas, y con el objetivo del interés general". Barkos ha reiterado que acuden "con la ambición de sumar más allá de los 26 escaños, claro que sí".

Sobre si estaría dispuesta a apoyar a María Chivite (PSN) si se presentara como candidata a la Presidencia del Gobierno, Barkos no ha entrado en esas hipótesis y se ha preguntado "si es la primera fuerza con representación en el Parlamento la única que debe asumir las responsabilidades de Ejecutivo o el diálogo tiene un valor necesario entre las fuerzas, y yo apuesto por la segunda opción, que el diálogo dote de estabilidad a las instituciones".

"Yo tengo claro que no asumiría estas elecciones pensando en si vamos a ser tercera fuerza o cuarta, nosotros salimos con la ambición de conseguir el mayor respaldo posible a las políticas que hemos propuesto estos cuatro años y seguiremos proponiendo en los siguientes", ha aseverado.

NUEVO PARLAMENTO

El nuevo Parlamento de Navarra se constituirá el 19 de junio, tras las elecciones forales del 26 de mayo, y ese mismo día elegirá a su presidente y a la Mesa.

A partir de esa fecha, se iniciará el procedimiento de presentación y, en su caso, elección del futuro presidente de la Comunidad foral.

El Gobierno de Navarra ha aprobado sendos decretos forales por los que se convocan elecciones al Parlamento y a los 346 concejos de Navarra, que habrán de celebrarse el domingo 26 de mayo, el mismo día que las elecciones municipales que se celebrarán en toda España (272 municipios en Navarra) y cuya convocatoria es competencia del Gobierno central.

Se eligen 50 parlamentarios en una circunscripción única, que se presentan en listas cerradas y bloqueadas y los escaños se reparten en función del voto ciudadano por un sistema proporcional corregido por la ley D'Hondt.

El Parlamento elige a su presidente y a la Mesa que habrá de gobernar la institución en los próximos cuatro años, lo que tendrá lugar en la sesión constitutiva del 19 de junio.

A partir de esa fecha, se iniciará el procedimiento de presentación y, en su caso, elección del futuro presidente de la Comunidad foral.

Dentro de los 10 días siguientes a la constitución de la Cámara su presidente ha de consultar con los portavoces designados por los partidos políticos con representación parlamentaria y proponer un candidato, convocando a una sesión plenaria con al menos 3 días de antelación.

La sesión de investidura comienza con la comunicación de la propuesta por el presidente.

A continuación el candidato expone sin ninguna limitación de tiempo su programa político.

La votación, secreta mediante papeletas, se lleva a efecto a la hora previamente fijada por la Presidencia.

Si el candidato obtiene mayoría absoluta se entiende otorgada la confianza; en caso contrario se celebra una segunda votación veinticuatro horas después, en este caso la confianza sólo requiere mayoría simple.

Otorgada la confianza, el presidente del Parlamento lo comunica al Rey para que proceda al nombramiento como presidente del Gobierno de Navarra mediante Real Decreto que se publica en el BOE y en el BON; dentro de los 10 días naturales siguientes a esta última publicación el presidente electo toma posesión de su cargo prestando juramento o promesa ante el Presidente del Parlamento (arts. 24 y 25 de la Ley Foral 14/2004, de 3 de diciembre).

Si el candidato queda rechazado se deben tramitar las sucesivas propuestas de candidato en la misma forma.

Y si transcurrido el plazo de tres meses desde la celebración de las elecciones al Parlamento de Navarra no se presentara ningún candidato o ninguno de los presentados hubiera sido elegido, el Parlamento quedará disuelto, convocándose de inmediato nuevas elecciones.

El nuevo Parlamento que resulte de la convocatoria electoral tendrá un mandato completo por un periodo de cuatro años.

El decreto foral de elecciones a los 346 concejos establece el sistema de elección de los miembros que han de integrarlos y los modelos de documentación que ha de utilizarse papeletas, sobres e impresos.

Asimismo, se ha aprobado la relación por orden alfabético de los concejos, agrupados por municipios, con indicación de la respectiva población y determinación en cada uno de los concejos de si corresponde elegir sólo al presidente del concejo abierto, o presidente y vocales de la junta, según ha informado el Parlamento foral.

BALANCE

La presidenta ha destacado la "estabilidad política" de esta legislatura en Navarra, "más allá de momentos de tensiones".

"Es el momento político en Navarra más estable desde el inicio de la crisis y es importante porque permite acometer con solvencia los retos que toda institución ha de solventar en respuesta a los objetivos y necesidades del interés general", ha comentado.

Ha indicado que la legislatura ha estado representada "por fuerzas políticas que no habían tenido en estos 40 años de democracia una responsabilidad en el seno de las principales instituciones de la Comunidad foral; sí a nivel municipal pero no tanto en la representación máxima del Parlamento ni del Gobierno foral" y ello "ha supuesto que hayamos tenido que trabajar en muchas ocasiones desde el inicio de la experiencia".

Según ha continuado, "no ha permitido por lo tanto llegar a finalizar lo que en su día las formaciones que comprometíamos el acuerdo programático, pero sí las líneas básicas y muchos de sus retos más profundos". Ha mostrado así "satisfacción" pero "con la convicción de que hará falta más tiempo".

Uxue Barkos ha insistido en que Navarra está mejor, tras esta legislatura, "en estabilidad política", algo importante, ha dicho, porque "al otro lado de la mesa, en negociaciones esenciales para el autogobierno de Navarra, nos hemos encontrado con cuatro gobiernos diferentes, tres elecciones generales, una moción de censura...".

Ha resaltado la presidenta que "hemos ordenado las cuentas, que no lo estaban".

"Recientemente Standar & Poors hacía una reflexión de la situación de confianza crediticia de Navarra, en la que señalaba que Navarra debía estar un escalón por encima pero que las propias normas que se dan no lo permiten; no permiten que una Comunidad esté dos puntos por encima de la situación crediticia del Estado", ha comentado.

Sobre la deuda, Barkos ha destacado que se "ha contenido" y "no ha evitado que hayamos hecho un trabajo importante en la recuperación de algunos de los recortes que se vivieron en la época de crisis".

"También se ha llevado un trabajo importante en la inversión, que debe sostener el crecimiento a futuro de nuestra Comunidad", ha expuesto.

La jefa del Ejecutivo se ha referido a las políticas fiscales, que "son siempre elemento de tensión".

"Creo que la tensión viene dada en muchas ocasiones por una situación de falta de puesta en valor de la importancia de las políticas fiscales que se ha producido en el seno no ya de la política navarra, tampoco de la española sino en el conjunto de la política europea; son muchos los dirigentes políticos en el seno de la política española y europea que están advirtiendo ya de la necesidad de que de manera conjunta asumamos todos los sectores de la sociedad la necesidad de repartir de manera progresiva, equitativa y justa el esfuerzo de tener una sociedad europea", ha comentado.

Barkos ha expuesto que "si queremos hacer frente a los retos que tenemos encima de la mesa" hay que "trabajar y también en políticas fiscales".

Ha señalado, ante propuestas de rebajas de impuestos por algunos sectores, que ello "revierte en términos negativos a la empresa" y "que se inyecte liquidez de manera rápida a la empresa desde el sector público y hacerlo a través de un ordenamiento de las políticas fiscales revierte de manera positiva no solo en el conjunto de la sociedad sino también en la empresa".

Se ha preguntado si ello podría tener un coste electoral y ha afirmado que "si la ciudadanía navarra prefiere tener una política fiscal más relajada y por lo tanto una sociedad más débil, más desigualdad, con menos inversión, sin capacidad de enfrentarse de una manera civilizada, moderna a nuestros retos de futuro y hacerlo en los mismos términos que las potencias europeas, estaríamos equivocados".

Pero ha defendido la política fiscal porque "creemos que es lo que la sociedad necesita y es lo que hemos ofrecido".

Preguntada por la propuesta de EH Bildu de aprobar un decreto ley que permita modificar el Presupuesto para gastar más en las inversiones financieramente sostenibles, Barkos ha señalado que el Ejecutivo central "ha aprobado un decreto que revalida el marco en el que se produjeron las inversiones financieramente sostenibles, marca un mismo sistema para llevar a cabo inversiones en el mismo ámbito con el superávit de 2018 y en eso tenemos que trabajar".

"Será con tanta rapidez como el rigor lo permita", ha expuesto.

La presidenta ha señalado que "estamos absolutamente de acuerdo con las reflexiones y las directrices que ha llevado a cabo el Gobierno central".

"En todos los márgenes en los que la legislación básica estatal nos permita seguiremos trabajando en esa línea", ha manifestado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Comienza el camino electoral: Barkos firma la convocatoria de elecciones en el Parlamento