POLÍTICA

Cohesión Territorial se pone como meta mejorar los servicios municipales, en los que gastará dos de cada tres euros

El departamento dirigido por Bernardo Ciriza dispondrá el próximo año de un presupuesto de 423 millones de euros.

El consejero Bernardo Ciriza, durante una comisión en el Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
El consejero Bernardo Ciriza, durante una comisión en el Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY  

El departamento de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra va a disponer en el 2020 de un presupuesto inicial de 423 millones de euros. De ellos, 257,5 millones de euros serán para Administración Local y Despoblación, 144,5 millones para Obras Públicas e Infraestructuras y 16,5 millones para Transportes.

El Ejecutivo foral ha destacado que el departamento dirigido por el consejero Bernardo Ciriza "va a destinar dos de cada tres euros de su presupuesto a avanzar en la mejora de los servicios básicos municipales". Además, prevé invertir en el 2020 un total de 223 euros por habitante en obras públicas e infraestructuras viarias, un 6% más con respecto al presupuesto inicial del 2019, ejercicio en el cual se destinaron 210 euros por habitante.

Según este departamento, "avanzar en la cohesión territorial de Navarra es avanzar en la mejora de los servicios básicos municipales". Así, en el 2020, el fondo de participación de las entidades locales en los tributos de Navarra alcanzará los 236,3 millones de euros, siete millones más que en el 2019. De esta cifra, destacan 197,6 millones de euros que se destinan a los ayuntamientos para hacer frente a sus gastos habituales; 26 millones de euros de la Carta de Capitalidad de la Ciudad de Pamplona; 434.000 euros de ayuda a la Federación Navarra de Municipios y Concejos; y 12,5 millones de euros de compensación a los ayuntamientos por corporativos y montepío.

Asimismo, el próximo ejercicio se presupuestarán, al menos, 17,5 millones de euros para el Plan de Inversiones Locales (PIL), el instrumento de cooperación económica del Gobierno de Navarra con las entidades locales. Se divide en tres líneas de actuaciones: las inversiones propuestas por el Ejecutivo foral, la programación local a petición de las entidades locales en función de las líneas establecidas, y otras inversiones de libre determinación que deciden los ayuntamientos y concejos en función de sus necesidades. Entre estos proyectos se incluye la construcción y renovación de redes de abastecimiento de agua en alta, redes de abastecimiento, saneamiento y pluviales, obras relativas al Plan de Residuos Urbanos y el Plan de Banda Ancha, mejoras de edificios municipales, pavimentación de calles, arreglo de caminos y alumbrado público, entre otras inversiones.

Por otro lado, se ha incluido en el anteproyecto de presupuestos dos líneas de subvenciones de 100.000 euros, con objeto de que se comience a impulsar la Administración Electrónica.

Finalmente, y por primera vez en el anteproyecto de Presupuestos, se abre una línea de ayudas a entidades locales para implementar medidas para frenar la despoblación y se contempla la realización de trabajos para identificar actuaciones concretas (200.000 euros).

144,5 MILLONES PARA OBRAS PÚBLICAS E INFRAESTRUCTURAS VIARIAS

Obras Públicas e Infraestructuras alcanzará el próximo ejercicio los 144,5 millones de euros, casi ocho millones más con respecto al ejercicio actual. De esta cifra global, destacan 42,6 millones de euros que se destinarán a la conservación de la red viaria, casi seis millones de euros más que en el 2019, con un incremento del 15,6% respecto al presupuesto anterior. Cabe remarcar actuaciones en materia de conservación y centro de control por importe de 33,8 millones de euros (un crecimiento de 4,8 millones) y de seguridad vial por importe de 5 millones de euros (un avance de 400.000 euros). El presupuesto también contempla refuerzos de firmes por importe de 1,9 millones de euros (una cifra superior en 1,9 millones).

La finalización de la variante de Tafalla (7,3 millones), las actuaciones de conversión de la carretera N-121-A (Pamplona-Behobia) en vía 2+1 (un millón), la adecuación del cruce de Mendívil (452.000 euros) o el proyecto de duplicación de los túneles de Belate y Almandoz (750.000 euros) son otras de las actuaciones previstas para el 2020 en materia de obras públicas e infraestructuras. Los cánones de la Autovía del Camino (A-12) alcanzarán en el 2020 los 50,6 millones de euros; y los de la Autovía del Pirineo (A-21), los 19,6 millones de euros. Asimismo, el anteproyecto destina 12,5 millones al canon de los riegos de la ampliación de la primera fase del Canal de Navarra.

Con objeto de mejorar la conectividad de todo el territorio con las localidades en las que se encuentran los servicios de interés general, se va a potenciar el Plan Integral de Transporte Interurbano de Viajeros de Navarra (PITNA). En el 2020, el PITNA contará con 2,1 millones de euros de presupuesto, lo que supone un 5% más que el ejercicio anterior.

Asimismo, la aportación al transporte público de la comarca de Pamplona alcanzará los 11,58 millones de euros. Destaca, también, la apuesta por la modernización del transporte, que incrementa sus recursos un 124% (544.000 euros).


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Cohesión Territorial se pone como meta mejorar los servicios municipales, en los que gastará dos de cada tres euros