• jueves, 20 de enero de 2022
  • Actualizado 04:21

 

 
 

POLÍTICA

El gerente de Salud en Navarra no ve indicios de cohecho: "No hemos eliminado pruebas"

Navarra Suma considera que se trata de un caso "gravísimo" y mantiene que la actitud del gerente y sus explicaciones son "decepcionantes".

La consejera de Salud, Santos Induráin; el director gerente del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), Gregorio Achutegui; y la directora gerente del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), Marian Nuin, informan sobre los siguientes pasos a seguir en el plan de vacunación de Navarra. MIGUEL OSÉS
El director gerente del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), Gregorio Achutegui. MIGUEL OSÉS

El director gerente del Servicio Navarro de Salud (SNS), Gregorio Achútegui, ha manifestado este viernes que "no ha habido intento de ocultar ningún delito ni de eliminar ni mucho menos ninguna prueba" en el caso de posible delito de cohecho en el Área de Corazón del Hospital Universitario de Navarra.

El parlamentario de Navarra Suma Juan Luis Sánchez de Muniáin, por su parte, ha afirmado que "hay indicios para el defensor del Pueblo, para el fiscal, para el juez instructor y para ustedes no" y ha criticado que "han rehusado presentarse en la causa".

Achútegui ha comparecido, a petición de Navarra Suma, en comisión parlamentaria para informar, según pedía la coalición, "los motivos por los que presuntamente se instó a destruir las grabaciones que acreditaban el presunto delito de cohecho y el posterior desistimiento de investigar los hechos, una vez que el personal directivo tuvo conocimiento del contenido de las grabaciones que apoyan los indicios".

El gerente del SNS ha manifestado que este caso "está enmarcado dentro del proceso de facilitación y mediación que se organizó dentro del SNS, un proceso que tiene características de facilitación y un entorno de confianza y cierta confidencialidad de las actuaciones". "Se organizó porque el proceso de mediación interna fracasó y había que dar un paso más, con una empresa externa, y esa empresa tuvo plena libertad para organizar su trabajo", ha dicho.

En ese contexto, ha continuado Achútegui, la empresa "propuso hacer un acto simbólico, de reunirse y ver una grabación; y se hizo tal y como lo planteó la empresa mediadora". "Se intentó reducir las diferencias entre las personas implicadas en los conflictos y no se logró", ha expuesto, para precisar que "los intervinientes tuvieron acceso a una grabación de unos dos minutos, que se oía mal". "Se oyó e hicieron un acto simbólico de destrucción de la grabación, que no se ha producido realmente", ha expuesto.

El gerente ha afirmado seguidamente que "no se ha destruido nada y no ha habido intención de destruir nada, ni delitos ni pruebas". "Es un hito en el proceso de mediación y el resultado no fue el esperado y fracasó, igual que el proceso interno y así lo constató la empresa mediadora", ha dicho, y ha indicado que "a partir de ahí se inició un proceso de reflexión dentro del servicio para ver qué pasos dar y pensando en que procedían medidas organizativas".

Achútegui ha comentado que "no sabemos lo que se aportó por el denunciante al Defensor del Pueblo, lo que sí sabemos es lo que se aportó al SNS, una grabación de dos minutos". "Es posible que el defensor del Pueblo tuviera suficientes elementos de juicio para llevarlo a la Fiscalía", ha expuesto, para señalar que "estamos a la espera de las decisiones judiciales, colaborando en lo que se nos pide".

Ha insistido en que "no ha habido ningún intento de ocultar ningún delito ni de eliminar ni mucho menos ninguna prueba". "Con las lógicas discrepancias, el conflicto es fundamentalmente laboral, que ha tenido una resolución laboral razonablemente buena, con ritmos que son razonables", ha manifestado.

Y ha indicado el gerente que "nunca hemos tenido indicios suficientes para llevar el tema con fundamente a la Fiscalía, y no vamos a acudir a la Fiscalía con cualquier indicio que llegue a nuestro poder; y aquí no ha habido ningún indicio fundado en lo que nosotros hemos tenido conocimiento".

NAVARRA SUMA: "CASO GRAVÍSIMO"

El parlamentario de Navarra Suma Juan Luis Sánchez de Muniáin ha indicado, en su intervención, que se trata de "un caso gravísimo", "un posible caso de cohecho investigado por los tribunales de Justicia". Y ha reprochado que "es decepcionante" lo expuesto por el gerente "porque no hay nada más sospechoso que cambiar continuamente de versión".

Sánchez de Muniáin ha indicado que han pasado "de decir que no podían investigar los hechos porque no disponían de las pruebas a reconocer que le han requerido al denunciante destruir esos indicios". "Hay indicios para el Defensor, para el fiscal, para el juez instructor y para ustedes no", ha censurado, para criticar que "han rehusado presentarse en la causa".

Tras pedir al gerente que se personen en la causa, ha requerido que "no se crucen de brazos". "Ustedes no han hecho nada", ha indicado el parlamentario, quien ha criticado "inoperancia" y "silencio" desde el SNS.

Desde el PSN, Patricia Fanlo ha asegurado que “es un conflicto laboral de mucho tiempo” puesto que “este señor tenía muchos anexos B en el SNS desde hace más de 10 años” y ha recordado que los afectados “han firmado que no han percibido dinero”.

Ana Ansa, de Geroa Bai, ha considerado que “ha habido errores, cuanto menos de gestión”, si bien se ha mostrado prudente y a la espera de que se resuelva la vía judicial para así poder tener acceso a toda la información y poder “hacer una valoración técnica y política del asunto”.

Crítica se ha mostrado también la representante de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, quien ha considerado que “no se ha actuado ni con la debida diligencia ni con la debida transparencia” y que “el departamento de Salud se está equivocando” porque “pretende justificar determinadas actuaciones u omisiones en base a un conflicto laboral”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El gerente de Salud en Navarra no ve indicios de cohecho: "No hemos eliminado pruebas"