• viernes, 09 de diciembre de 2022
  • Actualizado 18:11
 
 

ECONOMÍA

Ciriza contradice a Maya: Pamplona "sí puede" asumir los servicios sin la capitalidad

El consejero ha defendido su nuevo modelo de financiación municipal y ha señalado que el concepto de capitalidad "es el pasado".

El alcalde, Enrique Maya, el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, el presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, David Campión, y miembros de la Gerencia y Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento visitan las obras de reurbanización y renovación de redes de abastecimiento y saneamiento en la zona sureste de Txantrea. MIGUEL OSÉS
El alcalde, Enrique Maya, y el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza. MIGUEL OSÉS

El consejero de Cohesión Territorial del Gobierno de Navarra, Bernardo Ciriza, ha opinado este viernes que Pamplona "sí que puede" asumir los servicios que presta actualmente con el nuevo modelo de financiación local que suprime la Carta de Capitalidad de la ciudad.

Así se ha pronunciado, en respuesta a preguntas de los periodistas, después de que el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, solicitara al Gobierno foral una comisión de transferencias para analizar las competencias "impropias y delegadas" que, en su opinión, la ciudad no podrá ejercer si se suprime la Carta de Capitalidad.

Ciriza no ha compartido las afirmaciones de Maya y ha contestado que "creemos que sí que puede". Ha considerado, además, que el concepto de capitalidad "ya está superado". "Nosotros, en un momento, la reivindicamos en el pasado; pero es el pasado porque ahora hay un nuevo modelo de financiación local con nuevos parámetros y variables que nos parece más justo y más solidario", ha concluido.

MAYA REMITE UNA CARTA A CHIVITE

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha remitido una carta a la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, para solicitar la "inmediata" creación de una comisión paritaria de transferencias.

Según ha informado el Consistorio pamplonés en nota de prensa, en esa comisión se deben "acordar las condiciones en las que el Gobierno de Navarra asumirá la parte sobredimensionada de los servicios, junto con el personal que actualmente dedico a ellos por el Ayuntamiento", y que Pamplona "ya no podrá ofrecer por falta de financiación" tras la próxima aprobación de la nueva ley de financiación municipal, que suprime la Carta de Capitalidad.

Como consecuencia de esos proyectos de leyes forales y según se recoge en la carta enviada por el alcalde, "el Ayuntamiento de Pamplona verá reducidos sus ingresos corrientes en más de 6 millones de euros anuales, que hasta ahora habían venido sufragando los costes suplementarios que esta ciudad tiene por ser la capital de la Comunidad Foral y que habían sido reconocidos en la exposición de motivos de la Ley Foral 16/1997".

La carta recuerda que "esta reducción de ingresos, según las previsiones del anteproyecto, se configura como definitiva y, en todo caso, irá aumentando progresivamente, dibujando un panorama futuro de ahogo financiero para la capital". La carta concluye con el deseo de "encontrar una solución a este problema".

Tal y como anunció el Ayuntamiento de Pamplona este miércoles, esa comisión de transferencia analizará las competencias impropias y delegadas que el Consistorio "ya no podría atender con la reducción de ingresos recogida en la nueva financiación" aprobada este viernes por el Gobierno de Navarra y que pasará ahora a trámite parlamentario.

El Ayuntamiento de Pamplona va a "cuantificar el coste real de todos esos servicios y prestaciones que viene realizando desde hace 25 años y que, ante la falta de financiación con esos 6 millones de euros menos, debería volver a ejercer la administración competente, que es el Gobierno de Navarra".

CIRIZA: "EL NUEVO SISTEMA ES MÁS JUSTO"

Bernardo Ciriza ha defendido que el nuevo sistema de financiación local es "suficiente, más justo y solidario" y supone "un avance considerable, cuantitativo y cualitativo" respecto al sistema anterior y "constituye una poderosa herramienta para avanzar hacia una mayor cohesión social y territorial".

Ha resaltado, además, que "vincula una parte de la financiación a los servicios que prestan las entidades locales" y "supone la transición del modelo actual, centrado únicamente en Pamplona a través de la Carta de Capitalidad, a un modelo más global que contempla la aportación de todos los municipios al desarrollo territorial de Navarra.

Ciriza ha comparecido este viernes en rueda de prensa, tras celebrarse una sesión extraordinaria de Gobierno en la que han sido aprobados los tres proyectos de ley que regularán la nueva financiación municipal (proyecto de Ley Foral de modificación de la Ley Foral 2/1995, de 10 de marzo, de Haciendas Locales; proyecto de Ley Foral, por la que se establece la distribución y reparto del Fondo de Participación de las Entidades Locales en los tributos de Navarra por transferencias Corrientes; y proyecto de Ley Foral reguladora del Plan de Inversiones Locales).

Tres leyes que serán remitidas al Parlamento de Navarra para su debate y posterior aprobación.

El consejero, que ha estado acompañado en la rueda de prensa por el director general de Administración Local y Despoblación, Jesús Mª Rodríguez, ha puesto en valor el acuerdo alcanzado "con una mayoría parlamentaria" formada por los socios del Gobierno foral y EH Bildu para sacar adelante este nuevo sistema de financiación.

Según ha destacado, el nuevo sistema "va a conllevar un incremento de la financiación de los ayuntamientos así como una estabilidad sin precedentes". Así, ha destacado que este año recibirán 310 millones de euros para financiar los servicios que prestan a la ciudadanía y mejorar sus infraestructuras, 37 millones de euros más. Ha remarcado, además, que da una "continuidad y estabilidad sin precedentes" a las entidades locales".

Ciriza ha manifestado que es una "prioridad absoluta" del Gobierno de Navarra transitar hacia un "modelo más justo, solidario y eficiente" y ha afirmado que el actual sistema generaba "desigualdad entre los municipios en el reparto de fondos". Al respecto, ha subrayado que el nuevo modelo "refuerza la financiación de los municipios pequeños y en los que la dispersión es una característica de su término municipal".

37 MILLONES MÁS

Tal y como ha indicado Ciriza, las entidades locales dispondrán este año de 310 millones de euros para financiar los servicios que prestan a la ciudadanía y mejorar infraestructuras municipales, 37 millones más que en 2021, lo que supone un 14% más de aportaciones.

De esta cifra, un total de 258 millones se corresponden con el Fondo de Transferencias Corrientes -18 millones más que en 2021-, 30 millones con el nuevo Plan de Inversiones Locales (PIL), 8,5 millones con las obras de reserva del PIL 2017-2019, y otros 13,9 millones con la compensación por la pérdida de recaudación derivada de la reforma del Impuesto sobre Actividades Económica (IAE).

Esta cuantía de 258 millones se hará evolucionar a lo largo de los años con el IPC + 2. Además, hay que añadir una aportación de 13,9 millones para compensar a las entidades locales por la pérdida de recaudación que sufrirán debido a la exención del Impuesto de Actividades Económicas a pymes y autónomos cuya cifra de negocio sea inferior a un millón de euros, iniciativa llevada a cabo por el Gobierno de Navarra en 2021 y que persigue "el estímulo del emprendimiento y la reactivación de la economía en las localidades navarras".

En lo que respecta al nuevo Plan de Inversiones Locales (PIL), estará dotado con 30 millones de euros cada año. El nuevo plan regula la programación temporal para el periodo 2022-2028; no obstante, está prevista su continuidad hasta que se apruebe una nueva ley, lo que permitirá realizar nuevas planificaciones temporales y actuaciones más allá del 2028.

En cuanto a las líneas de inversión, se recogen en: Programas de Inversiones, Programación Local y Programa de Libre Determinación. La primera línea estará dotada con 9 millones de euros, la segunda con 12 millones y la tercera con otros 9 millones. Cabe destacar que, de manera excepcional, para este ejercicio, la distribución será la siguiente: 15 millones irán destinados a Programas de Inversiones y otros 15 millones al Programa de Libre Determinación.

Los Programas de Inversiones y la Programación Local se van a llevar a cabo con una planificación para cuatro y tres años inicialmente, y posteriormente en periodos de tres años. En cuanto a la Libre Determinación, su importe se distribuirá de forma anual.

Estas tres áreas de inversión del PIL se complementarán con otras ya incorporadas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, donde ya se contemplan proyectos de rehabilitación y eficiencia energética, autoconsumo, digitalización a través de redes, movilidad sostenible, reformas en centros residenciales, etc.

Con objeto de dotar de "mayor agilidad" a la ejecución de las inversiones, el nuevo plan plantea la sustitución de los planes financieros aprobados por el pleno por una declaración responsable sobre la viabilidad de la inversión, o la posibilidad de iniciar las obras antes de su inclusión definitiva. Además, se adelanta y se incrementa el abono inicial, que hasta ahora se hacía con la remisión por parte de las entidades locales del acta de inicio de obra. En la nueva ley foral que regulará el Plan de Inversiones Locales se establecerá que el abono inicial se realizará en el momento de la inclusión definitiva por un importe del 65% de la aportación correspondiente.

70 OBRAS DE RESERVA EN 2022

Además de los 30 millones relativos al nuevo PIL, este año se destinarán otros 8,5 millones de euros para ejecutar más de 70 obras de reserva del anterior PIL 2017-2019 en colaboración con medio centenar de ayuntamientos, concejos o mancomunidades.

A las cuantías aportadas por el Gobierno de Navarra, en este caso 8,5 millones en 2022, se suman las de las entidades locales, que aportarán cerca de 3 millones de euros sin tener en cuenta el IVA.

Entre las obras, el Gobierno de Navarra ha destacado: 956.000 euros a la Mancomunidad de Montejurra para una fase del abastecimiento en alta a Viana y Ribera; 677.000 euros al Ayuntamiento de Berrioplano para la pavimentación de las calles Biderri, Camino del Soto y Fuente Vieja; 672.000 euros a la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona para el abastecimiento a Goñi; 557.000 euros al Ayuntamiento de Cintruenigo para redes y abastecimiento, saneamiento y pluviales y pavimentación de diversas calles (Grupo San Roque, Sierra Andia, Félix Chivite, Martín A); 501.000 euros a la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona para redes de abastecimiento, saneamiento y pluviales de diversas calles de Berrioplano (Bideber, Camino y Fuente); 487.000 euros a la Mancomunidad de Montejurra para la clausura de la zona de vertido 1; 410.000 euros al Ayuntamiento de Castejón para redes de abastecimiento, saneamiento y pluviales, la pavimentación y el alumbrado de la calle Iñigo Arista; 379.000 euros al Ayuntamiento de Oroz Betelu para redes de saneamiento y pluviales y la pavimentación de calles en Olaldea; 298.000 euros a la Mancomunidad de Malarreka para la instalación de puntos limpios; 273.000 euros al Ayuntamiento de Cabredo para la renovación de la conducción en alta; 225.000 euros a la Mancomunidad de Ulzanueta para una conducción y un bombeo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ciriza contradice a Maya: Pamplona "sí puede" asumir los servicios sin la capitalidad