PREMIUM  POLÍTICA

Chivite no da la cara tras su acuerdo con el PNV y Bildu: se niega a hablar con los medios sobre sus alianzas

Al igual que hizo con sus reuniones de hace unos días, la socialista ha evitado dar explicaciones tras sus pactos con el nacionalismo vasco. 

María Chivite elude a los medios de comunicación, este miércoles durante el pleno del Parlamento de Navarra. EFE/ Jesús Diges.
María Chivite elude a los medios de comunicación, este miércoles durante el pleno del Parlamento de Navarra. EFE/ Jesús Diges.  

María Chivite se niega a dar la cara ante los medios. Se esconde y no ofrece explicaciones. Ya lo hizo hace unas semanas cuando mantuvo las reuniones con el PNV, Podemos e IE y lo ha hecho este miércoles tras su alianza con la derecha vasca y los abertzales de Bildu para entregar a Unai Hualde la presidencia del Parlamento foral. 

Además, Bildu ha entrado en la mesa del Parlamento, un asunto que los socialistas aseguraban siempre que no iban a permitir, pero que han aceptado de sumo grado como pago para conseguir llegar al Palacio de Navarra con sus 11 parlamentarios y de la mano de los anexionistas vascos

Chivite se ha negado a atender a las decenas de medios comunicación que se han presentado en el Parlamento de Navarra, en un nuevo desprecio a la ciudadanía navarra, que quiere conocer su opinión tras su acuerdo con la dirección del PNV en Bilbao para el reparto de la Comunidad foral. 

En su lugar, Chivite ha vuelto a mandar a hablar con los medios Ramón Alzórriz, que ha anunciado un "nuevo tiempo" en el que los socialistas podrán gobernar Navarra de la mano del PNV y Bildu. 

Ramón Alzórriz, portavoz, ha considerado, tras la constitución del pleno del Parlamento de Navarra y la elección de Unai Hualde (Geroa Bai) como presidente, que "hemos abierto un nuevo tiempo para el futuro" de la comunidad y ha afirmado que el objetivo de su partido "sigue siendo el mismo, conformar un gobierno progresista, plural y alternativo con una suma de 23".

"Para eso vamos a poner todo nuestro empaño", ha garantizado Alzórriz, quien ha remarcado que el PSN "quiere la presidencia del Gobierno de Navarra", para lo que necesitará el apoyo de Bildu en forma de abstención, como mínimo. 

En declaraciones a los periodistas al término del pleno de la Cámara foral, el secretario de Organización del PSN ha afirmado que "se ha dicho alto y claro que no vale ni lo de antes ni lo que había hasta ahora, que tocan nuevos tiempos". Y ha destacado que la ciudadanía ha dicho que "esos tiempos los tenía que liderar el PSN".

Según ha indicado, "para eso plantearemos un acuerdo programático a 23, para poner encima de la mesa la realidad y las necesidades de la ciudadanía navarra y mejorar las condiciones de cada uno de esos navarros". La mayoría en el Parlamento está en 26 y los socialistas quieren gobernar con PNV (9), Podemos (2) e IE (1).

"Ese es nuestro objetivo, ese fue, ese sigue siendo y, además, fieles a nuestras palabras. Nosotros siempre hemos dicho que no íbamos a dar nuestros votos a Navarra Suma y que tampoco íbamos a pactar con EH Bildu. Hoy es un nuevo reflejo de esas palabras", ha aseverado después de votar con Bildu al presidente del Parlamento y permitir su acceso a la mesa gracias al pacto con el PNV. 

Ha incidido así en que "seguimos con el mismo compromiso con la ciudadanía de conformar ese Gobierno que se centre en lo que nos une y no en lo que nos separa; que sienta la diversidad como propia; un Gobierno que tiene que ser un valladar de la defensa de las necesidades de la gente". "Para eso estamos trabajando, para eso trabajaremos y pueden estar tranquilos los navarros de que no les vamos a fallar", ha garantizado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite no da la cara tras su acuerdo con el PNV y Bildu: se niega a hablar con los medios sobre sus alianzas