PREMIUM  POLÍTICA

Chivite, presa de sus palabras tras afirmar que la derecha vivía mejor con ETA: "Es una interpretación torticera"

En declaraciones a los medios a su llegada al pleno del Parlamento, Chivite ha asegurado que “no fue una frase literal” y ha tachado a NA+ de "beligerante".

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, en su escaño del Parlamento foral. IÑIGO ALZUGARAY
La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, en su escaño del Parlamento foral. IÑIGO ALZUGARAY  

La presidenta de Navarra, María Chivite, ha insistido en que se ha hecho una “interpretación torticera” de sus palabras respecto a que “algunos vivían mejor con ETA", unas declaraciones que, a juicio del líder de Navarra Suma, Javier Esparza, “no contribuyen a mejorar la convivencia”

En declaraciones a los medios a su llegada al pleno del Parlamento, Chivite ha asegurado que “no fue una frase literal”, sino que se ha hecho una “interpretación torticera” de sus palabras, con las que quería hacer referencia a que se está haciendo una "utilización y banalización del terrorismo y de ETA”.

“Esto hace flaco favor a una historia que conseguimos todos los demócratas, que es acabar con la banda terrorista", ha señalado aludiendo al debate de investidura de Pedro Sánchez y mostrando su coincidencia de criterio manifestado en una entrevista por Borja Sémper, dirigente vasco del PP que esta semana ha anunciado su marcha de la política.

Ante esto, Esparza ha criticado que Chivite sea “incapaz de pedir perdón” por unas declaraciones que “no contribuyen a mejorar la convivencia” , son “impropias” de una presidenta del Gobierno y “molestan y duelen a miles de navarros”.

En referencia a EH Bildu, ha denunciado que “los únicos que banalizan la violencia son los socios del Partido Socialista de Navarra, que hacen homenajes a los asesinos de ETA cuando salen de la cárcel” y ha apuntado que esto es “no querer reconocer lo que ha pasado en Navarra en los últimos 50 años.

Aunque ha reconocido que es un partido legal respaldado por miles de navarros, ha insistido en que “no condena la violencia” y, por lo tanto, no es un partido más”, por lo que “quien lo pone al mismo nivel está banalizando lo ocurrido en Navarra”.

El socialista Ramón Alzórriz ha pedido que “se deje a un lado la utilización de las víctimas del terrorismo” y se empiece a “construir convivencia, diálogo y una Navarra mejor”.

En este sentido, ha asegurado que se debe avanzar en "justicia, reparación y acompañamiento" y ha mostrado su solidaridad con las víctimas, denunciado asimismo las acusaciones recibidas desde la derecha en Navarra y en el Estado llamándoles terroristas y asegurando que tienen las manos manchadas de sangre y que están traicionando a sus muertos.

Preguntada por los periodistas también se ha pronunciado respecto a este tema Marisa de simón, de I-E, quien ha subrayado que "absolutamente nadie vivía mejor con ETA", si bien ha comentado que "cada uno sabrá los instrumentos que utiliza para obtener rendimiento electoral" y ha asegurado que esto sería ilegítimo y su partido nunca lo hará.

A raíz de esta polémica, Chivite ha afirmado que Navarra Suma está mostrando “una actitud beligerante” e “hiperbólica” y ha manifestado su deseo de que “esta crispación que podemos vivir en el ámbito político no se traslade a la calle” ya que “no es bueno para nadie”.

Para ella, lo único que ha cambiado y que está produciendo esta tensión es que la derecha no está en el Gobierno ni en Navarra ni en España.

En este sentido, Esparza se ha defendido declarando que la presidenta “no soporta la crítica” y ha considerado que beligerancia es "insultarnos de forma permanente, colocarnos en al extrema derecha, llamarnos fascistas, tratarnos de la misma manera que EH Bildu y no querer aceptar ninguna propuesta que venga desde Navarra Suma”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite, presa de sus palabras tras afirmar que la derecha vivía mejor con ETA: "Es una interpretación torticera"