PREMIUM  POLÍTICA

Maldita hemeroteca: así prometía Chivite un gobierno "lejos de los nacionalismos" hace solo dos meses

La gente quiere que el Gobierno se dedique a lo importante, a las principales preocupaciones de la gente; y se aleje de cuestiones identitarias", añadía la candidata socialista.

Pleno de investidura de la socialista María Chivite. MIGUEL OSÉS
Pleno de investidura de la socialista María Chivite. MIGUEL OSÉS  

Han pasado algo más de dos meses desde que la candidata socialista a la Presidencia del Gobierno, María Chivite, prometía un Ejecutivo foral "lejos de nacionalismo", pero los resultados obtenidos en las elecciones del pasado 26 de mayo no fueron todo lo satisfactorios que el PSN hubiera esperado (11 escaños).

La coalición Navarra Suma, formada por la unión de UPN, Cs y PPN, barrió el espectro político y consiguió ganar las elecciones tras obtener 20 de los 50 escaños que se disputaban en el arco parlamentario.

Pero de poco ha servido. La pretensión del PSN de hacerse con el poder a cualquier manera ha imposibilitado un entendimiento entre ambas formaciones constitucionalista y externas al anterior cuatripartito.

Durante toda la campaña, la socialista María Chivite advirtió sobre sus líneas rojas. "No pactaremos con la derecha ni hablaremos con EH Bildu", repetía como un mantra. Sin embargo, y como dice la sabiduría popular, 'donde dije digo, digo Diego'.

La secretaria general desdibujó rápido sus "líneas rojas" y un tiempo después no ha dudado en aprovecharse de la abstención de la formación que no condena el terrorismo para llegar al Palacio de Navarra junto con sus otros socios, a los que ha criticado duramente en estos cuatro años negros de Gobierno de Barkos.

"Navarra no es de derechas y no es nacionalista", aseguraba Chivite en un acto de campaña a escasos tres días de las elecciones del 26-M al mismo tiempo que recordaba que el cuatripartito era una "vía muerta".

"La gente quiere que el Gobierno se dedique a lo importante, a las principales preocupaciones de la gente; y se aleje de cuestiones identitarias", añadía la candidata a la Presidencia de Navarra antes de acordar con Geroa Bai, aquellos que buscan la anexión de Navarra al País Vasco.

"Defendemos el marco institucional porque Navarra está dentro de España y Europa" y "apelo a Podemos e Izquierda Ezkerra que abandonen el bloque nacionalista". Lejos de producirse esta situación, el Partido Socialista de Navarra se ha sumado y ha abrazado con fuerza al nacionalismo vasco para auparse al poder del Gobierno foral.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Maldita hemeroteca: así prometía Chivite un gobierno "lejos de los nacionalismos" hace solo dos meses