• domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 09:33

 

 
 

POLÍTICA

Chivite destaca la "deuda" de Navarra con el exilio republicano en un homenaje en Elizondo

Chivite ha presidido este domingo en Elizondo un acto de homenaje al exilio republicano navarro, en el que también han intervenido el presidente del Parlamento, Unai Hualde; el alcalde de Baztan, Joseba Otondo

Joseba Otondo, Unai Hualde y María Chivite realizan la ofrenda floral.
Joseba Otondo, Unai Hualde y María Chivite realizan la ofrenda floral.

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha destacado este domingo la "deuda" del Ejecutivo foral con los navarros y navarras que tuvieron que exiliarse tras el golpe militar de 1936 y ha reivindicado las políticas de memoria para "que no se repitan las violaciones de derechos humanos" y para "construir una sociedad tolerante".

Chivite ha presidido este domingo en Elizondo un acto de homenaje al exilio republicano navarro, en el que también han intervenido el presidente del Parlamento, Unai Hualde; el alcalde de Baztan, Joseba Otondo, y tres familiares de personas exiliadas. Tras el acto institucional, se ha realizado una ofrenda floral ante el monolito en recuerdo al exilio republicano navarro, ubicado frente a la Plaza de los Fueros.

Con este acto, ha explicado la presidenta, el Gobierno de Navarra quiere "rendir un homenaje sencillo y sincero a todas las personas que se vieron obligadas a marchar al exilio" tras el golpe militar de 1936 "con la esperanza de encontrar fuera una oportunidad que necesitaban". Personas que huyeron por su "compromiso y lealtad al gobierno legítimo de la República y en prácticamente todos los casos por razones de seguridad personal y de sus familias".

"Sin duda dejar tu tierra, tu entorno, tu vida, tu familia, tuvo que ser una decisión muy difícil, una decisión que supuso un quebranto y un dolor enorme" para empezar "de cero y no saber qué es lo que te deparará el futuro", ha expresado.

La presidenta ha recordado que a algunos exiliados les esperaba en Francia campos como el de Gurs, otros decidieron regresar asumiendo los "enormes riesgos" y las "posibles represalias", mientras que otras personas comenzaron una nueva vida en otros países. "Otros no pudieron volver pero sus familias habéis preservado ese legado y reivindicado la justa memoria", ha valorado.

Chivite ha afirmado que "las instituciones teníamos que hacer gestos también para contribuir a ese reconocimiento y a esa memoria; Navarra tiene una deuda con vosotros y vosotras, con ellos y ellas, durante mucho tiempo se os dio la espalda y se os aparcó en el cruel olvido".

Así, ha subrayado que "no sólo perdieron quienes tuvieron que marcharse" sino también la propia Comunidad foral "a la que se le sustrajo un valioso patrimonio humano que era parte de esta cultura, de las artes, de la economía y de nuestra sociedad. Todas esas personas son parte de nuestra historia como navarros y navarras". Por eso, ha destacado que el Ejecutivo foral, "desde la empatía, la sensibilidad y la convicción", ha llevado a cabo acciones de reconocimiento del exilio como exposiciones, proyectos de investigación, un censo de personas exiliadas o proyectos educativos.

Y ha destacado el compromiso del Gobierno de Navarra de "no olvidar vuestro dolor y sufrimiento, mirar críticamente a la violencia injusta del pasado y aprender de él para construir día a día una sociedad más justa y más plural y para forjar entre todos una convivencia entre diferentes".

Chivite ha reivindicado "los valores de la democracia y la libertad" y ha manifestado que "somos un Gobierno comprometido con al libertad, con la mejor calidad de vida democrática y social de nuestra ciudadanía". Y ha puesto en valor las políticas de memoria como "herramienta necesaria para que no se repitan las violaciones de derechos humanos, para construir una sociedad tolerante y respetuosa con la diferencia".

Por su parte, el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde, ha resaltado que "este reconocimiento tiene mucho de presente porque no difiere del sufrimiento injusto de las personas refugiadas que hoy mismo huyen de la guerra, de la injusticia". "No podemos olvidar lo que aquí hemos vivido no hace tanto tiempo para comprender y empatizar con los que hoy mismo sufren situaciones de persecución, de huida".

En este sentido, ha destacado que el compromiso del Parlamento por "recordar y honrar a quienes sufrieron exilio es un deber ético, social e institucional". "No podemos dejar ni un sólo día de recordar que 3.000 personas fueron asesinadas en Navarra, y todo ese dolor fue silenciado durante años, un manto de silencio que ha durado demasiados años de premeditado olvido", ha criticado Hualde, que ha puesto en valor el "esfuerzo institucional reciente" por "terminar con décadas de mutismo".

"Hoy recordamos aquí en Elizondo el injusto sufrimiento de muchas personas padecieron en el exilio, pero también su contribución a la memoria, la causa de la libertad, justicia, democracia y el republicanismo", ha continuado el presidente de la Cámara foral, que ha remarcado que "mas allá de los debates y de las diferencias políticas habituales y lógicas que se dan en el Parlamento, la defensa de la paz, la convivencia y los derechos humanos es unánime, porque entre todos debemos construir una Navarra en la que todos nos sintamos en casa, por supuesto también quienes ahora viven lejos de nuestra tierra".

Unai Hualde ha resaltado que los Lugares de la Memoria de Navarra "son importantes para que se conviertan en espacios de recuerdo, de transmisión de valores democráticos y de convivencia".

"En Navarra hubo víctimas y verdugos pero también muchas personas que se jugaron la vida para salvar las de muchas otras personas", ha recalcado para seguidamente reivindicar el compromiso de las instituciones y las asociaciones por "seguir trabajando por y para la memoria como herramienta indispensable para una convivencia pacífica que supera el silencio que han sufrido las víctimas del franquismo". "Sólo así construiremos un futuro en libertad, tolerancia y justicia social", ha concluido.

También ha intervenido el alcalde Baztan, Joseba Otondo, quien ha manifestado que "el lugar de memoria que hoy se inaugura en Elizondo viene significativamente tarde, se podría decir que 40 años" y ha recordado a "los cientos de personas que tuvieron que huir y exiliarse de la feroz persecución del fascismo y las personas que participaron en las redes de apoyo" y que ahora dispondrán "de un lugar de recuerdo".

"Para evitar farsas y tragedias el recuerdo de la memoria de lo acontecido, el carácter del golpe fascista, el régimen de terror impuesto, las estructuras políticas y económicas que la soportaron y se desarrollaron posteriormente, deben ser analizadas críticamente buscando la verdad y la justicia", ha reivindicado.

En acto ha contado igualmente con los testimonios Sara Soriano Goikoetxea; María Carmen Yárnoz y Ana Araujo Hualde, familiares de navarros exiliados.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite destaca la "deuda" de Navarra con el exilio republicano en un homenaje en Elizondo