POLÍTICA

Chivite critica que el Gobierno tenga a Bildu como socio porque no condena la violencia y pide fomentar la convivencia pacífica

La portavoz socialista ha reclamado a la presidenta Barkos que "rechace las censuras que pueda recibir para ello desde la izquierda radical abertzale".

María Chivite atiende a los medios de comunicación .PABLO LASAOSA
María Chivite atiende a los medios de comunicación .PABLO LASAOSA  

La portavoz socialista, María Chivite, ha reclamado al Gobierno un "plan global para fomentar una cultura de convivencia pacífica, a través de su dirección general creada al efecto", y ha reclamado a la presidenta Barkos que "rechace las censuras que pueda recibir para ello desde la izquierda radical abertzale".

Ha pedido a la presidenta que sea "valiente y desautorice a su socio, si es necesario, para que la dirección general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, cuyo trabajo en materia de memoria histórica ha reconocido, actúe también sin trabas ni censuras para defender la paz con todas las letras, sin exclusiones, ni matizaciones ni justificaciones".

Ha echado también en falta "una posición menos timorata y más contundente d Barkos y de su partido, Geroa Bai, sobre la agresión a dos guardias civiles y a sus parejas en Alsasua", y ha calificado de "muy grave" que el Gobierno tenga entre sus socios a Bildu, “un partido cuyos estándares éticos están bajo cero, por no condenar la violencia y por no respetar la normal convivencia ni tampoco los instrumentos de una sociedad democrática, como son los Cuerpos de Seguridad del Estado".

HOMENAJES A PRESOS ETARRAS

Ha hecho también extensible su crítica a determinados equipos de gobierno de ayuntamientos de la Comarca de Pamplona “que están consintiendo actuaciones que nos parece que no deben ser amparadas por las instituciones, y me refiero a hechos como la ocupación de espacios, homenajes a presos de la banda terrorista ETA en programas festivos, etc.”. 

Chivite ha ofrecido su apoyo a la Presidenta para impulsar desde la dirección general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos un plan global que incida en dos ámbitos preferentes: la educación, “porque educar en estos valores es una necesidad evidente”, y la intervención social, dirigido a colectivos o sectores sociales concretos que generan problemas de convivencia ya sea por motivos ideológicos, por una concepción antisistema de la sociedad, etcétera.

Ha subrayado que “en la sociedad en la que vivimos estamos asistiendo a realidades como la violencia machista u homófoba, racismo, acoso escolar o laboral, o delitos de odio, que nos indican que algo va mal, porque se traduce en actuaciones violentas, ya sean verbales o físicas, y en menosprecio hacia los demás”, ha declarado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite critica que el Gobierno tenga a Bildu como socio porque no condena la violencia y pide fomentar la convivencia pacífica