PREMIUM  POLÍTICA

Chivite cambia de discurso y alaba a Barkos a cambio de sus votos: "Reconozco su gestión y recojo su herencia"

Barkos tienden la mano a Chivite y le insta a seguir el legado del cuatripartito "con una segunda etapa hacia una Navarra mejor".

La socialista y candidata a la investidura, María Chivite, conversa animadamente con la presidenta en funciones y líder de Geroa Bai-PNV, Uxue Barkos, en presencia del secretario general de Podemos Navarra, Eduardo Santos. PABLO LASAOSA
La socialista y candidata a la investidura, María Chivite, conversa animadamente con la presidenta en funciones y líder de Geroa Bai-PNV, Uxue Barkos, en presencia del secretario general de Podemos Navarra, Eduardo Santos. PABLO LASAOSA  

Ahora que requiere sus votos, la candidata socialista a la investidura, María Chivite ha cambiado el discurso con un ostentoso gesto en la sesión de investidura para ganarse el apoyo de sus nuevos compañeros de viaje.

"Reconozco su gestión y recojo su herencia", ha llegado a declarar la candidata socialista sobre la gestión del Gobierno cuatripartito de Uxue Barkos, contra el que cargó duramente en la pasada legislatura y durante la campaña electoral hasta que ahora ha convertido a sus partidos en socios.

La presidenta del Gobierno foral en funciones y portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha apostado por "construir una segunda etapa hacia una Navarra mejor" y ha mostrado el compromiso de su coalición con las "políticas de progreso y de convivencia".

En su intervención durante el debate de investidura de la candidata socialista, María Chivite, Barkos ha expresado la satisfacción de su coalición por "haber tenido la oportunidad de contribuir de manera definitiva a la conformación de dos mayorías políticas y con ello de dos gobiernos progresistas".

Así, ha puesto en valor las "mayorías sociales, progresistas y plurales" que "durante lustros se han encontrado con el tope obstinado de aquellos muñidores de la teoría de los quesitos que sabían hacer mayorías absolutas donde no había".

Barkos ha destacado que en este debate de investidura se apuesta por "construir una segunda etapa hacia una Navarra mejor" y ha valorado que, cuatro años después, "hemos sido capaces de ampliar la mayoría social" basada en "el respeto a la diversidad y las políticas sociales como garantía de los derechos ciudadanos". En este sentido, ha resaltado el papel que los socios del acuerdo programático tendrán "en la labor legislativa como en la labor de control constructivo de su acción de gobierno".

Uxue Barkos ha rechazado la idea de que la fragmentación política sea un problema y ha afirmado que "los momentos más fructíferos y que más avances han supuesto siempre han sido a raíz del diálogo y la negociación entre diferentes".

"El acuerdo es el resultado más palpable de la democracia, el beneficio final del único modelo de convivencia que respeta y defiende los derechos humanos", ha añadido la portavoz de Geroa Bai que ha añadido que "lo demás, en sus distintas formas no es más que la imposición de unos sobre los otros".

La presidenta del Gobierno de Navarra en funciones ha tratado de desgranar los supuestos logros de su ejecutivo y ha puesto sus "líneas rojas a la vuelta atrás" en la tasa de desempleo, la tasa de pobreza y la cobertura a las personas dependientes que hay en la actualidad en Navarra.

Igualmente ha incidido que "los datos de caja y cuentas en Navarra cuatro años después han mejorado sustancialmente" con un superávit de 104 millones frente al 0,68% de déficit de 2014. "Haremos a su gobierno el traspaso de poderes con una deuda del 16,7% del PIB frente al 17,9% que suponía cuando llegamos al Gobierno" y con "un crecimiento económico muy por encima de la media del crecimiento económico español y equiparable a las mejores regiones de la Unión Europea", ha destacado.

De la misma manera, ha puesto en valor que su ejecutivo ha sido capaz de aprobar cuatro presupuestos. Una "línea roja que no podemos permitirnos el lujo de retroceder", ha remarcado Barkos que ha pedido a Chivite que Navarra "está mucho mejor que hace cuatro años".

BARKOS TRATA DE DEFENDER SU GOBIERNO

Barkos ha señalado que el principal reto del nuevo gobierno es "saber mirar al futuro" y "no tener la más mínima tentación de mirar a un pasado que ya hace cuatro años desterramos de la vida de nuestra sociedad". Se ha referido así a "la intención, afortunadamente cada vez más minoritaria, de tratar de ocupar la política con falsos debates identitarios y de búsqueda del enfrentamiento permanente".

"La Navarra actual no tiene nada que ver con los mantras histéricos que agita una derecha concentrada y que lo único nuevo que ofrece en una suma de siglas para enmascarar su decadencia", ha aseverado.

Así, ha indicado que el problema de Navarra "afortunadamente ya no es la violencia terrorista o de cualquier otro signo político" y ha afirmado que "en nuestra tierra hoy vivimos en paz, y con el reconocimiento de la dignidad de la memoria de todas las víctimas".

Tampoco es problema, ha continuado, "una falsa anexión a cualquier otro territorio" ya que Navarra "es dueña de su destino y será lo que las navarras y los navarros queramos"; ni el euskera "ni su falaz imposición, porque a nadie se le ha impuesto en Navarra hablar o dejar de hablar lengua alguna".

"Ninguno de los problemas de Navarra tienen que ver con el discurso de esta derecha trasnochada y refugiada en las siglas de Madrid, que ha renunciado definitivamente a la defensa de los fueros y con ello a la defensa de los intereses de las navarras y los navarros", ha agregado.

Así, Barkos ha pedido a Chivite que haga "pedagogía política y explicar donde haga falta que la realidad plural de Navarra nada tiene que ver con la que esta derecha que nos toca padecer quiere hacer ver".

Como retos de futuro, la portavoz de Geroa Bai ha citado la "emergencia climática que ya vivimos", por lo que ha destacado que "ningún gobierno puede situar las políticas de lucha contra el cambio climático como un departamento secundario meramente retórico y sin el presupuesto necesario para combatir este drama".

Por otro lado, se ha referido a la "emergencia social". Así, ha indicado que "hemos oficializado la salida de la crisis" y ha destacado que "hemos creado empleo, pero la base de renta sobre la que se sostiene nuestra clase media se ha empobrecido y precarizado sustancialmente". A lo que ha unido la "incertidumbre internacional" por "las políticas proteccionistas agresivas del presidente Trump y la guerra comercial que mantiene con China" y el Brexit.

Por ello, ha opinado que el ejecutivo de Chivite debe ser "enormemente prudente en la administración del gasto" y le ha pedido que invierta en economía circular y en derechos sociales, y apueste por el "impulso del talento".

Uxue Barkos ha expresado el compromiso de Geroa Bai con "las políticas de progreso y convivencia" que, ha dicho, el nuevo gobierno debe poner en marcha. Ha puesto en valor "el diálogo, la negociación y el acuerdo" y ha ofrecido la "ayuda convencida" de su formación para "alcanzar un futuro mejor para Navarra". Igualmente, le ha advertido que "cualquier desfallecimiento por su parte en seguir por esta senda tendrá respuesta rotunda de Geroa Bai".

CHIVITE ALABA AHORA LA GESTIÓN DE BARKOS

Barkos ha finiquitado su balance pidiendo a Chivite que reconozca que hoy Navarra "está mejor" aunque tiene "emergencias" como el cambio climático o el empobrecimiento de la clase media y los jóvenes.

"Reconozco su gestión y recojo su herencia", ha admitido la candidata socialista, que ha compartido en su réplica los retos señalados por Geroa Bai y asegurado que la suya es una "apuesta clara, firme y convencida".

María Chivite, ante la petición de Barkos de transparencia, se ha comprometido a ir al Parlamento de Navarra "tantas veces como sea requerida" y ha destacado la "apuesta por el avance" del acuerdo programático, en especial en lo social.

Chivite ha asegurado que "no va a llegar el apocalipsis ni se va a vender Navarra" y ha afirmado que el tiempo y los hechos "nos darán la razón.

Por otro lado, ha valorado que "Navarra ha progresado" en la última legislatura "como España, la situación económica ha ayudado"; y ha destacado la gestión económica de Barkos que ha criticado durante los pasados cuatro años cuando ejercía la oposición.

La candidata socialista ha declarado que es consciente de su situación en minoría y ha indicado que las diferentes cuestiones deberán tratarse en la Cámara foral. "Por no ser fácil no tenemos que tirar la toalla", ha añadido Chivite que ha destacado que los socialistas "hemos de mostrado voluntad por llegar a acuerdos y fortaleza por defender este acuerdo".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite cambia de discurso y alaba a Barkos a cambio de sus votos: "Reconozco su gestión y recojo su herencia"