PREMIUM  POLÍTICA

Más nacionalismo: Chivite alcanza un acuerdo con el PNV a la espera de los votos de los proetarras de Bildu

Sólo faltan los votos de los proetarras de Bildu para poner la guinda al pastel del nuevo pentapartito nacionalista que controlará Navarra. 

La portavoz del PSN, María Chivite (d), junto a Uxue Barkos (2i) de Geroa Bai, Eduardo Santos (2d) de Podemos y Marisa de Simón (i) de Izquierda-Ezkerra, al termino de la reunión mantenida este viernes donde han cerrado un preacuerdo de programa de gobierno. EFE/ Jesús Diges
La portavoz del PSN, María Chivite (d), junto a Uxue Barkos (2i) de Geroa Bai, Eduardo Santos (2d) de Podemos y Marisa de Simón (i) de Izquierda-Ezkerra, al termino de la reunión mantenida este viernes donde han cerrado un preacuerdo de programa de gobierno. EFE/ Jesús Diges  

Navarra podría verse abocada a otros cuatro años de control de nacionalismo vasco. PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra han cerrado este viernes el preacuerdo para un programa de Gobierno tras una reunión de tres horas en el Parlamento de Navarra.

Las direcciones de cada partido deberán ratificar el acuerdo. Posteriormente, tendrán que negociar la estructura y composición de Gobierno, aunque previsiblemente las conversaciones continuarán ya después de los Sanfermines, es decir, a partir del 14 de julio

Sólo faltan los votos de los proetarras de Bildu para poner la guinda al pastel de este nuevo pentapartito nacionalista, tras la decisión de los socialistas de aliarse con los anexionistas vascos para incumplir así todas sus promesas electorales con las que engañaron a sus votantes asegurando que no negociarían con Bildu, algo que tendrán que hacer de manera irremediable.

El acuerdo ha sido anunciado conjuntamente por los cuatro partidos en una comparecencia en la que han participado la secretaria general del PSN y candidata a la Presidencia de Navarra, María Chivite, la jefa del Ejecutivo en funciones y líder de Geroa Bai, Uxue Barkos, el secretario general de Podemos Navarra, Eduardo Santos, y la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón.

La líder socialista ha agradecido "la disposición del resto de formaciones políticas por su voluntad de diálogo y de llegar a acuerdos, que son acuerdos muy positivos para Navarra".

Chivite ha señalado que se ha acordado "un programa ambicioso, centrado en las personas, progresista, con avances sociales, en el que se afrontan lo retos económicos que tiene nuestra comunidad, y en el que se hace especial hincapié en la convivencia".

El PSN perdió unas nuevas elecciones en Navarra, como ha venido haciendo en los últimos 25 años. Sin embargo, sus líderes han manifestado que nos están dispuestos a seguir sin poder y manifestaron abiertamente desear el Gobierno de la comunidad a cualquier precio. 

Los socialistas consiguieron unos raquíticos resultados con sólo 11 de los 50 parlamentarios de la Cámara y quieren presentarse a la investidura con los 9 votos del PNV (Geroa Bai) y los 3 que suman Podemos e IU. 

Con eso llegarán a una minoría de 23 parlamentarios que necesita del visto bueno de los proetarras de Bildu, que deben abstenerse o apoyar con sus votos para validar a María Chivite al frente del Gobierno de Navarra, algo que la socialista juró y perjuró que nunca haría. 

Sin embargo, las ansías de poder de la federación socialista les llevan a abandonar su posición constitucionalista para aliarse ahora con todos los partidos que buscan la desaparición de Navarra y su anexión al País Vasco. 

Navarra Suma, la coalición de UPN, Cs y PP ganó las elecciones en Navarra con el doble de escaños que el PSN y podría quedarse ya como único referente constitucionalista en Navarra ante el abandono de los socialistas en favor de las tesis del nacionalismo vasco y el populismo de Podemos, otro de los grandes derrotados en las pasadas elecciones. 

"NO HAY PLAN B"

Chivite ha asegurado que no tiene plan B si no prospera su investidura. "Estamos trabajando en nuestro plan, en el programa que hemos compartido para los próximos cuatro años, que es lo que queremos construir para los navarros, y esperemos que salga bien", ha afirmado.

Sobre la posición de la dirección del PSOE sobre el pacto en Navarra, María Chivite ha asegurado que "la entrevista de ayer del presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, fue clara" y ha considerado que se dicen cosas "donde ya no hay nada que rascar". "Hoy he estado hablando con la vicepresidenta del Gobierno, sabe lo que estamos haciendo, y no hay ningún problema en cuanto al acuerdo de programa de gobierno. No estiremos las cosas", ha señalado, para afirmar que los procesos de investidura para el Gobierno de España y el de Navarra son "independientes".

Por su parte, la líder de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha asegurado que "hoy Navarra lo que expresa es la capacidad desde el acuerdo entre diferentes de trabajar desde la política para dar respuesta al conjunto de la ciudadanía, empezando por un acuerdo programático".

Barkos, que ha mostrado la voluntad de Geroa Bai de entrar a formar parte del nuevo Gobierno, ha señalado que su formación no va a ser intermediaria entre PSN y EH Bildu para que la formación abertzale facilite la investidura.

"UN PROGRAMA AMBICIOSO"

En la comparecencia de prensa, María Chivite ha señalado que se ha acordado "un programa ambicioso, centrado en las personas, progresista, con avances sociales, en el que se afrontan los retos económicos que tiene nuestra comunidad, y en el que se hace especial hincapié en la convivencia". "Es un programa centrado en las personas, en el que se profundiza también en el autogobierno, desde la lealtad institucional, desde la Lorafna, desde el respeto a la Constitución, pero queremos avanzar claramente en nuestro autogobierno", ha señalado.

Por su parte, Uxue Barkos ha hecho "un reconocimiento a la posición del Partido Socialista, y quiero subrayarlo, en el sentido de que en ese acuerdo ambicioso, de marcado carácter progresista, plural, lo que se marca son líneas que ya vienen trabajándose, políticas para las personas, que desde un sesgo claramente progresista buscan una sociedad más fortalecida en el bienestar común y en el bienestar general, y más ambiciosa también en sus retos".

La líder de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha subrayado que su formación no ejercerá de intermediaria entre el PSN y EH Bildu. "Lo que ha hecho Geroa Bai desde el primer día de la legislatura ha sido trabajar por aquellos compromisos alcanzados con la ciudadanía, pero no hay intermediación como correa de transmisión de nadie. Corresponde al PSN buscar los apoyos", ha señalado.

Uxue Barkos sí ha expresado la voluntad de Geroa Bai de formar parte del próximo Ejecutivo foral. "No compartimos los procesos de Gobiernos de cuotas, nos parece que no generan la confianza necesaria, pero con la representatividad que nos ha dado la ciudadanía, nos vemos en la responsabilidad y la oportunidad para que Geroa Bai esté asumiendo responsabilidades claramente en ese Gobierno", ha señalado.

Chivite no ha querido valorar esta posición de Geroa Bai y se ha remitido a las negociaciones que continuarán después de los Sanfermines.

Por su parte, el secretario general de Podemos Navarra, Eduardo Santos, ha destacado "el valor del diálogo, el valor que tiene la política para demostrar cuál es la Navarra que queremos, una Navarra que dialoga y que es capaz de llegar a acuerdos y que es capaz de hacerlo desde la responsabilidad, desde la diferencia de formaciones políticas que son capaces de sentarse y de llegar a un programa de legislatura que es el que ahora mismo nos une".

Santos ha esperado que "nos queden cuatro años por delante para seguir dialogando, para sentirnos todos cómodos en lo que hemos acordado como líneas programáticos y también con ejes muy concretos pensando sobre todo en la ciudadanía".

Por último, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha asegurado que se ha acordado "un programa para desarrollar políticas progresistas y sigue basándose en los pilares de lo social y de la convivencia y el respeto a la diversidad". "Es un programa alternativo a la derecha y, en este sentido, Izquierda-Ezkerra cumple con el compromiso con la ciudadanía de facilitar un Gobierno alternativo a las derechas. Es un acuerdo de mínimos suficiente para que se desarrollen políticas para mejorar la vida de la gente", ha indicado.

En otro orden de cosas, a preguntas de los periodistas sobre las iniciativas parlamentarias que está presentando Navarra Suma, María Chivite ha señalado que "los únicos movimientos que ha hecho Navarra Suma es intentar dinamitar absolutamente todo y si esa va a ser su estrategia para los próximos cuatro años, debiera repensar qué utilidad tiene eso para la ciudadanía navarra".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Más nacionalismo: Chivite alcanza un acuerdo con el PNV a la espera de los votos de los proetarras de Bildu