• viernes, 12 de agosto de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

POLÍTICA

Piden a Chivite que no tenga "acercamientos a la derecha" tras los resultados de Castilla y León

Socios y apoyos del Gobierno de Navarra pero también la oposición han pedido este lunes a la presidenta de Navarra que tome nota de lo ocurrido.

Marisa de Simón junto a Adolfo Araiz, Ramón Alzórriz y Maiorga Ramírez en la Mesa y Junta de Portavoces. PABLO LASAOSA
Marisa de Simón junto a Adolfo Araiz, Ramón Alzórriz y Maiorga Ramírez en la Mesa y Junta de Portavoces. PABLO LASAOSA

Socios y apoyos del Gobierno de Navarra pero también la oposición han pedido este lunes a su presidenta y secretaria general del PSN que tome nota de lo ocurrido en las elecciones de Castilla y León, aunque lo han hecho desde lecturas contrapuestas.

Tras unos resultados que dan la victoria al PP pero necesitado de Vox para poder gobernar y que restan al Partido Socialista siete de los escaños que tenía, los apoyos de María Chivite le han pedido que no tengan tentación de acercamientos a la derecha.

Navarra Suma sin embargo ha considerado que las elecciones de ayer han reflejado con claridad que la ciudadanía no apoya los pactos a los que ha llegado Pedro Sánchez con determinados partidos y que "afectan" a la Comunidad Foral.

Finaliza la reunión de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento, el portavoz este lunes de NA+, José Suárez, ha indicado el Partido Socialista, sin responsabilidades de gobierno en Castilla y León , ha sufrido "una derrota que es de Sánchez", por lo que ha instado una "reflexión".

"Se ha pasado factura por la política nacional de Sánchez y su política de pactos, que afectan a Navarra, por lo que el PSN tendrá que tomar buena cuenta y pensar qué está pactando y con quién", ha dicho, y añadido que su partido, el PP, "está claro que ha ganado" y con ello "las posibilidades de que haya un gobierno estable son mayores", por lo que ha confiado en que Alfonso Fernández Mañueco sea capaz de logar esa "estabilidad necesaria".

"Se convocaron elecciones basadas en una mentira" y se va a pasar "de un gobierno moderado a uno que estará sostenido por la extrema derecha que quiere recortar derechos y libertades, retroceder años de avances sociales", ha afirmado por su parte el portavoz del PSN, Ramón Alzórriz, quien ha asegurado que Vox busca "retroceder años de avances sociales".

Por eso, tras apuntar que el PSOE en Castilla y León "ha trabajado bien" pero hay voto que ha ido a las formaciones regionalistas, ha asegurado que en el caso de Navarra los socialistas estarán "dando estabilidad a un Gobierno progresista".

En este sentido, la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, ha indicado que en Castilla y León ha habido "un avance inexcusable de la ultraderecha que debe tener reflejo en la necesidad de afianzar mayorías progresistas sin tentaciones de experimentos".

Y ha cuestionado una campaña electoral en la que "el eco reducía todo a una competición PP y PSOE" cuando finalmente los resultados de ambos "no han sido los deseados".

Adolfo Araiz, de EH Bildu, ha comentado en la misma línea que estas elecciones "dan una importante lección" y ha añadido que cuando en Navarra, "afortunadamente", hay una mayoría suficiente "para hacer frente a la derecha y a la ultraderecha" y "lo único que hace falta es voluntad política" para llevar a cabo políticas progresistas.

"El PSN debe tomar buena nota de esa lección, debe tomar buena nota para no tentarse con pactos o acuerdos con esa derecha porque ya sabemos lo que pasa" y hacer "políticas de izquierdas, para lo que hay capacidad en Navarra".

Por Podemos, Ainhoa Aznárez, ha subrayado que en Castilla y León "el PP ha conseguido uno de sus objetivos, sacar" del Gobierno a Ciudadanos pero, "por contra, ha abierto la puerta a la ultraderecha", lo que pone "en juego todos los servicios públicos", algo que ha apostado por evitar en Navarra avanzando en asuntos como el reconocimiento a las víctimas de abusos de la Iglesia, la ayuda a familias monoparentales o la violencia machista en el ámbito público e institucional.

Marisa de Simón, de Izqueira-Ezkerra, ha manifestado la "enorme preocupación" de su coalición ante "el avance de las derechas y los malos resultados de la izquierda transformadora", y ha defendido la necesidad de una izquierda "unida, fuerte", que sea capaz de solucionar los problemas de la gente" aunque, ha reconocido, "no hemos sido capaces de convencer y necesitamos una profunda reflexión".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Piden a Chivite que no tenga "acercamientos a la derecha" tras los resultados de Castilla y León