POLÍTICA

La Cámara foral rechaza la enmienda a la totalidad de UPN a la ley de Renta Garantizada, que sigue su trámite parlamentario

Al proyecto se han presentado 89 enmiendas parciales que ahora serán debatidas en comisión, antes de regresar al pleno para volver a votarse.

José Javier Esparza (UPN) en el pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
José Javier Esparza (UPN) en el pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY  

El pleno del Parlamento de Navarra ha rechazado la enmienda a la totalidad de UPN al proyecto de ley foral por el que se regulan los derechos a la inclusión social y la renta garantizada, al lograr solo el apoyo de los regionalistas.

La enmienda ha sido rechazada con los votos en contra de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos, PSN e I-E, a favor de UPN y la abstención del PPN. A partir de ahora el proyecto de ley, al que se han presentado 89 enmiendas parciales (54 UPN, 17 PSN y 18 PPN), será dictaminado en comisión, antes de volver al pleno para su debate y votación.

El proyecto de ley ha sido defendido por el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, quien ha sostenido que con esta reforma Navarra se sitúa "entre los modelos más avanzados de protección a los sectores más desfavorecidos".

Ha reconocido que "va a costar un esfuerzo" a la Administración y a la ciudadanía, ya que la nueva prestación, que sustituirá a la actual renta de inclusión social, supondrá una inversión adicional durante los próximos dos años de 18,8 millones.

La ley, que establece el requisito de la residencia legal de al menos dos años, salvo en unidades familiares con menores que entonces será de un año, contempla un aumento de un 20 % en las cuantías, con lo que se avanza en "la reducción de la pobreza y la mejora de los derechos y condiciones de vida de los desfavorecidos".

Tras señalar que existen unas 35.000 personas en situación de pobreza en Navarra y unos 12.000 hogares en los que todos los activos están parados, ha resaltado que la reforma introduce mecanismos de estímulo al empleo.

"La idea esencial es que el trabajo compense siempre", según Laparra, quien ha citado como uno elemento innovador el avanzar en la concepción del empleo como un "derecho garantizado".

Laparra, quien ha comentado que esperan llegar a 2.500 empleos subvencionados la mayoría para perceptores de la RIS, ha resaltado la mejora de la cuantía con especial hincapié en la reducción de la pobreza infantil y la mejora de las condiciones de los mayores.

Sobre la enmienda a la totalidad de UPN, ha dicho no entenderla, así como que significa "una vuelta atrás".

El portavoz parlamentario de UPN, Javier Esparza, ha compartido hablar de derecho a la inclusión, pero ha afirmado que parten de un "desacuerdo fundamental" sobre el modelo de sociedad.


Esparza, quien ha abogado por un "debate en profundidad", ha sostenido que "frente a un modelo en el que el protagonista es el subsidio", UPN defiende un "modelo de inclusión social y laboral".

"No queremos una reforma exprés frustrada", ha declarado Esparza quien ha incidido en que su propuesta mejora la del Ejecutivo. Entre otras cuestiones ha destacado que hablan del derecho de las unidades familiares, plantean reforzar los servicios sociales de base, eliminan trámites e incorporan obligaciones de los beneficiarios.

Ha concluido que si se aprueba la propuesta del Gobierno van a aumentar los costos y lo que es "más grave" no van a disminuir las familias que necesitan ayuda.

En el turno a favor, Ana Beltrán (PPN) ha sostenido que la mejor prestación es abonar el terreno para crear puestos de trabajo, así como que la búsqueda y consecución del empleo deben ser básicas.

Ya en el turno en contra, Isabel Aranburu (Geroa Bai) ha opinado que UPN convierte el derecho a la inclusión en la obligación a la inclusión y eso no funciona.

Por EH Bildu, Asun Fernández de Garaialde ha rechazado las políticas "regresivas y neoliberales" y de "recortes" a las que, ha dicho "no escapa UPN", tras lo que le ha mostrado sorpresa porque ahora digan "lo contrario" de lo que hicieron cuando gobernaban.

En su réplica Esparza le ha respondido que "Bildu es una máquina de generar exclusión política, social y laboral".

Mikel Buil (Podemos), quien ha opinado que UPN defiende el "trabajo garantizado obligatorio para pobres", ha calificado de "importante" el día de hoy porque "la ciudadanía va a empezar a ser rescatada legalmente con esta ley y con la de derecho la vivienda".

El PSN ha rechazado la enmienda a la totalidad porque son partidarios del debate, según Nuria Medina que ha defendido los derechos a la inclusión social y a la garantía de ingresos.

José Miguel Nuin (I-E) ha rechazado la enmienda al considerar que significa "no avanzar", mientras que la nueva ley supone un "salto cualitativo muy importante en la lucha contra la pobreza".

 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La Cámara foral rechaza la enmienda a la totalidad de UPN a la ley de Renta Garantizada, que sigue su trámite parlamentario