POLÍTICA

Del Burgo le recuerda a Beaumont que su escolta no es por capricho, sino por razones que "ella conoce bien"

El expresidente responde así a las palabras de la consejera, que ha calificado como "tonterías" los argumentos de Del Burgo para mantener la protección. 

Jaime Ignacio del Burgo, expresidente de Navarra. EFE
Jaime Ignacio del Burgo, expresidente de Navarra. EFE

El expresidente del Gobierno Jaime Ignacio del Burgo ha contestado hoy de forma contundente a la consejera de Interior, Mª José Beaumont, que ha calificado como "tonterías" los argumentos utilizados por el expresidente para mantener su escolta retirada por ella y Uxue Barkos y sobre los que un juez le ha dado la razón.

"Llevar escolta no es por un capricho personal ni por el deseo de disfrutar de privilegio alguno, sino por razones de riesgo objetivo que la señora consejera de Interior conoce bien ya  que procede del mundo de la autodenominada izquierda aberzale", le ha respondido Del Burgo a la consejera después de más de 40 años amenazado por la banda terrorista ETA

Del Burgo ha indicado, además, que si el interés de la consejera es estudiar la revisión de la normativa de expresidentes, le recomienda que aplique el mismo régimen del que disfrutan los lehendakaris vascos: "Pensión vitalicia a partir de los 65 años ( 45.000 euros anuales), coche oficial, escolta, despacho y secretaria. Si así lo hace, no tengo inconveniente en que introduzca una disposición especial que elimine al expresidente “más viejo” y anuncio que no recurriré", ha señalado Del Burgo. 

El expresidente del Gobierno de Navarra ha indicado que su recurso a los Tribunales de Justicia fue por considerar que la decisión del Gobierno de Navarra de retirarle la escolta "había sido un acto contrario a Derecho, como así lo ha declarado la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra".

Además, recuerda Del Burgo, "la norma foral reguladora de la seguridad personal de los expresidentes ha sido vulnerada en mi caso, no sólo porque dicha condición lleve aparejada un núcleo irreductible, insoslayable, continuado, permanente, definible y concreto de preservación de aquélla, sino porque se ha constatado la existencia de cierto riesgo que exige que el Gobierno foral me garantice un nivel suficiente de seguridad personal, que entiende la Sala sólo puede asegurarse mediante la prestación del correspondiente servicio de escolta"

Del Burgo concluye recordando que nunca ha solicitado ni al Gobierno ni a la Justicia el disfrute de coche oficial, ni de forma permanente ni tampoco de forma coyuntural para asistir a actos oficiales.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Del Burgo le recuerda a Beaumont que su escolta no es por capricho, sino por razones que "ella conoce bien"