• domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 09:43
 
 

POLÍTICA

Buenos datos para Navarra: la pobreza severa se redujo durante el primer de año de pandemia

La consejera de Derechos Sociales ha destacado que el "sistema de protección social ha ofrecido muy buenos resultados".

La consejera de Derechos Sociales, Mª Carmen Maeztu, en la apertura del Curso de Primavera ‘La pandemia y los procesos de exclusión social' de la UPNA. - GOBIERNO DE NAVARRA
La consejera de Derechos Sociales, Mª Carmen Maeztu, en la apertura del Curso de Primavera ‘La pandemia y los procesos de exclusión social' de la UPNA. - GOBIERNO DE NAVARRA

Los últimos datos extraídos de la Estadística de Renta de Navarra reflejan que la pobreza severa se redujo en una décima en 2020, año en el que comenzó la pandemia de COVID-19. Así lo ha subrayado este martes la consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Navarra, Mari Carmen Maeztu, quien ha destacado que el "sistema de protección social ha ofrecido, especialmente en Navarra, muy buenos resultados".

La consejera Maeztu ha participado en la apertura del Curso de Primavera 'La pandemia y los procesos de exclusión social en el mercado de trabajo y en la vida cotidiana: una lectura desde el Informe FOESSA', organizado por la Universidad Pública de Navarra (UPNA) y que se desarrollará entre este martes y este miércoles.

Tal y como ha destacado, a pesar de que se preveía "un incremento importante de la pobreza severa en 2020" debido a la pandemia de COVID-19, "sorprendentemente los resultados son otros". Concretamente, ha subrayado que "el índice de Gini -medida económica para calcular la desigualdad de ingresos entre los ciudadanos- registró una disminución de 2 centésimas porcentuales con respecto al año anterior, indicando un leve descenso en la desigualdad de rentas".

Respecto a la tasa de riesgo de pobreza severa, y considerando como umbrales el 30% y el 40% de la mediana, Maeztu ha afirmado que "en el primer caso bajó una décima y en el otro se mantuvo igual". Unos datos que son, ha añadido, "alentadores".

PROTECCIÓN DEL EMPLEO

La consejera de Derechos Sociales ha destacado que en febrero de 2020 "Navarra contaba con algo más de 30.000 personas en desempleo", de las cuales únicamente en torno a la mitad "recibían algún tipo de prestación por desempleo". Sin embargo, debido a las medidas de confinamiento en la Comunidad foral se llegó a contar "en los primeros meses de la pandemia con hasta 60.000 personas afectadas por ERTEs y 50.000 percibiendo algún tipo de prestación por desempleo o ERTE".

Esto supone, ha puntualizado, que "gracias a las medidas de protección social se logró proteger el empleo de casi el doble de personas de las que estaban en desempleo en esas fechas". Del mismo modo, "se triplicaron las cifras de personas percibiendo alguna prestación por desempleo y/o ERTE".

Por otro lado, la Renta Garantizada, a la que se ha unido el Ingreso Mínimo Vital como refuerzo en la protección social, "ha jugado un papel central durante la pandemia para proteger a las familias en desempleo o con empleos precarios", ha señalado Maeztu, quien ha afirmado: "Como consecuencia de la pandemia, la Renta Garantizada creció en 2.500 unidades familiares, y actualmente solo son 500 personas más que antes de la pandemia las que perciben esta prestación".

Asimismo, la consejera ha resaltado que "las personas perceptoras de Renta Garantizada en Navarra suscribieron un 40% más de contratos de trabajo en 2021, hasta alcanzar los 20.558 contratos" y, en esta misma línea de incremento del empleo, ha agregado que "el conjunto de incentivos a la contratación de los que dispone la norma que regula la Renta Garantizada para potenciar la inserción laboral de este colectivo creció en 2021 hasta los 5.222 incentivos". Esto supone, ha matizado, un 23,5% respecto a 2020.

Con todo, Maeztu ha considerado que "contar con buenos sistemas de protección social ante el desempleo no solo es una política básica para garantizar los derechos sociales más elementales de toda la ciudadanía a tener una vida digna". "Si esta política básica se concibe con buenos mecanismos de protección e incentivos al empleo y un conjunto de políticas activas de empleo y de acompañamiento social, logra proteger más y mejor el empleo, facilita la inserción laboral y social y contribuye al crecimiento económico y a la cohesión social de una sociedad", ha concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Buenos datos para Navarra: la pobreza severa se redujo durante el primer de año de pandemia