• jueves, 01 de diciembre de 2022
  • Actualizado 11:00
 
 

POLÍTICA

Bildu sigue en sus trece: “Se ha impulsado un entramado dirigido a que la tortura se haya podido aplicar”

Geroa Bai, Podemos e I-E se suman a la estrategia izquierda abertzale para insultar y desprestigiar a España.

Maiorga Ramírez habla con Adolfo Araiz y Bakartxo Ruíz de Eh Bildu. PABLO LASAOSA
Maiorga Ramírez habla con Adolfo Araiz y Bakartxo Ruíz, de EH Bildu. PABLO LASAOSA

No hay forma de que Bildu se baje del caballo y hoy ha vuelto a lanzar graves injurias contra España. En la defensa de una moción en la que se rechazaba la tortura, la portavoz de la formación abertzale, Bakartxo Ruiz, ha afirmado que “es una evidencia decir que en el Estado español se ha impulsado y se ha amparado todo un entramado dirigido a que la tortura se haya podido aplicar de una manera sistemática y con total impunidad. Y las medidas que se han tomado ante eso han sido ascensos, han sido condecoraciones”. Para tratar de minimizar sus palabras, la portavoz abertzale ha reconocido que “quizás alguien piense que estoy injuriando a alguien, pero nada más lejos de mi intención”.

Las palabras de Bakartxo Ruiz han sido continuadas por el representante de Geroa Bai, Patxi Leuza, quien ha afirmado que “en España se tortura y no poco”. Y ha continuado diciendo que “hay todo un sistema que ampara estas prácticas garantizando prácticamente la impunidad del torturador”.  

En tono más moderado se han mostrado los otros dos partidos del cuatripartito. Para Fátima Andreo, de Podemos, “el hecho de que no sea una práctica sistemática, no quiere decir que no sea abundante y muchas denuncias son ignoradas”. 

El portavoz de Izquierda Ezkerra, José Miguel Nuin, ha considerado que “hay presunciones como la de que en democracia no hay torturas que son las que impiden las investigaciones”.

Por el contrario, UPN, PSN y PP han votado en contra de esta moción, salvo el punto 2 que pedía la investigación de las denuncias, que ha sido apoyado por los socialistas. Eso sí, su portavoz, Inma Jurío ha querido dejar claro que “se han podido dar casos de tortura, pero eso no deslegitima eso que llaman ley de excepción”, en referencia a detención incomunicada. Y ha recordado que la incomunicación se da en otros muchos delitos como delitos de drogas, de malversación, de cohecho o de terrorismo yihadista.

El portavoz de UPN, Iñaki Iriarte, ha criticado que con una moción así se pretenda dar la imagen de que en España la tortura es algo recurrente, algo sistemático. Y ha recordado que mientras en todo el país se realizan cada año en torno a las 350.000 detenciones o imputaciones, desde el año 1992, el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo ha reconocido únicamente 27 casos en que ha habido algún tipo de abusos. Y muy pocos de ellos relacionados con la tortura.

Más dura ha sido la portavoz del Partido Popular, Ana Beltrán, a quien le ha parecido “cínico” que hablan de estas cosas “quienes durante décadas han apoyado los crímenes de ETA, no han condenado los asesinatos, secuestros o extorsiones”.

No obstante, Beltrán ha querido dejar claro que “si en la legítima actuación del Estado en la defensa de la ley se ha producido alguna violación de los Derechos Humanos, nuestro partido es el primero en exigir que el ministerio fiscal ejercite las acciones que sean precisas para castigar a los culpables”. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Bildu sigue en sus trece: “Se ha impulsado un entramado dirigido a que la tortura se haya podido aplicar”