• sábado, 04 de diciembre de 2021
  • Actualizado 12:35

 

 
 

POLÍTICA

Los socios de Chivite tienen nueva excusa para justificar los homenajes a asesinos

Bildu ha sido el único grupo parlamentario que no ha condenado los 'ongi etorris' en el pleno del Parlamento Vasco.

Manifestación convocada por Sare para pedir "la vuelta a casa de presos y exiliados”. PABLO LASAOSA
Manifestación convocada por Sare para pedir "la vuelta a casa de presos y exiliados”. PABLO LASAOSA

Los grupos del Parlamento Vasco, salvo EH Bildu, han aprobado este jueves una nueva declaración de rechazo a los actos de "reconocimiento con ostentación pública" destinados a los presos de ETA que salen de prisión, a cuyos organizadores solicitan que dejen de promover estos recibimientos u 'ongi etorris' como muestra de "sensibilidad" a las víctimas de la desaparecida organización terrorista.

El pleno de la Cámara autonómica, que en los últimos meses y años ha debatido en numerosas ocasiones sobre este asunto, ha vuelto a abordar este jueves, a iniciativa de PP+Cs, el asunto de los recibimientos que se organizan a los reclusos de la banda que salen de prisión tras cumplir sus condenas.

Bildu ha sido el único grupo parlamentario que no ha condenado los 'ongi etorris', como era de esperar después de que hace tres semanas el líder de la formación abertzale y exmiembro de la banda terrorista ETA, Arnaldo Otegi, confirmara que intercambia con el PSOE de Sánchez y Chivite la aprobación de los presupuestos por la salida de asesinos de la banda de prisión.

El parlamentario de EH Bildu Arkaitz Rodríguez ha asegurado con respecto a los 'ongi etorris' que no se trata de actos de homenaje ni enaltecimiento, sino de recibimientos a personas "que han cumplido sus condenas y que han hecho una apuesta inequívoca por las vías pacíficas". "Son actos de reintegración de esas personas en su entorno familiar", ha añadido, tras lo que ha intentado defender que "la mayoría" de esos recibimientos se realizan "con discreción por respeto a las víctimas de ETA", pero que hay quien les da "difusión" por determinados "intereses".

"Reconocimiento y reparación para todas las víctimas, para las de ETA sin duda; pero también para las víctimas de la violencia del Estado", ha manifestado. En todo caso, ha asegurado que la formación se compromete a "continuar avanzando en el camino emprendido" hace diez años --en referencia a la situación creada a raíz del final definitivo del terrorismo de ETA-- y en la vía abierta con la 'Declaración de Aiete'.

Además, el parlamentario ha aprovechado para reprochar a PP+Cs que plantee este tipo de cuestiones cuando sigue "enalteciendo" el franquismo y cuando "no ha hecho nada" para acabar con la "impunidad" de los responsables del "terrorismo de Estado" y de las torturas policiales.

Rodríguez ha destacado que esa "impunidad", así como las "pensiones y condecoraciones" otorgadas a los responsables de esos crímenes suponen una "revictimización" de quienes los padecieron. "Ustedes no representan la paz y la convivencia", ha afirmado, dirigiéndose a los miembros de PP+Cs, a quienes ha advertido de que "si así fuera, cargarían contra todas esas realidades lacerantes y sangrantes".

ENMIENDA

De hecho, ha sido justamente PP+Cs quien había presentado una proposición no de ley en la que expresaba su "condena" a "los actos de reconocimiento con ostentación pública a los miembros de ETA que salen de la cárcel". Además, en la iniciativa se instaba al Gobierno de España a cesar al delegado del Gobierno en el País Vasco, Denis Itxaso, "en el que caso en el que su inacción acabe derivando en actos públicos de enaltecimiento del terrorismo".

El texto, solo ha sido apoyado por los propios proponentes y por la parlamentaria del grupo Mixto-Vox, por lo que ha sido rechazado. En su lugar, se ha aprobado una enmienda de transacción acordada por el PNV, PSE-EE y Elkarrekin Podemos-IU, que ha recibido el apoyo de PP+Cs y Vox, mientras que EH Bildu ha votado en contra.

A través de esta enmienda, el Parlamento Vasco expresa su "rechazo" a "los actos de reconocimiento con ostentación pública a los presos de ETA que salen de prisión", e insta a quienes los organizan y promueven a que "dejen de hacerlo por sensibilidad hacia las víctimas y al dolor de sus familias, y por respeto a una memoria crítica del pasado".

A su vez, la Cámara hace un llamamiento a las instituciones públicas, los partidos políticos y los agentes sociales paras que "redoblen los esfuerzos para promover entre la ciudadanía la deslegitimación del uso de la violencia como recurso para la imposición totalitaria de proyectos políticos".

GRUPOS PARLAMENTARIOS

En el transcurso del debate, el parlamentario de PP+Cs José Manuel Gil ha reconocido que esta es una cuestión que ha sido debatida en numerosas ocasiones en el Parlamento, aunque ha afirmado que su grupo seguirá planteando este tipo de debates "las veces que haga falta" mientras se sigan celebrando "homenajes en los que se vitorea a asesinos".

Gil ha advertido a EH Bildu de que, mientras no se desmarque de estos "akelarres de fanatismo y sinrazón", seguirá teniendo la "asignatura pendiente" de demostrar que es una formación "democrática".

El parlamentario del PNV Iñigo Iturrate ha denunciado que este tipo de recibimientos son "homenajes" a terroristas que atentan "contra los derechos humanos" y que "ofenden a las víctimas". Por ese motivo, ha destacado la importancia de asumir que "violar los derechos humanos para defender proyectos políticos o por razón de Estado es injusto y está mal".

Iturrate, en referencia al hecho de que EH Bildu no haya apoyado la enmienda respaldada por el resto de formaciones del Parlamento, ha afirmado que lamentablemente ha sido "imposible" alcanzar la unanimidad en torno a "algo tan básico" como los referidos principios.

Además, tras recordar que los tribunales españoles se han pronunciado "una y otra vez" en el sentido de permitir la celebración de estos recibimientos al amparo de la libertad de expresión, se ha dirigido a EH Bildu para solicitarle que se implique en acabar con estos 'ongi etorris'.

En este sentido, ha aludido a la declaración realizada el pasado 18 de octubre en Aiete (Guipúzcoa) por EH Bildu, en la que la coalición afirmó que el "dolor" de las víctimas de ETA "nunca debió haberse producido", y se comprometió a dar pasos para "mitigar" ese sufrimiento.

Iturrate ha afirmado que aunque inicialmente no otorgó demasiada "credibilidad" a aquel pronunciamiento, luego pensó que existía la posibilidad de que resultara una declaración "sincera" y que iba "en serio". No obstante, ha lamentado que tras aquella declaración de intenciones, EH Bildu haya vuelto a responder con el "silencio" ante los emplazamientos que se le han realizado en el Parlamento para seguir avanzando en materia de deslegitimación del terrorismo.

Por parte del PSE-EE, Eneko Andueza ha afirmado que pese a que este es un asunto que se ha debatido "muchísimas veces", su partido "no se cansará nunca" de denunciar los homenajes a terroristas, dado que suponen una "humillación" a las víctimas y al conjunto de la sociedad.

Además, se ha dirigido a PP+Cs para advertir a esa formación de que siempre "encontrarán" al PSE a la hora de "condenar" estos homenajes, de defender a las víctimas y de trabajar por "la verdad, justicia y reparación". No obstante, ha reprochado a PP+Cs que pretenda utilizar este tema para desarrollar "estrategias dadas desde Madrid" para desgastar al Gobierno central. En este sentido, ha lamentado que se reclame la destitución del delegado del Gobierno por no impedir estos recibimientos, cuando --según ha recordado-- este tipo de actos se celebraban también bajo el mandato del PP.

También se ha dirigido a EH Bildu, a la que ha avisado de que "si realmente era sincera" su declaración dirigida a las víctimas de ETA y su apuesta por "mitigar" el dolor de esas personas, pueden empezar "mitigando el dolor" que generan los homenajes a los expresos de la banda. "De nada sirve decir que todo eso no debió suceder mientras se homenajea a los responsables de que sucediera", ha añadido.

El parlamentario de Elkarrekin Podemos-IU Íñigo Martínez ha reafirmado el compromiso de su grupo con la "deslegitimación absoluta de todas las violencias en democracia", por lo que ha reclamado que no se vuelvan a realizar homenajes a personas que han cometido "graves vulneraciones de derechos humanos", y ha emplazado a EH Bildu a dar pasos en esta dirección.

La parlamentaria del Grupo Mixto-Vox, Amaia Martínez, ha asegurado que "duda" de que en el País Vasco exista "una democracia sana", y ha lamentado que se sigan celebrando actos que suponen "un insulto a las víctimas".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los socios de Chivite tienen nueva excusa para justificar los homenajes a asesinos