POLÍTICA

Se confirma que Bildu incluyó fotos personales de miembros de UPN en el informe de la planta de Ulzama

La documentación enviada por el Consistorio dirigido por Bildu había sido custodiada bajo llave y ha revelado la fuente de las fotos.

Dos fotografías de miembros de UPN fueron enviadas por el Consistorio que dirige Arantxa Martínez, alcaldesa de Bildu en Ulzama, para la investigación de la planta de biogás. NAVARRA.COM
Dos fotografías de miembros de UPN fueron enviadas por el Consistorio que dirige Arantxa Martínez, alcaldesa de Bildu en Ulzama, para la investigación de la planta de biogás. NAVARRA.COM  

Las fotos personales de dos miembros de UPN que aparecieron entre la documentación de la comisión de investigación sobre la planta de biometanización de Ulzama estaban incluidas en el material original que fue remitido por el propio Ayuntamiento, según fuentes parlamentarias.

El viernes pasado, UPN advirtió de que entre la documentación remitida al Parlamento de Navarra por el Consistorio aparecieron fotografías de carácter personal de miembros vinculados a su partido.

En concreto, en las fotografías se puede ver a la actual secretaria general de Juventudes Navarras y miembro de la ejecutiva de UPN, Cristina Martínez Dawe, y al expresidente y exmiembro de la ejecutiva regionalista, Nacho Igea. "Ninguno de los dos tiene nada que ver con los hechos que se investigan en la citada comisión", ha subrayado siempre UPN.

El resto de grupos comprobaron que también ellos tenían esas imágenes entre su documentación. Por ello, la comisión de investigación ha contrastado la documentación original enviada por el Ayuntamiento y ha comprobado que en los documentos facilitados por el Consistorio que dirige Bildu ya figuraban las imágenes, según fuentes parlamentarias.

Cuando este tipo de documentación llega al Parlamento, se escanea y se custodia bajo llave. Así, al comprobar los originales, se ha visto que las imágenes ya estaban incluidas.

La semana pasada, tras tener conocimiento de la aparición de estas fotos, la alcaldesa de Ulzama, Arantxa Martínez (Bildu), se comprometió a que se abriera una investigación interna en el Ayuntamiento para esclarecer lo ocurrido.

Por su parte, este mismo viernes varios exconcejales del Ayuntamiento de Ulzama han comparecido en la comisión de investigación sobre la planta de biometanización.

AGRUPACIÓN ULTZAMA DEFIENDE QUE SE CUMPLIERON LOS INFORMES JURÍDICOS

Agustín Ancizu Elizondo, exconcejal del Ayuntamiento de Ultzama, ha afirmado que las decisiones de la planta de biometanización se tomaron "en base a informes jurídicos y técnicos" y ha asegurado que su actuación como edil "solo ha tenido como objetivo tratar de hacer las cosas que fueran buenas para los ciudadanos".

Agustín Ancizu, que fue concejal por la Agrupación Ultzama, ha declinado contestar a las preguntas de los parlamentarios en la comisión de investigación sobre la planta de biometanización y se ha limitado a realizar una breve intervención al inicio de la sesión.

"He sido concejal por Agrupación Ultzama completamente al margen de los partidos a los que ustedes pertenecen. Mi actuación como concejal solo ha tenido como objetivo tratar de hacer las cosas que fueran buenas para los ciudadanos", ha afirmado.

A continuación, ha señalado que su medio de vida es la ganadería y "como tal estoy preocupado por todo aquello que afecta al desarrollo de mi actividad". "No he sido socio ni soy socio de Bioenergía Ultzama S.A., mi interés económico en la planta es de aproximadamente el 0,8 por ciento porque pertenezco a una sociedad que a su vez está integrada en otra sociedad con otros muchos ganaderos de la zona", ha añadido.

Según ha manifestado el exconcejal, "el resultado de la gestión de purines en la planta no ha sido el que se esperaba, y además a los ganaderos participantes en el proyecto nos ha supuesto un enorme esfuerzo, por el tiempo dedicado y por el dinero que nos ha supuesto". "Más allá de las responsabilidades políticas que buscan, las modificaciones legislativas sobre las energías alternativas y el impuesto del 7 por ciento sobre la electricidad contribuyeron decisivamente a las cuantiosas pérdidas económicas que hemos sufrido los ganaderos afectados por el proyecto de la planta", ha asegurado.

Además, el exconcejal Francisco Javier Berasáin Gascue, también de Agrupación Ulltzama, ha declinado declarar en la comisión de investigación y ha afirmado que "siempre" ha trabajado "por los vecinos del valle, actuando bajo la legalidad informada por los técnicos del ayuntamiento".

El exedil de la Agrupación Ultzama ha explicado que se ha interpuesto una querella criminal por parte del Gobierno contra dos de sus compañeros de corporación, con los que se ha solidarizado, y ha asegurado que debe "tener en cuenta que la querella puede ampliarse a criterio de los miembros del Gobierno de Navarra a cuantas personas considere oportuno, pudiendo ser una de esas personas yo mismo en calidad de exconcejal".

Así, ha afirmado que "cualquier respuesta que pueda dar ante esta comisión no servirá para hacer cambiar la opinión que a priori tiene cada uno de los grupos parlamentarios, ya que a mi parecer las conclusiones que se derivarán de la misma las tienen claras desde el principio". Por ello, se ha acogido a su derecho a no declarar ante la comisión.

En la misma línea, el exconcejal Francisco María Iribarren Altuna, también de Agrupación Ultzama y, miembro del primer Consejo de Administración de Bioenergía Ulzama, S.A., ha declinado contestar a las preguntas de los parlamentarios, argumentado que por estos hechos se instruyen diligencias penales en el Juzgado de Instrucción número 1 de Pamplona, "en virtud de querella interpuesta por el Gobierno de Navarra, donde se me cita como imputado".

Según ha afirmado el exconcejal, "las manifestaciones que pudiera efectuar antes esta comisión pudieran afectar a la causa penal y en consecuencia me acojo a mi derecho a no declarar ni contestar a ninguna de las preguntas que me formulen".

UN EXCONCEJAL DE NAFARROA BAI: "FALTABA INFORMACIÓN"

Por su parte, el exconcejal de Nafarroa Bai en Ulzama, Mikel Irujo, ha afirmado que el proyecto de la planta de biometanización para el valle que impulsó el Ayuntamiento "suscitaba dudas" por la "falta de información y opacidad".

Mikel Irujo, que fue concejal entre 2007 y 2011 y actualmente es delegado del Gobierno de Navarra en Bruselas, ha precisado que durante su etapa como concejal no participó en ninguna mesa de contratación ni ha formado parte del Consejo de Administración de Bioenergía Ultzama.

El exconcejal ha explicado que desde el inicio de la legislatura "el grupo de Nafarroa Bai quedó excluido del Gobierno municipal" y ha asegurado que el entonces alcalde no compartía información, "salvo los acuerdos que ya figuraban en pleno". "La Agrupación Ultzama tenía el 63 por ciento de los votos y 7 concejales y Nafarroa Bai tenía el 34 por ciento de los votos y 3 concejales. Yo era el número tres de la lista. Nunca participe en una mesa de contratación. No participamos ni yo ni ningún concejal de NaBai en el Consejo de Administración de Bioenergía", ha asegurado.

Mikel Irujo ha indicado que el proyecto de planta de biometanización suscitaba "dudas" por la "falta de información fluida" por parte del equipo de Gobierno y ante la "sorpresa de ver que parte de los miembros de la Agrupación Ultzama formaban parte del Consejo de Administración de Bioenergía Ultzama".

El exconcejal ha explicado que su grupo preguntó al alcalde por estas dudas pero ha señalado que, transcurridos los años, no recuerda cuáles fueron las explicaciones. "La información que se obtenía eran tan solo en los plenos, pero también es cierto que, como señala la Cámara de Comptos, dicha planta no tenía afectación en el presupuesto municipal de la Ulzama, lo cual hacía muy difícil su seguimiento", ha añadido.

El parlamentario de UPN Sergio Sayas ha cuestionado a Irujo si la falta de información era achacable al alcalde o al hecho de que no asistió como concejal "a más del 50 por ciento de las sesiones del pleno, según las actas".

El exconcejal ha señalado que "el grupo municipal de NaBai tenía reuniones regulares y estábamos tres concejales, cada uno con sus diferentes responsabilidades". "Ha quedado claro que manifestamos nuestras dudas respecto a la planta", ha afirmado. Sayas le ha preguntado si impugnó alguna resolución de Alcaldía a lo que Irujo ha respondido que no recordaba haberlo hecho.

LA SECRETARIA DEL AYUNTAMIENTO DICE QUE SIEMPRE SE AJUSTARON A LA LEY

Para finalizar, Irene Tortajada Fernández, secretaria del Ayuntamiento de Ultama entre septiembre de 2006 y noviembre de 2007, ha manifestado que en el desempeño de su labor siempre se ha "ajustado a la ley" y ha señalado que las contrataciones que realizó el Ayuntamiento en ese periodo fueron "siempre conforme a la legalidad y ajustadas al procedimiento".

"Me llamaban Rotenmeyer, así que creo que estaría todo correcto", ha asegurado durante su comparecencia en la comisión de investigación en el Parlamento de Navarra sobre la planta de biometanización de Ultzama.

Irene Tortajada desempeñó las labores de secretaría e intervención mancomunada de Ulzama y Odieta en el momento en el que se dieron los inicios del proyecto de la planta de biometanización. La entonces secretaria ha explicado que recordaba haber hecho alguna contratación relacionada con este proyecto y ha dado "fe de que se realizaría conforme a la legalidad de entonces".

Sobre los inicios del proyecto, Tortajada ha explicado que "vinieron los ganaderos y presentaron una protesta, existía un problema de purines y se contrató un estudio en el cual había distintas opciones". "Creo que estuve en el procedimiento de contratación del proyecto de la planta, pero no dispongo de la documentación. Si llegó al boletín todo se habría cumplido y se habría hecho conforme a la legalidad", ha indicado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Se confirma que Bildu incluyó fotos personales de miembros de UPN en el informe de la planta de Ulzama