• martes, 13 de abril de 2021
  • Actualizado 21:52

 

 
 

POLÍTICA

Chivite rebasa sus líneas rojas: legitima el historial de terror de Bildu y sienta a los proetarras en su mesa

La socialista ha invitado a los abertzales a negociar los presupuestos de Navarra sin exigir que sus aliados condenen los asesinatos de la banda terrorista ETA.

Los representantes de EH Bildu, Adolfo Araiz y Barkartxo Rui,  se reúnen con María Chivite y Elma Saiz para hablar sobre los Presupuestos de Navarra de 2020. IÑIGO ALZUGARAY
Los representantes de EH Bildu, Adolfo Araiz y Barkartxo Ruiz se han sentado en la mesa del Palacio de Navarra con las socialistas María Chivite y Elma Saiz para hablar sobre los Presupuestos de Navarra de 2020. IÑIGO ALZUGARAY

Bildu, el partido que no condena el terrorismo de ETA, el partido que justifica cada una de las acciones violentas de los terroristas en Navarra, ha sido blanqueado y legitimado este miércoles en Pamplona por la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite (PSN). 

La socialista, presa de sus pactos para llegar al poder a cualquier precio, ha sentado en su mesa del despacho presidencial del Palacio de Navarra a Adolfo Araiz, exmiembro de la mesa nacional de Herri Batasuna que apostó por extender los asesinatos de ETA a políticos, periodistas y otros civiles.

A partir de de ponencia Oldartzen que Adolfo Araiz defendio como miembro de ETA-Batasuna, los atentados sanguinarios se extendieron con la muerte de tiros de Gregorio Ordóñez, Miguel Ángel Blanco o Alberto Jiménez Becerril, entre otros.

Sin embargo y a pesar de conocer el largo historial de terror de Bildu y sus miembros, María Chivite ha legitimado la utilización del terrorismo como método de acción política y ha accedido a negociar los presupuestos de Navarra con las mismas personas que se niegan todavía a condenar los tiros en la nunca, poner coches bomba o extorsionar a cientos de familias. 

La falta de escrúpulos de la socialista y su partido le ha llevado también a citar en la misma tarde a Navarra Suma, coalición conformada por UPN, PP o Ciudadanos, a los que ha puesto al mismo nivel que los proetarras de Bildu. El regionalista Javier Esparza ha sido muy duro con Chivite y le ha asegurado que la estrategia del PSOE en Navarra es un "insulto". 

En la Comunidad foral, los terroristas asesinaron a José Javier Múgica y a Tomás Caballero, ambos concejales de UPN en Leiza y Pamplona. Ni Adolfo Araiz ni Bildu se ha dignado a condenar estos crímenes, pero a María Chivite no le ha importado mucho que sus aliados defiendan que se terminara con la vida de los políticos que defendían la paz y la libertad.

La cita pública entre Bildu y la presidenta del Gobierno que se ha escenificado en Pamplona fue una exigencia de los radicales abertzales, que la pusieron como condición insalvable para poder aprobar los presupuestos de Navarra, algo que sólo por este gesto ha quedado casi ya con el visto bueno. En realidad, las cuentas que va a presentar Chivite son una continuidad de las llevadas a cabo por el cuatripartito nacionalista en los últimos cuatro años y que tanto criticó el PSN en la oposición. 

Hay que recordar que los socialistas en Navarra se ha sometido también a los abertzales y les han entregado el Ayuntamiento de Huarte, así como la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona y el control de la Federación Navarra de Municipios y Concejos. 

Chivite accedió al poder gracias a la abstención de los proetarras de Bildu y tras perder unas nuevas elecciones, en las que obtuvo sólo 11 de los 50 parlamentarios en liza. La coalición Navarra Suma ganó con notoriedad en las urnas con 20 representantes, pero los socialistas escogieron gobernar con el nacionalismo vasco al que tanto atacaron en la oposición. 

Esta tarde de miércoles, el exmiembro de ETA-Batasuna Adolfo Araiz, y la portavoz radical Bakartxo Ruiz, han traspasado las puertas del Palacio de Navarra en el paseo de Sarasate de Pamplona para acceder hasta el despacho de la presidenta de Navarra, que los ha recibido con la excusa de negociar sus presupuestos, aunque en realidad se traba de negociar su permanencia en el poder. 

BILDU: "BUENA SINTONÍA CON EL PSN"

Como no podía ser de otra manera, desde EH Bildu se han mostrado exultantes tras el paso conseguido y el reconocimiento explícito tras la reunión: matar estuvo bien y el Gobierno de María Chivite con el PSN al frente así lo han aceptado. 

Bakartxo Ruiz, ha destacado al término de la reunión que hay "buena sintonía en muchas de las cuestiones" con la presidenta del Gobierno foral, María Chivite, de cara a la negociación de los Presupuestos Generales de Navarra para 2020 y sus medidas fiscales.

Ruiz ha considerado este encuentro "un primer paso importante". Una reunión en la que "hemos constatado que hay sintonía en muchas de las cuestiones que hemos planteado", si bien también hay "discrepancias en otros temas".

La coalición ha trasladado a la presidenta del Gobierno foral una "propuesta integral que hace referencia tanto al marco de negociación, que se tendría que dar con una secuencia y unas condiciones concretas para seguir avanzando por este camino; y también relacionado con los contenidos, tanto en las medidas fiscales como en las prioridades presupuestarias".

Según ha explicado, Chivite "se ha comprometido" a dar una respuesta a la coalición sobre estas propuestas.

Ruiz ha explicado que han presentado a Chivite un documento interno con unas "líneas genéricas" que hablan "del camino que, en nuestra opinión, tendría que seguir para que unos presupuestos en toda su globalidad pudieran salir aprobados. Algo para lo que EH Bildu ha vuelto ha mostrar su disposición y su voluntad". En cuanto a las medidas fiscales que ya se están tramitando en el Parlamento de Navarra, EH Bildu ha trasladado sus propuestas, que se traducirá en enmiendas en el trámite parlamentario, y que están orientadas a "aumentar la recaudación, sobre todo haciendo referencia al Impuesto de Sociedades, y amortiguar un poco la merma de ingresos que están planteando en determinadas cuestiones".

Por otro lado, EH Bildu ve como prioritarios para los Presupuestos de Navarra "la justicia social, los derechos sociales y la equidad geográfica". En este sentido, Bakartxo Ruiz ha opinado que las propuestas que ha planteado "van en sintonía con lo que establece el acuerdo programático" firmado entre el PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra.

Bakartxo Ruiz ha asegurado que "si el Gobierno quiere aprobar unos Presupuestos en la línea progresista o mirando a la izquierda, es evidente" que "debe mirar a EH Bildu". "Desde esa responsabilidad y con esa voluntad hemos venido a esta reunión y estamos dispuestos a seguir con esa negociación", ha subrayado. Así, ha considerado que "la sintonía es mayor, a priori, con EH Bildu que con Navarra Suma, mirando a la configuración que tiene el Gobierno de Navarra y las fuerzas que lo componen".

DESPRECIOS A NAVARRA SUMA

Preguntada sobre las declaraciones del portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza, en las que ha afirmado que "hoy es un día tristemente histórico porque una presidenta socialista de Navarra recibe a EH Bildu en el Palacio de Navarra", Bakartxo Ruiz ha contestado que Esparza y NA+ "siguen sin poder asumir y entender que NA+, afortunadamente para una mayoría social, ahora mismo no es determinante para la gobernabilidad de Navarra". "No lo fue la legislatura pasada y, afortunadamente, sigue sin serlo en esta legislatura", ha remarcado.

Para Ruiz, las declaraciones de Esparza "responden a esa incapacidad de asumir la realidad y de aceptar los propios fracasos" porque "es evidente que es incapaz de llegar a acuerdos" y de "tener al PSN bajo sus faldas".

La portavoz de EH Bildu ha considerado que "es bueno para la ciudadanía navarra que esta situación haya cambiado" y ha opinado que "podemos estar en un cambio de paradigma" en el sentido de que el PSN "ha roto con la tradición histórica de pactar sistemáticamente con la derecha navarra y regalarle los gobiernos".

En cuanto a las manifestaciones de Esparza en las que ha emplazado a Chivite a elegir entre Navarra Suma o EH Bildu para negociar los Presupuestos, Bakartxo Ruiz ha indicado que tiene que ser la coalición formada por UPN, PP y CS la que decida "sin tiene interés real en negociar o no" y ha opinado que "es lógico que el Gobierno hable con las dos fuerzas de la oposición".

La portavoz de EH Bildu ha destacado que "las prioridades en las propuestas que podamos hacer desde EH Bildu, tanto en materia fiscal como presupuestario, son muy diferentes a las que pueda hacer Navarra Suma".

En este sentido, ha resaltado que "si vamos a un proceso donde se pueda establecer una negociación con confianza y que fructifique en un momento determinado, obviamente en un momento dado las prioridades y las propuestas de unos y otros van a ser diferentes". "Y ahí el Gobierno va a tener que tomar un camino o el otro, porque me parece difícilmente compatible llegar a un acuerdo global con EH Bildu para la aprobación de los Presupuestos y, al mismo tiempo, alcanzarlo también con Navarra Suma", ha remarcado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite rebasa sus líneas rojas: legitima el historial de terror de Bildu y sienta a los proetarras en su mesa