POLÍTICA

Bildu buscaba aprobar una moción contra proclamas de extrema derecha, pero se abstiene porque las pintadas proetarras sí le gustan

Un cambio introducido por UPN, que pedía extender la petición "a violencia de cualquier índole", provoca el cambio en la formación abertzale. 

Las consignas proetarras que el cuatripartito consintió en el casco antiguo de Pamplona durante San Fermín Chiquito.
Las consignas proetarras que el cuatripartito consintió en el casco antiguo de Pamplona durante San Fermín Chiquito.

Parece que a EH Bildu las pintadas de extrema derecha le molestan, pero no así las de la izquierda más radical y que, en muchos ocasiones, exponen proclamas que ensalzan a los asesinos de ETA presos en las cárceles.

Así ha quedado este martes de manifiesto cuando la formación abertzale ha tenido que cambiar el sentido de su voto en una moción que ella misma había presentado durante la Comisión de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia del Parlamento.

En un inicio, el texto pedía al Gobierno de Navarra que, en colaboración con los Ayuntamientos, “denunciara los actos vandálicos de carácter político de extrema derecha”.

Sin embargo, el cambio de opinión en la coalición abertzale ha llegado después de que el parlamentario Iñaki Iriarte, de UPN, haya introducido una enmienda de sustitución en la moción solicitando que se extendiera a los actos vandálicos de carácter político “de cualquier índole” para promover que se identifique a los responsables de los mismos y sean sometidos al pertinente proceso judicial.

Con este cambio, la resolución ha sido aprobada con los votos a favor todos los grupos de la Cámara foral a excepción de EH Bildu, impulsora de la moción inicial y obligada por su ideario a cambiar el voto en el último momento.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Bildu buscaba aprobar una moción contra proclamas de extrema derecha, pero se abstiene porque las pintadas proetarras sí le gustan