• domingo, 17 de octubre de 2021
  • Actualizado 04:55

 

 
 

POLÍTICA

La empresa del presunto amaño de Laparra buscaba ya personal para contratar con los datos de ese pliego

La empresa reconoce que le interesaba el concurso y Laparra aseguró que "no estaba previsto" que la empresa se presentara al concurso. 

La Presidenta del Gobierno de Navarra habla con Miguel Laparra. PABLO LASAOSA
La Presidenta del Gobierno de Navarra habla con Miguel Laparra, vicepresidente de Derechos Sociales. PABLO LASAOSA

La empresa que aparecía en el pliego de un contrato público del Gobierno de Uxue Barkos buscaba ya trabajadores con los mismos requisitos, a pesar de que el vicepresidente del Gobierno, Miguel Laparra, aseguró que no iba a presentarse al concurso. 

Estos anuncios de trabajo se publicaron el mismo día que el Gobierno de Navarra eliminó el nombre de la empresa del pliego de condiciones, el 2 de mayo.

Este medio publicó el 3 de mayo que el Gobierno de Navarra había convocado un concurso público en el que aparecía una empresa en el pliego de condiciones, algo completamente irregular.

Al día siguiente, Laparra compareció para explicar que se había tratado de una "errata" y que la empresa en cuestión había sido consultada por interés técnico para elaborar las condiciones del pliego a sabiendas de que no podía presentarse al concurso.

"No está previsto que esta empresa se presente" al concurso, llegó a asegurar Laparra ese mismo día. 

Sin embargo, sólo un día antes de las palabras de Laparra, la empresa, con sede en Vizcaya, ya había publicado en un portal de empleo dos ofertas de trabajo que se corresponden al detalle con el pliego del concurso al que tenía previsto concurrir.

Berriztu, una asociación educativa que trabaja con menores, ha reconocido a este medio que facilitaron al Gobierno de Navarra información para el pliego para que se "inspiraran" al elaborarlo, pero nunca para que copiaran el texto de arriba abajo y menos para que mantuvieran su nombre en el condicionado público. 

"Sí, nosotros estábamos interesados en este concurso", ha reconocido Luis Miguel Uruñuela, director de Berriztu, a este periódico.

Esta nueva información confirma que el departamento de Derechos Sociales que dirige Miguel Laparra pidió a una asociación con interés en el concurso el contenido exacto para elaborar el pliego.

La historia del concurso comienza el 17 de abril de este mismo año, cuando el Gobierno de Navarra publica en el portal de contrataciones el pliego del concurso para el "contrato de asistencia técnica para la gestión de 16 plazas mixtas de Centro de Día"

En ese pliego, en el punto 12.2 de las cláusulas técnicas, aparecía el nombre de una de las interesadas en el concurso: "Recursos específicos que la Asociación Educativa Berriztu aporta para el adecuado funcionamiento del centro de Día". 

El 2 de mayo el Gobierno de Navarra publicó una aclaración en la que eliminaba el nombre de Berriztu sin más explicaciones y mantuvo abierto el concurso.

Ese mismo día, cuando se produce la corrección, la asociación Berriztu colgó en un portal de contrataciones dos ofertas de trabajo que se corresponden al milímetro con los puestos necesarios a cubrir en caso de adjudicarse el concurso. 

En concreto, se trata de dos puestos de personal educativo para talleres de cocina y taller mecánico de bicicletas para menores de 14 a 18 años, exactamente los mismos datos que requiere el pliego de condiciones en sus puntos y que se habían destacado en el concurso como recursos aportados por la propia asociación Berriztu. 

Esta información desmiente con datos las explicaciones aportadas por el vicepresidente del Gobierno, ya que la asociación Berriztu mantenía el 2 de mayo el interés en presentarse al concurso, algo que al final no pudo concretar al hacerse pública la información. 

Desde la publicación de la información el vicepresidente Laparra no ha aportado ningún documento sobre la elaboración del pliego, tampoco los correos electrónicos o las comunicaciones con la asociación en la que se demuestra que no había intención de concertar un contrato público con una empresa concreta. 

De hecho, en el pliego de condiciones se incluyó un detalle muy llamativo que hacía segura la adjudicación a Berriztu: dos años de experiencia que podía aportar su trabajo en el País Vasco con ese tipo de centro de día para menores de 14 a 18 años. 

Desde el momento de la revelación de las informaciones los partidos del cuatripartito se han esforzado en tapar el caso y en evitar que Laparra compareciera de urgencia en el Parlamento. Este mismo martes debe acudir, algo que hará sin aportar todavía a los grupos la información del expdiente.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La empresa del presunto amaño de Laparra buscaba ya personal para contratar con los datos de ese pliego