POLÍTICA

La consejera Beaumont reconoce que la dirección de bomberos “no ha podido cumplir sus objetivos”

Como es habitual en todas las dificultades del Gobierno, culpa a la herencia recibida para describir una situación “insostenible”

Víctor Rubio y a consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, María José Beaumont, comparecen en el Parlamento. PABLO LASAOSA
Víctor Rubio y a consejera de Presidencia, Función Pública, Interior y Justicia, María José Beaumont, comparecen en el Parlamento. PABLO LASAOSA  

La consejera de Interior, María José Beaumont ha considerado que “los cambios en bomberos deben ser más profundos de lo que se pensaba inicialmente y por eso la actual dirección no podía hacerse cargo”, por lo que presentaron su dimisión para que fueran otros quienes asumirán la responsabilidad ya que ellos “no han podido cumplir sus objetivos”. Asegura que “el servicio necesita una revisión completa de los parques, estructura, condiciones de personal, etc”.

El propio director del servicio de bomberos, Víctor Rubio, ha reconocido que “hicimos un diagnóstico, elaboramos un plan de gestión. No podemos implementar nuestro plan, pues nos vamos”.

Eso sí, la culpa de todo es, como suele ser habitual, de la “herencia recibida”. La consejera, con la ayuda de los grupos del cuatripartito, ha acusado al Gobierno anterior de “priorizar el cemento a la atención de las personas, de los trabajadores” y por eso, ha asegurado que “las condiciones en que están ahora los bomberos son insostenibles”, como si no llevaran más de 10 meses en el Ejecutivo.

Entre las acusaciones al Ejecutivo anterior, Beaumont ha destacado la instalación de un helipuerto en Cordovilla que no se realizó “pese a estar presupuestado” y ha anunciado que se está realizando una investigación para comprobar qué pasó.

La consejera también ha anunciado que “estamos reconsiderando” su decisión de retirar el servicio de ambulancia de Trinitarios después de que el sindicato mayoritario anunciase la semana pasada que estaban dispuestos a asumir el servicio de transporte sanitario si mejoraban algunas condiciones.

Eso sí, ha querido quitar hierro a las dimisiones asegurando que “no es una situación excepcional” y acusa a personas externas de crear la alarma con la ayuda, como también suele ser habitual, de los medios de comunicación.

Las explicaciones de la consejera no han convencido demasiado a la oposición. El portavoz de UPN, Sergio Sayas, le ha acusado de “tratar de vestir de normalidad lo que es una huida en polvorosa”. Y le ha pedido la dimisión al afirmar que “si no sabe apagar incendios, al menos no sea pirómana y si no sirve para gestionar el departamento haga lo mismo que su dirección, salga corriendo”.

La portavoz del Partido Popular, Ana Beltrán, ha resaltado que “bastante mal tienen que estar las cosas para que le dimitan hasta los suyos”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La consejera Beaumont reconoce que la dirección de bomberos “no ha podido cumplir sus objetivos”