• domingo, 05 de diciembre de 2021
  • Actualizado 22:23

 

 
 

POLÍTICA

Batzarre pide al Gobierno de Barkos que trabaje para evitar actos de homenaje a presos etarras

"ETA no sólo fue un error, ni un fallo estratégico, fue ante todo un horror que asesinó a 840 personas", ha recordado la formación integrada en I-E.

El parlamentario de IE, José Miguel Nuin, y el coordinador de Batzarre, Joseba Eceolaza, analizan en rueda de prensa la gestión de la Comunidad de Bardenas. IÑIGO ALZUGAR (3)
El coordinador de Batzarre, Joseba Eceolaza, analizan en rueda de prensa la gestión de la Comunidad de Bardenas. IÑIGO ALZUGAR (3)

Batzarre ha pedido este lunes a la dirección de Paz y Convivencia del Gobierno de Navarra que "trabaje para evitar" actos de homenaje a presos de ETA, como el previsto para este fin de semana a Joxemiel Gaztelu en Elizondo y que finalmente no se celebró.

Para Batzarre, que forma Izquierda-Ezkerra junto a IU, estos homenajes a etarras condenados por asesinato "son inaceptables política y éticamente" cuando además "solo desde el respeto a la paz, la deslegitimación social y política de la violencia y el respeto a las víctimas de ETA podremos avanzar", afirma en un comunicado.

"En los últimos años nos hemos dejado la piel a favor de los derechos de las víctimas del 36, y lo hemos hecho en base a tres ideas: eliminación de los símbolos y homenajes a los franquistas, reconocimiento público a las víctimas y justicia", afirma, y añade que "precisamente estas son ideas que hoy siguen siendo válidas para el cierre de heridas tras décadas de terrorismo de ETA".

"AFRENTA HACIA LAS VÍCTIMAS"

Sostiene así la formación "el deber de construir un futuro en el que nadie se sienta legitimado para asesinar a otra persona con el objetivo de imponer su ideario", y aboga por "construir una sociedad en la que nadie se sienta orgulloso de una persona que generó tanto dolor como lo hizo Joxemiel Gaztelu".

Según Batzarre, el homenaje era un "afrenta hacia las víctimas, porque ahonda en la crueldad de su asesinato, las vuelve a victimizar, porque las desprecia", por lo que subraya que solo plantearlo "debería avergonzar".

"El reto que tenemos por delante es enorme, pide sensibilidad y convencimiento ético, y eso pasa por dejar de creer que la violencia de ETA fue inevitable, o que tuvo algún tipo de justificación, o que fue consecuencia de algo", indica, y asegura que "ETA no sólo fue un error, ni un fallo estratégico, fue ante todo un horror que asesinó a 840 personas, obligó a miles de personas a llevar escolta, hizo que miles de personas sintieran miedo y otras tantas tuvieran que pagar el impuesto revolucionario".

Y por eso, concluye Batzarre, "no volveremos a aceptar que se manipule el relato sobre lo que sucedió en esta tierra".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Batzarre pide al Gobierno de Barkos que trabaje para evitar actos de homenaje a presos etarras