POLÍTICA

Barkos vuelve al País Vasco: la presidenta de Navarra acompaña a Urkullu en su toma de posesión como lehendakari

Iñigo Urkullu ha jurado su cargo bajo el árbol de Gernika y ha prometido trabajar por una "Euskadi mejor y para todos".

Barkos y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría se encuentran en la toma de posesión de Urkullu

Una nutrida representación de las Comunidades Autónomas han tomado parte en el juramento de Iñigo Urkullu como lehendakari, entre los que no ha faltado la presencia, de nuevo, de la presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos. De esta manera, la máxima dirigente del Ejecutivo foral anota una visita más a su larga lista de encuentros oficiales que ha mantenido en el País Vasco.

Barkos no oculta su obsesión ideológica por acercar Navarra a la Comunidad Autónoma Vasca, y así lo está demostrando durante su primer año y medio al frente del gobierno. La presidenta del cambio ha basado buena parte de sus medidas en la imposición del euskera en la educación o el cambio de la ley de símbolos para colocar la ikurriña en las instituciones, entre otras maniobras para integrar poco a poco la Comunidad Foral en el País Vasco.

Aunque los jueces hayan puesto en duda la legalidad de algunas de sus iniciativas, sin ir más lejos tanto la OPE en Educación con 100 plazas en euskera como la colocación de ikurriñas durante los Chupinazos festivos; el plan de ruta establecido por Barkos, Bildu, Podemos e I-E dentro del cuatripartito sigue adelante. Lo ha reafirmado esta misma semana, con las afirmaciones en las que ha abogado por la retirada de la Guardia Civil y la Policía Nacional de Navarra o con la nueva visita al País Vasco, la comunidad que más veces ha visitado Barkos como presidenta.

EL JURAMENTO BAJO EL ÁRBOL DE GERNIKA

Iñigo Urkullu ha jurado este sábado como lehendakari bajo el árbol de Gernika, donde se ha comprometido a trabajar al frente del Gobierno Vasco "por una Euskadi mejor y para todos". El lehendakari ha escrito este breve texto en el libro de honor de la Casa de Juntas de Gernika, donde ha jurado hoy su cargo, en su único mensaje político del día, ya que no ha habido discurso.

Entre los presentes, además de Barkos, figuraba la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría y el presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, que se han sentado juntos durante la ceremonia y han estado hablando mientras esperaban sentados a que comenzara.

El lehendakari ha prestado el juramento tradicional, con ligeras modificaciones, utilizado en 1936 por el primer lehendakari, José Antonio Agirre, únicamente en euskera y sobre sendos ejemplares del Estatuto de Gernika y del Fuero Viejo de Vizcaya. La frase usada por Urkullu dice: Humilde ante Dios y la sociedad, en pie sobre tierra vasca, bajo el roble de Gernika, en recuerdo de los antepasados, ante vosotros, representantes del pueblo, juro desempeñar fielmente mi cargo".

Ha sido la misma fórmula que utilizó Urkullu hace cuatro años; respecto a la tradicional usada por Agirre, Garaikoetxea, Ardanza e Ibarretxe, se ha cambiado la expresión "ante Dios humillado" por "humilde ante Dios y la sociedad", incluyendo así una referencia a "la sociedad", que antes no estaba.

"UNA EUSKADI MEJOR Y PARA TODOS"

Urkullu ha jurado su cargo sobre el ejemplar del Parlamento del Estatuto de Autonomía, con el que prometen su cargo los consejeros del Gobierno Vasco, y el Fuero Viejo de Vizcaya. El Fuero Viejo, aprobado el 21 de julio de 1452 en Gernika, es el primer texto que recoge el conjunto de instituciones del Señorío de Vizcaya, las garantías individuales de los vizcaínos y la forma de participación en la vida pública. También era el texto sobre el que los reyes de España juraban y se comprometían a respetar los fueros vizcaínos. Otra diferencia respecto a la tradición antigua es que no ha habido Biblia y crucifijo en la mesa del juramento, que ya no se usaron hace cuatro años.

Posteriormente ha tomado posesión en el interior de la Casa de Juntas. De acuerdo con el protocolo, Urkullu ha leído la fórmula de asunción del cargo, que estipula que cumplirá sus obligaciones como lehendakari "por voluntad del Parlamento vasco, con lealtad a la Corona, respeto a la Constitución, al Estatuto y demás leyes vigentes", como representante del Estado en el País Vasco.

Tras el aplauso de una sala abarrotada, Urkullu ha posado fuera para los fotógrafos con diversos invitados y ha firmado en el libro de honor, donde ha dejado la promesa citada de trabajar por una Euskadi "mejor y para todos".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Barkos vuelve al País Vasco: la presidenta de Navarra acompaña a Urkullu en su toma de posesión como lehendakari