POLÍTICA

Uxue Barkos: “No siento la bandera española como un símbolo propio"

La presidenta comparece en el Parlamento para justificar el cambio de la ley que permitirá a la ikurriña ondear en las instituciones de Navarra.

Uxue Barkos en su momento de llegar al Parlamento de Navarra acompañada por su equipo para hablar sobre la ley de símbolos. PABLO LASAOSA.
Uxue Barkos en su momento de llegar al Parlamento de Navarra acompañada por su equipo para hablar sobre la ley de símbolos. PABLO LASAOSA.

La presidenta del Gobierno, Uxue Barkos, ha comparecido por primera vez en ocho meses en la Comisión de Régimen Foral del Parlamento de Navarra. Y lo ha hecho para defender su abertzalismo y atacar con dureza la Ley de Símbolos aprobada en 2003 como excusa para defender su derogación porque, según ha asegurado: “No siento que me representa la bandera de España”.

Eso sí, ha añadido que tampoco le  "chirría”. Y a continuación se ha dedicado a atacar la actual Ley foral de Símbolos porque “asume, establece y obliga a que el símbolo de todos los navarros no tenga preminencia sobre la española”. Ella misma ordenó retirar las banderas del Salón del Trono para no hacerse fotos con las banderas de Navarra y la de España

Barkos considera que la bandera foral es “maltratada, malparada y machacada”, después de mandarla a un rincón y eliminarla del Salón del Trono de Navarra. 

Según Barkos, acatan la ley de símbolos actual igual que acatará su derogación “si así lo decide la mayoría del Parlamento” y ha asegurado para ahondar en la separación entre Gobierno y Parlamento, como si lo que decide el Gobierno no fuera lo mismo que quiere el Parlamento, con mayoría de su cuatripartito.

Prueba de ello, como ha expuesto la portavoz del PSN, María Chivite, es la presentación del Proyecto de Ley de Renta Garantizada en la que compareció el vicepresidente de Políticas Sociales respaldado por los cuatro grupos del cuatripartito.

El resto de formaciones del cuatripartito no ha hecho sino respaldar las palabras de la presidenta del Gobierno. Incluso, los portavoces de Geroa Bai y Bildu, Koldo Martínez y Adolfo Aráiz, han coincidido en expresar que no les importaría ver la bandera de Extremadura en los balcones: “No tengo ningún problema”, han dicho los dos en sus respectivos turnos.

LA PRIMERA LEY QUE QUERÍA APROBAR GEROA BAI

Pero también han cometido errores en sus comentarios. Comenzando por la presidenta, que ha asegurado, dirigiéndose a la oposición, que “ustedes dijeron que la primera ley que aprobaríamos sería el cambio de ley de símbolos y no ha sido así”. Sin embargo, el 25 de septiembre, el portavoz de Geroa Bai aseguró tajante que “la primera proposición de ley que presentará este grupo será la derogación de la Ley de Símbolos”·.

El portavoz de Bildu, Adolfo Aráiz, también se ha equivocado cuando ha pedido a la oposición que acepten "lo que diga la mayoría como lo hicimos los demás anteriormente”. Sin embargo, Ningún Ayuntamiento navarro gobernado por Bildu ha cumplido la Ley de Símbolos hasta diciembre de 2013, cuando se colocó la primera bandera española en uno de sus ayuntamientos de la Sakana.

Eso sí, la más sincera de todos los parlamentarios ha sido la portavoz de Podemos, Laura Pérez, que despreciando al resto de representantes ha asegurado que a la comparecencia “no le vemos sentido más allá del circo mediático que se monta con la presencia de la presidenta” y ha dicho que “estar hablando hoy de esto con la presidenta, nos parece una pérdida de tiempo”.

La portavoz del Partido Popular, Ana Beltrán, ha sido la más crítica con la presidenta y la próxima derogación de la Ley de Símbolos. Y le ha recordado que “si un ciudadano tiene sentimiento vasco, no tiene ningún problema en ponerlo en su casa, pero no que se impongan los deseos de una minoría”. Y le ha recordado que “la mayoría de los navarros no quieren ver colgada la ikurriña, les ofende y usted lo debe impedir”.

El portavoz de UPN, Javier Esparza, ha considerado que “usted sería feliz siendo presidenta de la diputación de Navarra dentro de la entelequia que llaman Euskalherria”. Y le ha pedido que “ tienen una agenda nacionalista y la van cumpliendo. Y es legítimo, pero dígalo abiertamente, no pasa nada”. El regionalista le ha recordado que “los símbolos de Navarra representan a todos los navarros. Y la ikurriña no tiene ninguna vinculación con Navarra, es la bandera del PNV”.

Los momentos de tensión que se han vivido en la comisión no han sido apaciguados por el presidente de la misma, el nacionalista Patxi Leuza. Es más, en algún momento ha alimentado la crispación cuando lo primero que ha dicho al inicio ha sido pedir moderación y acusar a la portavoz popular, Ana Beltrán, de que “usted en particular ha faltado al respecto en más de una ocasión”. Y ha finalizado las dos horas de comisión aseverando que “el que dirige el debate soy yo y he decidido que no hay segundo turno”, a pesar de la petición de UPN y PP.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Uxue Barkos: “No siento la bandera española como un símbolo propio"