PREMIUM  POLÍTICA

Barkos mantiene que su Gobierno no ha cometido ninguna "ilegalidad" en los préstamos a Davalor

Ha negado que el Ejecutivo foral tenga ninguna responsabilidad con los inversores privados más allá del "disgusto de que un buen proyecto no llegue a buen puerto".

Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra, comparece en la comisión de investigación sobre el préstamo de Sodena a Davalor en el Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA
Uxue Barkos, presidenta del Gobierno de Navarra, comparece en la comisión de investigación sobre el préstamo de Sodena a Davalor en el Parlamento de Navarra. PABLO LASAOSA  

La presidenta del Gobierno cuatripartito, Uxue Barkos, ha desmentido "rotundamente" que el Ejecutivo foral haya cometido "algún tipo de ilegalidad" en su actuación en apoyo de la empresa Davalor, y ha avalado a su vicepresidente, Manu Ayerdi, en sus explicaciones sobre este asunto.

Así lo ha asegurado Barkos a preguntas de UPN en su comparecencia en la comisión parlamentaria que investiga el caso Davalor, una empresa tecnológica en quiebra que desde 2015 recibió el apoyo del Gobierno y de Sodena en forma de avales y préstamos.

"Si usted está intentando deslizar la idea de que aquí se ha cometido algún tipo de ilegalidad yo tengo que desmentirlo rotundamente hasta donde yo sé", ha dicho la presidenta del cuatripartito, visiblemente molesta por la incidencia de algunas de las preguntas del portavoz regionalista, Juan Luis Sánchez de Muniáin.

Sobre su respaldo a estos préstamos concedidos, Barkos se ha hecho "responsable en lo que corresponde a mi calidad de presidenta del Gobierno", pero se ha desvinculado de detalles técnicos que lo le corresponden y de fechas concretas de las actuaciones.

Así, ha reconocido que el primer préstamo de 1 millón de euros de cuyo posterior destino -según UPN parte del dinero el promotor lo dirigió a otras de sus empresas- se adoptó como punto fuera del orden del día en un consejo de Gobierno, pero la excepcionalidad es habitual y en este caso "la premura era la propia situación de la empresa, que ha quedado aquí acreditada".

La presidenta del Gobierno, Uxue Barkos, responde visiblemente alterada a las preguntas de UPN sobre los préstamos públicos a Davalor. PABLO LASAOSA

La líder de Geroa Bai ha negado conocer que la propuesta llegó al consejo de Gobierno cuando ya Ayerdi se había reunido con el promotor de Davalor, y también ha negado conocer que el empresario usó este apoyo para conseguir créditos bancarios.

Preguntada por la posible excepcionalidad de que el informe que avaló el apoyo del Gobierno lo elaboraran el propio Ayerdi, su jefa de Gabinete y la directora general de Política Económica, sin más asesoría técnica, ha considerado esta actuación como una "documentación absolutamente válida y legal" y ha valorado la "capacidad técnica" de la directora.

Barkos ha asegurado que en el momento del primer crédito ella no sabía que Davalor estaba en situación de insolvencia y que tenía el 78% de la deuda - de más de 4 millones- estaba vencida, pero sí conocía que se trataba de "una empresa tecnológicamente interesante", a cuyo promotor no conocía.

Además, preguntada por su propio formación de Geroa Bai sobre el posible "comportamiento ético" del Gobierno en este caso, Barkos ha vuelto a avalar a Ayerdi, y también ha negado que el Ejecutivo foral tenga ninguna responsabilidad con los inversores privados que han apoyado el proyecto fallido, más allá del "disgusto de que un buen proyecto no haya podido llegar a buen puerto".

"NO HUBO UN OBJETIVO POLÍTICO"

El Gobierno de Navarra "en absoluto" tuvo una motivación política que sustente su apoyo económico a la empresa tecnológica Davalor, a la que avaló con créditos de varios millones de euros y para lo que "de ninguna manera" ha recibido "presiones de nadie". Así lo ha asegurado Uxue Barkos en su comparecencia.

A preguntas de Maiorga Ramírez (Bildu), Barkos ha aprovechado para acusar a UPN de que durante legislaturas anteriores, Sodena hiciera operaciones como la compra de una colección de coches antiguos o la adquisición de acciones de Iberdrola que no encajan con la filosofía actual de esta empresa pública y las circunstancias económicas de hoy.

En respuesta en este caso a PSN Barkos ha insistido en destacar el "interés tecnológico" que el vicepresidente Manu Ayerdi apreció en Davalor y que sustentó la petición de apoyo para la firma, ha reconocido que conoció la delicada situación económica de Davalor, "como la de tantas otras" empresas, pero ha desvinculado el apoyo a Davalor de esta apurada situación.

"La decisión en este caso de invertir responde a otra circunstancia. Se concede un crédito desde una sociedad que apuesta por una empresa de un sector por el desarrollo tecnológico enormemente interesante. No cabe decir que se ha atendido la necesidad de una empresa por encima de la de otra", ha zanjado Barkos ante la pregunta sobre un posible "agravio comparativo".

Preguntada por la posibilidad de que la presidenta haya prestado "demasiada" atención a este caso, Barkos ha asegurado que tan solo le ha otorgado "la atención que requería en su momento y el protagonismo que la oposición me ha querido dar en este caso", en el que ha coincidido con Ayerdi en negar que "de ninguna manera" el Gobierno haya recibido "presiones de nadie".

"NO PUEDO VALORAR SI ALGO FALLÓ EN LOS CONTROLES"

Interesado el PSN por conocer si "algo falló en los controles" para que el apoyo a Davalor haya acabado en quiebra, la presidenta del cuatripartito ha reconocido que "al calor de los datos de tan diversa índole no puedo hacer una valoración", y ha insistido en considerar que "de ninguna manera" el Gobierno de Navarra tiene algún tipo de responsabilidad patrimonial.

Uxue Barkos sí ha reconocido la "apuesta fallida" realizada por Davalor pero ha dicho "no compartir" que Sodena haya sido "poco rigurosa" en su gestión en este caso, al apreciar "bien acreditado el rigor con el que trabaja" la sociedad pública de capital riesgo.

La presidenta del Gobierno, Uxue Barkos, sonríe durante una de las preguntas que ha recibido en la comisión de investigación sobre los préstamos públicos a Davalor. PABLO LASAOSA

"¿Ha sido una apuesta fallida? Es evidente en estos momentos. Eso no quiere decir que haya tenido que ser necesariamente un error una apuesta tecnológica" que entra dentro de la filosofía de Sodena, ha señalado Barkos en su comparecencia en la comisión parlamentaria.

La presidenta Barkos ha dicho que "no puedo saber" si los gestores de esta empresa privada hicieron todo lo que estaba en su mano para llevar a buen puerto el apoyo.

A preguntas de Ana Beltrán (PPN), quien ha insistido en la responsabilidad de la presidenta al frente de la CPEN y por tanto sobre Sodena y sobre el vicepresidente Manu Ayerdi, Barkos ha valorado la motivación del consejero para apostar por Davalor en la "apuesta tecnológica perfectamente acreditada", algo "absolutamente acertado".

A su juicio, hubo "criterios técnicos suficientes" para apoyar a la empresa, ha dicho, para insistir rechazar criterios "personales" a la hora de apoyar a Davalor, sobre cuya evolución hacia el fracaso económico ha reconocido haber seguido con "preocupación", pero también "con la convicción de que era un ámbito de desarrollo tecnológico y un enorme cúmulo de oportunidades para Navarra".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Barkos mantiene que su Gobierno no ha cometido ninguna "ilegalidad" en los préstamos a Davalor