POLÍTICA

Barkos reconoce ahora que entre los invitados de su acto contra la policía había familiares de asesinos de ETA

La presidenta, sin embargo, niega que se les homenajeara y mantiene que algunos etarras también son víctimas del terrorismo "con la ley en la mano". 

Uxue Barkos llega al parlamento acompañado de sus asesoras, Nerea Martínez de Mandojana y Ainhoa Gastearena y la portavoz del Ejecutivo, María Solana. IÑIGO ALZUGARAY
Uxue Barkos llega al parlamento acompañado de sus asesoras, Nerea Martínez de Mandojana y Ainhoa Gastearena y la portavoz del Ejecutivo, María Solana. IÑIGO ALZUGARAY  

La presidenta del Gobierno de Navarra ha reconocido que entre las personas invitadas al acto del pasado sábado en Pamplona en el que intentó igualar a la policía con los terroristas había familiares de asesinos de ETA, a los que se presentó como víctimas. 

Barkos ha señalado que es "evidente" que entre las familias invitadas había familiares de miembros de ETA, pero también otras que no tenían "nada que ver". Además, ha manifestado que "hay miembros de ETA que, con la ley de víctimas del terrorismo en la mano, son víctimas del terrorismo". La presidenta ha precisado que se trató de un acto de reconocimiento y reparación "genérico y simbólico, sin nombres y apellidos" y "en cumplimiento de la ley".

El acto fue organizado por el Gobierno de Navarra, que ordenó retirar de su página web los nombres de las personas que firmaron el manifiesto leído como homenaje a unas personas muy concretas, entre ellas terroristas de varios comandos de ETA.  

Tal y como publicó este medio, al texto le pusieron voz los familiares de Germán Rodríguez, el fallecido en las revueltas de los Sanfermines de 1978; de Mikel Zabalza, encontrado muerto tras ser detenido en San Sebastián por la Guardia Civil; y de José Miguel Etxeberria 'Naparra', líder de los Comandos Autónomos Anticapitalistas que desapreció en 1980, año en el que su organización había asesinado a 9 personas.

La declaración estaba firmada también por los familiares de Mikel Arregi, Ángel Berrueta, José Luis Cano, Mikel Castillo, Rafael Delas Aizkorbe, Ángel Gurmindo, Sara Fernández Esparza, José María Izura, Unai Salanueva Iosu Zabala. Entre las víctimas representadas en este declaración figuraban, al menos, tres miembros de ETA y otros tres de los sanguinarios Comandos Autónomos Anticapitalistas, además de una víctima de accidente de tráfico y un joven que se suicidó. 

NO FUE UN HOMENAJE A MIEMBROS DE ETA

Sin embargo, y a pesar de las evidencias, Barkos, ha garantizado que en el acto de recuerdo a las víctimas de motivación política del pasado 18 de febrero "de ninguna manera" se homenajeó a miembros de ETA, y ha pedido al PPN que retire esta acusación.

"De ninguna manera el pasado 18 de febrero, en un acto que con el tiempo seremos capaces de entender en su dimensión más amplia, se homenajeó a miembros de ETA, y pido a la señora Beltrán que retire esas palabras", ha aseverado en comisión de Régimen Foral, en la que ha explicado este evento y ha rebatido a la portavoz popular, Ana Beltrán, que el acusaba de haber dado voz y reconocimiento a terroristas. 

"Sin mezclas ni diluciones, sin compensaciones ni equiparaciones de ningún tipo, poniendo en evidencia las distintas vulneraciones de derechos humanos que se han producido", ha añadido, antes de recordar que el "propio Tribunal Constitucional entendió que ese acto era perfectamente conforme a la ley y no puso objeción alguna a su desarrollo".

Barkos ha señalado que fue un acto "justo, ético y legal" con una presencia institucional "pocas veces vista en Navarra", y ha lamentado que se pretenda ensuciarlo con una "actitud completamente inaceptable". Así pues, ha pedido que se deje de "faltar a la verdad y hacer falsas insinuaciones" que no conllevan sino "crear un enfrentamiento irreal, falso e interesado".

"Si no quieren estar junto a todas las víctimas, no lo hagan, pero dejen que quienes sí queremos trabajar en positivo, lo hagamos", ha solicitado la presidenta, que ha criticado una "visión parcial y partidista" y que se busque la distinción entre "víctimas de primera o de segunda" o "el enfrentamiento" entre las mismas.

ANA BELTRÁN (PP) REBATE A LA PRESIDENTA

La popular Ana Beltrán, quien ha pedido que la presidenta retire que fue un acto "ético y justo", ha cuestionado cómo un gobierno puede "calificar como víctimas" a miembros de ETA cuando no hay ninguna sentencia que lo avale.

"Han burlado al Tribunal Constitucional y han puesto nombre a esas víctimas, 6 de ellas miembros de ETA", ha afirmado Beltrán, que ha querido desmontar la "falacia" de que "fue un acto genérico y sin nombres".

El regionalista Javier Esparza ha pedido a Barkos "un poco de altura moral". "Hemos sufrido demasiado como para que alguien como usted nos hable de interés partidista en este tema", ha advertido.

En nombre de EH Bildu, Adolfo Araiz ha reiterado que fue un acto "simbólico", "adecuado", "justo y ético", además de "una deuda para con estas personas". Asimismo, ha querido remarcar que la formación rechaza "la violencia como instrumento para conseguir objetivos políticos" y apuesta "por vías pacíficas y democráticas".

El parlamentario de Podemos-Ahal Dugu Rubén Velasco ha incidido en que "no se ha blanqueado nada" y que los familiares de todas las víctimas "están igualados en el dolor por la pérdida de los seres queridos".

El portavoz de IE, José Miguel Nuin ha reiterado que "el acto fue legal, constitucional, de reconocimiento y memoria, genérico y simbólico" y que no hubo "ningún homenaje a ETA ni a la violencia". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Barkos reconoce ahora que entre los invitados de su acto contra la policía había familiares de asesinos de ETA