PREMIUM  POLÍTICA

Barkos dilapida el dinero público para imponer el euskera y quintuplica sus ayudas en solo tres años

UPN y PPN critican que se riegue con subvenciones a entidades por usar esta lengua, que solo hablan el 7% de la población navarra.

Manifestación convocada por Kontseilua bojo el lema 'Bide eman euskarari' (Dad paso al Euskera). MIGUEL OSÉS
Manifestación convocada por Kontseilua bojo el lema 'Bide eman euskarari' (Dad paso al Euskera). MIGUEL OSÉS  

UPN y PPN han criticado al Gobierno de Barkos por "dilapidar dinero público" para imponer el euskera y aseguran que las ayudas al fomento de la lengua vasca en los ayuntamientos navarros se han quintuplicado en los últimos tres años.

Así lo ha denunciado este martes UPN quien ha asegurado que este incremento por cinco se obtiene si se compara la convocatoria de subvenciones al fomento del euskera en el ámbito municipal publicada recientemente, que dispara el gasto en esta materia hasta 700.000 euros, con la misma convocatoria del año 2015, que ascendía a 147.000 euros.

“Estos incrementos exponenciales de gasto público se añaden a los destinados a los medios de comunicación en euskera que el año pasado se multiplicaron por tres o a otras líneas de subvenciones que por el sólo hecho de ir dirigidas a colectivos que desarrollan su actividad en euskera gozan del favor de los presupuestos públicos que no disfrutan otras necesidades sociales existentes en Navarra”, han criticado los regionalistas.

Además, UPN ha denunciado que “gran parte de este dinero va destinado a financiar determinadas empresas y entidades de carácter privado afines a los partidos nacionalistas que gobiernan. Muchas de estas empresas están creadas y funcionan casi en exclusiva gracias a las subvenciones de ayuntamientos de mayoría nacionalista y del propio Gobierno de Uxue Barkos”.

Un dinero que en muchos casos empresas y colectivos reciben por duplicado.

A juicio de los regionalistas, “los partidos nacionalistas en el Gobierno están usando de forma abusiva el dinero público para sus fines políticos y partidistas, entre los que se encuentra considerar el euskera como un instrumento fundamental para la construcción nacional”. “Y para conseguirlo es clave también sufragar a quienes viven de la promoción del euskera”, sostienen.

Para los regionalistas, “no caben mayores evidencias acerca de cuál es la prioridad absoluta del Gobierno de Uxue Barkos, la euskaldunización de Navarra incluso a costa de desdibujar la realidad”, ya que solo un 7% asegura usar la lengua vasca.

Una euskaldunización que también se materializa en "imponer el conocimiento de esta lengua en el acceso a la función pública".

Por su parte, la presidenta del Partido Popular de Navarra, Ana Beltrán, ha denunciado hoy que el Gobierno de Navarra está "dilapidando el dinero de todos para seguir imponiendo el euskera y obligar a todos los funcionarios a aprenderlo".

"El Ejecutivo foral ya está aplicando el decreto sobre el uso del euskera en la Administración, convocando un concurso de 75.000 euros para empresas que hagan un diagnóstico sobre los funcionarios que usan euskera y determinar en qué plazas se requerirá este idioma", dice Beltrán.

Y añade en un comunicado que se trata de "una tropelía mayúscula, que ataca directamente a una mayoría de funcionarios castellanohablantes, dejándoles marginados y en peores condiciones que el resto".

Para a dirigente popular, "el fanatismo lingüístico de este Gobierno avanza a pasos agigantados" y por eso se considera en el "deber de alertar" sobe "la discriminación que van a sufrir los empleados públicos en favor de un idioma que solo lo usa un 6,7% de la población navarra y no tiene carácter oficial en todo el territorio".

Critica por eso que "se malgaste el dinero de todos para inyectarlo en todos los departamentos, con el único propósito de avanzar en esa construcción nacional que anhelan desde que llegaron al poder y que ya ha quedado totalmente al descubierto".

Ana Beltrán afirma además que los concursos "favorecen descaradamente a las empresas del País Vasco" porque en Navarra "no existen empresas especializadas en este idioma", y como ejemplo cita la adjudicación por 145.000 euros a una de Bilbao para dar asistencia técnica en la formación sobre paz y convivencia.

"En definitiva, estamos ante la nueva embestida de un Gobierno enajenado por un nacionalismo irracional, que seguirá arremetiendo contra los navarros mientras permanezca en el poder", concluye Beltrán.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Barkos dilapida el dinero público para imponer el euskera y quintuplica sus ayudas en solo tres años