PREMIUM  POLÍTICA

Barkos pide a sus socios "no tirar la toalla" si tras las elecciones forales no revalidan su mayoría

Se ha mostrado "satisfecha" por "una labor que ha demostrado que bienestar social es consustancial con el desarrollo económico y viceversa".

La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos. IÑIGO ALZUGARAY
La presidenta del Gobierno de Navarra, Uxue Barkos. IÑIGO ALZUGARAY  

La presidenta del Gobierno de Navarra y candidata de Geroa Bai a la reelección, Uxue Barkos, ha expresado su "satisfacción" por el trabajo realizado durante esta legislatura y ha afirmado que "sin ninguna duda" apuesta por "repetir la fórmula con el cuatripartito" tras las próximas elecciones del 26 de mayo.

En el caso de que Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E no revaliden la mayoría de 26 escaños, Barkos ha afirmado que "nadie vería razonable tirar la toalla" si otras "fuerzas llamadas progresistas estuvieran dispuestas a dar ese paso para seguir construyendo esa sociedad en términos tan diferentes a como se venía haciendo".

"El juego de mayorías lo decidirán la ciudadanía el próximo 26 de mayo y Geroa Bai estará, desde la colaboración del cuatripartito, a sumar las mayorías necesarias", ha expuesto, preguntada por la posibilidad de alcanzar acuerdos con el PSN.

Así lo ha señalado la jefa del Ejecutivo foral en una rueda de prensa que ha ofrecido este lunes en la sede de Geroa Bai para hacer balance de la legislatura y en la que ha expresado su "satisfacción" por "el trabajo bien hecho" en estos cuatro años "en coordinación con el Parlamento y en la gestión del Gobierno".

Además, se ha mostrado "satisfecha" por "una labor que ha demostrado que bienestar social es consustancial con el desarrollo económico y viceversa". Y ha destacado que "el desarrollo económico no tiene sentido si no hay un bienestar social equitativo y justo".

Igualmente, ha puesto en valor que se haya "cumplido" el "compromiso" de "un gobierno para toda la ciudadanía de Navarra y para cimentar el futuro de la Comunidad foral" y, en este sentido, ha asegurado que "todos los indicadores socioeconómicos hablan de una Navarra mucho mejor que hace cuatro años".

Asimismo, ha valorado positivamente que en estos cuatro años se haya logrado "la estabilidad de las instituciones" tras años caracterizados, a su juicio, por "la no consecución de acuerdos y la falta de capacidad de generar diálogos y acuerdos políticos".

En opinión de Barkos, en estos cuatro años se "ha terminado con ese periodo de inestabilidad política que Navarra ha vivido durante toda la crisis económica anterior a este gobierno". Ha valorado así positivamente la "estabilidad en el gobierno, con una fórmula que se ha demostrado más que válida para centrarse en el trabajo de afrontar los graves daños que había infligido la crisis"; y también la "estabilidad" del cuatripartito.

A continuación, la presidenta ha realizado un repaso de los principales "hitos" de la legislatura y de las medidas llevadas a cabo en los diferentes departamentos y, entre otras, ha citado la Renta Garantizada, la actualización del Convenio Económico, la reducción de las listas de espera, la incorporación de Navarra a la Eurorregión o la creación de una Dirección General de Paz y Convivencia.

En este punto, ha destacado que su gobierno "ha puesto en valor ese reconocimiento a las víctimas del 36, una parte de la sociedad que ha estado injusta e innecesariamente invisibilizada 40 años después de terminado el franquismo". Y también ha asegurado que el ejecutivo que preside ha reactivado la comisión interdepartamental de ayuda a las víctimas del terrorismo en Navarra, que había estado inactiva". "Para sorpresa nuestra encontramos que una parte de víctimas del terrorismo de ETA estaban absolutamente abandonadas por instituciones de legislaturas anteriores", ha aseverado.

GEROA BAI, "ACTOR NECESARIO"

Por otro lado, Uxue Barkos ha asegurado que en estos cuatro años "se ha constatado que Geroa Bai es actor necesario y principal de esta realidad, de la transformación de la Navarra del siglo XXI frente a quienes quieren volver atrás".

Sobre el resultado de la coalición en las elecciones generales, en las que no ha logrado escaño, la candidata de Geroa Bai ha declarado que en la anterior cita electoral "se dirimía una batalla que era de contenciones, del avance de la ultraderecha" y ha diferenciado así entre estos comicios y los próximos del 26 de mayo. "Las posiciones de Geroa Bai en Navarra adquieren otra dimensión. La realidad apunta a una dirección bien diferente", ha aseverado.

Por otro lado, preguntada por si estaría dispuesta a alcanzar acuerdos con el PSN si el cuatripartito no suma mayoría, Barkos se ha preguntado si el Partido Socialista "se incluye entre las fuerzas progresistas", ya que, según ha indicado, "aunque su denominación le avala en esa posición, no es menos cierto que en las ocasiones en las que ha sido posible en Navarra formar un gobierno progresista no lo ha hecho".

"Sólo cuando la fuerza del PSN en términos parlamentarios no ha sido necesaria ha sido posible un gobierno de cambio", ha afirmado Barkos, para agregar que los socialistas navarros "han tenido cuatro años en el Parlamento para haber iniciado esa senda y ese recorrido de encuentro con otras fuerzas progresistas y no lo ha sabido o no lo ha querido hacer".

Según ha indicado, no considera que "eso sea lo que representa a sus votantes" y ha emplazado al PSN a "decir claramente si está dispuesto a conformar mayorías en los modos y fórmulas que se estimen entre lo que hoy es una mayoría progresista en Navarra que ha dejado una comunidad que dista mucho de lo que era en 2015".

Para Barkos, "en ocasiones desde el PSN se pretende encarar esta próxima campaña electoral como si esta legislatura no hubiera existido, como si partiéramos de cero en un gobierno progresista". Y ha asegurado que "mal que les pese, no es así".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Barkos pide a sus socios "no tirar la toalla" si tras las elecciones forales no revalidan su mayoría