PREMIUM  POLÍTICA

"Más ikurriñas e impuestos": este es el balance de UPN a la "dictadura nacionalista" que Barkos quiere "imponer" en Navarra

"Quien no piensa como ellos es objetivo de las iras del Gobierno y de su maquinaria de castigo", ha asegurado el presidente de UPN, Javier Esparza.

El presidente de UPN, Javier Esparza, hace balance de los dos años del Gobierno foral. IÑIGO ALZUGARAY
El presidente de UPN, Javier Esparza, hace balance de los dos años del Gobierno foral. IÑIGO ALZUGARAY  

El presidente de UPN, Javier Esparza, ha afirmado que "la realidad de la gestión" del Gobierno de Uxue Barkos es "más nacionalismo, más ikurriñas y más impuestos" y ha acusado al Ejecutivo foral de "querer imponer una dictadura nacionalista" en la Comunidad foral.

En opinión de Esparza, la jefa del Ejecutivo "se ha quitado la careta", ya que, según ha dicho, llegó como una persona "moderada" y "desde luego hoy es una persona radical". "Dijo que era una presidenta abertzale en una comunidad que no lo era, pero no está respetando a esa comunidad que no es abertzale", ha sostenido.

Así lo ha señalado Esparza en una rueda de prensa que ha ofrecido este viernes para hacer balance de los dos primeros años de legislatura, en los que, a su parecer, "se está gobernando desde el rencor, el sectarismo y los propios prejuicios ideológicos que tiene la presidenta del Gobierno y sus consejeros".

"Quien no piensa como ellos es objetivo de las iras del Gobierno y de su maquinaria de castigo", ha asegurado el líder regionalista, quien considera que "quieren imponer una dictadura nacionalista en esta comunidad y quien no comulga con ellos es maltratado, perjudicado, apartado o perseguido, lo que se ha visto en estos dos años de Gobierno".

En este sentido, ha asegurado que "por primera vez en democracia a este Gobierno se le teme, porque este Gobierno castiga a cualquier organización o asociación que no sea de los suyos, que no se doblegue a su ideología nacionalista y que no les haga la ola".

En cuanto al balance realizado este mismo viernes por la presidenta del Gobierno de Navarra, Esparza ha criticado su "autobombo y autocomplacencia, sin ningún tipo de disimulo" y ha afirmado que "después de escuchar a la presidenta, la realidad es que Barkos sigue viviendo en su mundo ideal".

"La realidad es que tenemos un Gobierno de Navarra al servicio del nacionalismo vasco", ha incidido el presidente de UPN, quien considera "un chiste" que Barkos hable de estabilidad parlamentaria cuando hay discrepancias en el seno del cuatripartito en temas como el proyecto de Aroztegia, el TAV o la ley de Policías. "Estabilidad de qué, no ha habido más que líos", ha sostenido.

Para el presidente de UPN, Navarra "avanza hacia Euskadi, eso es lo que está haciendo este Gobierno", pese a que "la mayoría social de esta comunidad no es abertzale" y ha lamentado que "para ello vale todo, vale insultar a todos los navarros y saltarse la ley con la ikurriña, manipular la educación e imponer el euskera a toda costa".

Además, Esparza ha opinado que en estos dos años Navarra "también ha retrocedido desde el punto de vista de la convivencia", así como "desde el punto de vista de la libertad".

Asimismo, ha asegurado que Navarra "ya no es una comunidad atractiva desde el punto de vista económico" y ha reiterado sus críticas a la reforma fiscal y la "injusta subida de impuestos". También ha considerado que Navarra "ha retrocedido en diálogo social" y ha reprochado al cuatripartito que se dedique a "paralizar todo lo que suponga progreso" para la Comunidad foral.

PIDE AL GOBIERNO QUE "RECTIFIQUE"

Por todo esto, en el ecuador de la legislatura, Esparza ha pedido al Gobierno de Navarra que "recapacite, rectifique, que piense de una vez por todas en el bien común, en el conjunto de los ciudadanos y de los navarros, se centre en los problemas reales y en gobernar para todos los ciudadanos, no únicamente para quienes les votaron".

También ha demandado al Ejecutivo que "rectifique su política lingüística; firme el convenio con el Estado sobre el tren de alta velocidad; impulse la segunda fase del Canal de Navarra sin tapujos y sin trampas; elimine el impuesto de Patrimonio a la empresa familiar y baje el IRPF a los navarros".

"Los ciudadanos podrán elegir en 2019 seguir con un gobierno regionalista o un gobierno de UPN con propuestas renovadas, propuestas que hagan de esta tierra una Navarra mejor, que siga siendo foral y española, que ofrezca oportunidades, futuro e igualdad para todos. Un Gobierno para todos los navarros no sólo para los suyos", ha aseverado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
"Más ikurriñas e impuestos": este es el balance de UPN a la "dictadura nacionalista" que Barkos quiere "imponer" en Navarra