POLÍTICA

Aznárez vuelve a poner el Parlamento de Navarra en manos de exmiembros de ETA para dar lecciones de paz

Entre las "mujeres torturadas" se encuentran exmiembros de ETA, integrantes de Segi o participantes en el Frente Revolucionario Antifascista.

Jornada 'Mujeres navarras torturadas- justicia, reconocimiento y reparación' celebrada en el Parlamento de Navarra.
Jornada 'Mujeres navarras torturadas- justicia, reconocimiento y reparación' celebrada en el Parlamento de Navarra.  

El Parlamento de Navarra ha vuelto a convertirse en un lugar de acogida para exmiembros de ETA y de otras organizaciones como Segi o los Comandos Anticapitalistas en la celebración, durante este miércoles, de una Mesa Redonda titulada 'Mujeres navarras torturadas: justicia, reconocimiento y reparación'.

A la cita han acudido varios parlamentarios de Geroa Bai, EH Bildu y Podemos; representantes de diferentes colectivos, el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón; los primeros ediles de Aoiz y Estella (Bildu); la dirigente de Sortu en Navarra, Miren Zabaleta o el director de Paz y Convivencia, Álvaro Baráibar, o miembros de las Juventudes Socialistas, entre otros.

Ni UPN ni PPN han participado en este acto, que incluso los populares en Navarra denunciaron y pidieron a la presidenta del Parlamento foral que no se desarrollara en el interior de la casa de todos los navarros.

Precisamente, la propia Aznárez ha sido la encargada de abrir la mesa redonda, promovida por el Foro Social Permanente, con una ponencia titulada 'La generosidad como puente hacia la recomendación'.

En su discurso, la presidenta del Parlamento foral ha abogado por la reconciliación pero sin olvidar lo sucedido, para lo que ha animado a "construir una memoria crítica con el pasado e inclusiva de todos los sufrimientos vividos".

Además, la presidenta ha vuelto a comparar las víctimas del golpe del 1936 con las que han muerto a manos de la banda terrorista ETA. "Durante décadas en este país hemos visto cómo se ha desnaturalizado la violencia como medio para alcanzar objetivos políticos", una realidad contra la que la sociedad "ha mostrado su rechazo y condena", tanto contra los asesinatos y represalias con base en el golpe de 1936, como contra la violencia de ETA y de otros grupos terroristas.

De esta manera, Aznárez ha continuado destacando la violencia con la que "los funcionarios públicos han sobrepasado todos los límites de los derechos humanos, y se han cometido torturas y actuaciones ilícitas de miembros de las fuerzas de seguridad en el ejercicio de sus funciones, que son condenables con el agravante de provenir del propio Estado".

Todas las víctimas tienen, a su juicio, "derecho a la justicia, a la verdad y a la reparación, y en tal sentido son iguales aunque no lo sean las violencias que las han generado ni sus significados o la respuesta social que en su día obtuvieron".

Tras su alocución, la primera mesa redonda ha puesto en común testimonios de mujeres torturadas en las últimas cinco décadas.

EL CURRÍCULUM DE LAS PONENTES EN EL PARLAMENTO

La primera de las dos mesas redondas que este miércoles ha acogido el Parlamento de Navarra ha contado con la presencia de cinco mujeres que supuestamente fueron torturadas por funcionarios públicos.

Gloria Bosque Ezker (1970): fue detenida en Valladolid por su pertenencia al Frente Revolucionario Antifascista y Patriota, responsables de varios asesinatos de Guardias Civiles o policías. La propia protagonista ha relatado los días que estuvo sometida, ha dicho, a tortura e interrogatorios en diferentes dependencias policiales.

Mertxe González Portillo (1980): fue acusada por la policía de colaboración con bandas armadas y de facilitar información a un miembro de los Comandos Autónomos Anticapitalistas. El fiscal solicitó una pena de 22 años de cárcel, aunque posteriormente la Audiencia Nacional le absolvió. González Portillo presentó una denuncia por supuestas torturas en la comisaría de policía de Pamplona.

Mariló Gorostiaga (1990): detenida en 1994 como miembro de la banda terrorista ETA ha relatado como ha convivido en la cárcel con el cáncer que le fue detectado en 2005, a pesar de que en 2008 pasó a estar en un régimen de prisión atenuada y se le anulara la prórroga de la condena.

Ainara Gorostiaga Eskubi (2000): miembro del comando Urbasa de ETA y detenida en Castellón junto a su pareja Mikel Soto Nolasco..

Izaskun Juarez Goñi (2010): la Audiencia Nacional condenó a esta mujer a prisión por su supuesta participación en la organización Segi, considerada la cantera de la banda terrorista ETA.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Aznárez vuelve a poner el Parlamento de Navarra en manos de exmiembros de ETA para dar lecciones de paz