• domingo, 24 de octubre de 2021
  • Actualizado 18:14

 

 
 

POLÍTICA

Aznárez (Podemos) desmantela el Parlamento tras su legislatura y reconoce que no le importaría repetir cargo

La IX legislatura ha logrado aprobar 106 leyes forales y un total de 8.213 iniciativas presentadas.

La presidenta del Parlamento de Navarra, Ainhoa Aznárez, realiza balance de la IX Legislatura (17). IÑIGO ALZUGARAY
El hemiciclo de la Cámara foral totalmente desmantelado tras el fin de la legislatura. IÑIGO ALZUGARAY

El Parlamento de Navarra ha concluido su IX legislatura con la aprobación de 106 leyes forales y un total de 8.213 iniciativas presentadas, casi 2.000 más que la anterior, lo que supone "unas cifras récord de trabajo", ha destacado la presidenta de la Cámara foral, Ainhoa Aznárez.

La presidenta del Legislativo ha ofrecido este miércoles una rueda de prensa para hacer balance de estos cuatro años actividad, en los que, según ha dicho, "no sólo se ha trabajado y mucho en lo que es propio de las funciones de la Cámara y de control de Gobierno, sino que también le hemos dado casi la vuelta por dentro y por fuera".

Para Aznárez, estos cuatro años se resumen en "la capacidad de acuerdo entre diferentes; el inicio de una nueva época y la conquista social del Parlamento como institución". Y también ha destacado que la Cámara "ha dado pasos firmes para ser una referencia pionera en la Comunidad foral y en el resto del Estado en su apuesta por la sostenibilidad".

En concreto, la presidenta del Parlamento ha puesto en valor que los cuatro socios de Gobierno (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E), "a pesar de las diferencias, hemos puesto la capacidad de diálogo y la búsqueda de acuerdos entre 26 parlamentarios para sacar adelante políticas que redundan en el bienestar de la ciudadanía y su progreso".

Según ha expuesto, "no cabe duda de que somos cuatro partidos diferentes y con programas diferentes, pero hemos sido capaces de entender qué era lo prioritario para la gente y todo lo que teníamos que recuperar tras una lectura fallida con presupuestos prorrogados y privatizaciones de servicios públicos".

Para la presidenta de la Cámara, esta IX legislatura supone "el inicio de una nueva época en la que dejamos atrás el bipartidismo, los mandatos unitarios y se impone el diálogo y la búsqueda de acuerdos como el único medio de dar estabilidad a un Gobierno, a un Parlamento y que esto redunde en el bien de la ciudadanía".

"Este es el mandato de la sociedad, el mandato del diálogo y el mandato del acuerdo", ha remarcado Aznárez, para quien es "bastante satisfactorio" ver "cómo los peores augurios sobre este Parlamento, sobre la capacidad de diálogo y toma de acuerdos y gobernanza compartida no se han cumplido".

Por otro lado, Aznárez ha asegurado que a lo largo de estos cuatro años "se ha producido la conquista social del Parlamento como institución" y ha destacado que a la Cámara "se le ha oído latir el corazón cada vez más". Tras repasar distintas iniciativas puestas en marcha a lo largo de la legislatura, también ha puesto en valor que en esta legislatura "hemos tenido una diversidad mucho mayor", abriendo la Cámara a asociaciones que "nunca habían podido comparecer".

Además, ha valorado positivamente las acciones puestas en marcha a nivel interno con "una mejora en los salarios de los trabajadores con la firma de un convenio laboral que llevaba en un cajón durante más de un década; mejora de la condición laboral o todo un plan de reducción progresiva de papel, agua o prebendas como los almuerzos de los lunes en Mesa y Junta de Portavoces".

Asimismo, ha subrayado que "a pesar de las pegas de toda índole, por fin" va a tener lugar la renovación de todo el sistema de centralita de votaciones y señal de vídeo, un proyecto que "por distintos avatares se ha demorado hasta esta misma semana". A su juicio, este proyecto "se ha convertido en el ejemplo de todo un entramado burocrático con el que muchas veces nos encontramos a la hora de desarrollar iniciativas".

En cuanto a las cosas que se han quedado "en el tintero", Aznárez ha citado la reforma del Reglamento de la Cámara. Y ha esperado que a partir de junio, cuando se constituya el nuevo Parlamento, "la ponencia sea nuevamente abierta con una clara voluntad política, calendarizando las comisiones y llevando a pleno la ley de la reforma del Reglamento íntegra, porque así nos lo pide la nueva era".

VALORACIÓN POSITIVA EN LO PERSONAL

En lo personal, Ainhoa Aznárez ha realizado un balance "positivo" a pesar de la situación "complicada" vivida en el seno del grupo de Podemos por las discrepancias con los parlamentarios de Orain Bai. "Pero bueno, el Reglamento nos ha dado la razón y hemos cumplido el acuerdo programático. El compromiso que tenía yo como presidenta era llevarlo a cabo y así lo he hecho", ha asegurado.

Preguntada por si le gustaría repetir en la próxima legislatura como presidenta de la Cámara, Aznárez ha remarcado que en otras comunidades "hay presidencias de parlamentos que han repetido dos, tres o cuatro veces" y ha destacado que en la Comunidad foral "sería la primera vez".

"Siempre hay una primera vez, quien sabe, pero primeramente estamos todos los partidos en sus propias campañas, en tener los mejores programas electorales, en concurrir y en que el 26 de mayo la ciudadanía nos ponga en un sitio u otro", ha expuesto.

A su juicio, "estos cuatro años han servido para darle otro color a Navarra, de ese gris Barcina y a esa gama de grises que sigue siendo el mismo gris de Navarra Suma, cuatro partidos le hemos dado un color diferente esta legislatura". "Creo que el 26 de mayo ese colorido se va a volver a repetir. Por tanto, ya veremos cómo se conforma el Parlamento, a qué acuerdos llegamos y quién va a representar esta Cámara", ha concluido.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Aznárez (Podemos) desmantela el Parlamento tras su legislatura y reconoce que no le importaría repetir cargo