PREMIUM  POLÍTICA

El Gobierno del cuatripartito asegura que las señales en euskera de Belate "cumplen las normas"

El vicepresidente foral Manu Ayerdi ha respondido a las críticas del PPN denunciando priorizar el euskera sobre el castellano.

Ayerdi visita la carretera del Puerto de Belate, renovada ante el próximo cierre de los túneles por obras. EUROPA PRESS
Ayerdi visita la carretera del Puerto de Belate, renovada ante el próximo cierre de los túneles por obras. EUROPA PRESS  

El vicepresidente de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra, Manu Ayerdi, ha negado "rotundamente" que los carteles de señalización sobre las obras en los túneles de Belate pongan en riesgo la seguridad y ha destacado que se han realizado "cumpliendo las normas" y en el marco de un paquete de comunicación "mucho más amplio e integral".

Así lo ha señalado Ayerdi en el pleno del Parlamento en respuesta a una pregunta de la parlamentaria del PPN Ana Beltrán, quien ha criticado que se "priorice" el euskera frente al castellano en los carteles colocados, unos carteles "farragosos" que, a su juicio, "afectan a la seguridad".

Ayerdi le ha contestado que "en absoluto" estos carteles ponen en riesgo la seguridad y ha puesto en valor el "esfuerzo importante" realizado por los técnicos para comunicar la medida de restricción circulatoria para vehículos pesados, "una comunicación que no era sencilla" porque "no es una prohibición absoluta, sino una restricción horaria y en función de matrículas".

Ha criticado el vicepresidente que la representante del PPN diga que "hemos querido imponer el euskera" y ha querido dejar claro que la campaña de comunicación sobre el cierre de los túneles y las obras "engloba mucho más" que los carteles que, según ha dicho, están colocados "estratégicamente para que el conductor tenga por lo menos dos carteles que ver antes de la zona de afección".

Ha destacado, además, que "en todas las gasolineras, establecimientos o asociaciones de transformistas se ha facilitado toda la información sobre las medidas en castellano, euskera, inglés y francés y que las señales, además, tienen símbolos internaciones para ser "visualizados con rapidez".

"La campaña de comunicación es mucho más que estos carteles, se han hecho con la seguridad como prioridad, se han hecho cumpliendo las normas", ha insistido el vicepresidente, quien ha considerado que hasta el momento "las cosas van bien" en lo referente a las obras y las medidas adoptadas.

Por contra, la parlamentaria del PPN Ana Beltrán ha afirmado que no puede felicitar al vicepresidente por "la solución que han adoptado para avisar a los transportistas del cierre de los túneles", ha considerado que los carteles "perjudican a la seguridad vial" y ha recriminado que el "objetivo prioritario" haya sido "imponer el euskera por encima del castellano".

"El 90% de los que pasan por ahí vienen de fuera y no saben euskera, ha priorizado poner la lengua vasca antes que el castellano y no ha priorizado la seguridad", ha asegurado Beltrán, quien ha considerado que los carteles también son "ilegibles a todas luces" y ha pedido que se modifiquen.

AYERDI VALORA "POSITIVAMENTE" LOS PRIMEROS DÍAS DE RESTRICCIONES

Por otra parte, Manu Ayerdi ha manifestado sobre los primeros días de restricciones en la N-121-A por las obras de los túneles de Belate y Almandoz, que "en principio y con toda la prudencia, los datos son positivos en la medida en que se quería descargar el puerto viejo de Belate de una parte de los vehículos pesados".

Ayerdi ha respondido en el pleno del Parlamento a dos preguntas de UPN y PSN sobre las medidas adoptadas por las obras de dichos túneles y ha comentado que "las medidas tomadas hacen que tengamos un descenso de vehículos pesados en torno al 50% en Olave, algo menos en Bera, un incremento en Sarasa también el 50%" y ha precisado que en seguridad, en la N-121-A "hemos tenido dos accidentes, uno leve y otro menos leve".

A su juicio, "son datos que nos invitan a hacer una valoración positiva de los primeros días, siempre con prudencia". Ha señalado el vicepresidente que "la seguridad al 100% no se puede garantizar y el objetivo del paquete de medidas que se han tomado es que el nivel de seguridad sea adecuado".

Ha agradecido "la implicación de los grupos parlamentarios y de los agentes de la Comarca para que la actuación se haga de la mejor manera" y ha manifestado que estarán "vigilantes" sobre la eficacia de las medidas. "La valoración de momento es positiva, pero estaremos siguiendo y viendo qué cosas corregir", ha dicho, para comentar que "la prioridad es la seguridad".

Ayerdi ha señalado que, terminadas las obras, "tendremos unos túneles más seguros y una carretera del puerto en mejores condiciones". Y ha concluido que la comisión de seguimiento se reunirá a finales de junio para valorar las obras y los siguientes pasos. "Confiamos que en materia de seguridad no tengamos disgustos", ha indicado.

El parlamentario de UPN Carlos García Adanero ha destacado que "el impulso desde el propio Parlamento ha sido fundamental para tener esta situación". "El Gobierno poca cosa pensaba hacer y gracias a iniciativas parlamentarias se han ido tomando decisiones, que están siendo positivas", ha dicho.

Ha comentado que el Gobierno foral "ha sabido atender lo que se dijo por parte de los grupos y de una comisión que se creó y se van haciendo las cosas de forma razonable". "Estaremos atentos a cómo evoluciona esto", ha apuntado, para agregar que espera que "mientras duren las obras, no tengamos que lamentar ningún incidente".

Desde el PSN, Guzmán Garmendia ha señalado que "están funcionando" las medidas adoptadas, pero ha indicado al vicepresidente que "las carreteras se le están atragantando". "Al final de la legislatura ha pedido un estudio, con cierto tufillo electoralista, y empieza a hacer obras y varias a la vez", ha expuesto, para indicar que "las carreteras no van a ser la joya de su corona esta legislatura".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El Gobierno del cuatripartito asegura que las señales en euskera de Belate "cumplen las normas"