• miércoles, 07 de diciembre de 2022
  • Actualizado 00:00
 
 

POLÍTICA

Modifican la Ley Foral para regular la Fundación Caja Navarra con mayor control

El Parlamento de Navarra ha aprobado por unanimidad modificar la Ley Foral  por la que se regulan los órganos rectores de determinadas fundaciones.

Pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY
Pleno del Parlamento de Navarra. IÑIGO ALZUGARAY

El Pleno del Parlamento de Navarra ha aprobado por unanimidad la modificación de la Ley Foral por la que se regulan los órganos rectores de determinadas fundaciones, en especial la de Caja Navarra, para procurar un nuevo régimen normativo que facilite un mayor control y participación públicos, de conformidad con las reglas de transparencia.

Tramitada en lectura única, la Ley Foral impulsada por todos los grupos parlamentarios, responde a la necesidad de dotar de un nuevo marco a la Fundación Caja Navarra, ya que tras la absorción de Bankia S.A. por Caixabank S.A. en 2021, ha dejado de cumplir con los requisitos que la normativa exige para ser una fundación bancaria y debe ser transformada en una fundación ordinaria.

No obstante y dado su origen y singularidad, se estima oportuno otorgar a la Fundación Caja Navarra (heredera de la CAN) un régimen normativo diferente al de las fundaciones ordinarias, razón por la que, "sin perder su vigencia", se reforma la Ley Foral, en este caso para reforzar el papel del Parlamento, que designará cinco (dos más) de los nueve miembros del Patronato.

El Gobierno de Navarra nombrará tres patronos (dos menos) y el Ayuntamiento, que mantiene su cuota, el restante.

En aras a la "proporcionalidad" y a su condición de "fundador de una de las dos cajas de ahorro que dieron lugar a la CAN", Navarra Suma ha defendido sin éxito, por el nulo apoyo del resto, elevar a dos la representación del Ayuntamiento de Pamplona en el Patronato.

La condición de miembro del Patronato tendrá una duración de seis años, y su composición será "lo más paritaria posible", con facultades asociadas al gobierno, representación y administración de la Fundación, aunque además los patronos y patronas asumirán la custodia de la documentación generada desde la creación de la entidad que da origen a la fundación especial.

La aprobación, modificación e interpretación de los estatutos requerirá también mayoría absoluta. Y en el plano económico, el Patronato deberá encargar anualmente un informe de auditoría que será pública (web de la fundación) y se remitirá al Parlamento una vez aprobada. En el portal se publicará también la relación de personas que perciban fondos de la fundación por más de 15.000 euros.

Por otra parte y salvo autorización expresa del Protectorado, los gastos previstos no podrán superar en un 25 % el total de los ingresos previstos para el ejercicio, ni suponer un incremento superior al 10 % de los desembolsos incluidos en el ejercicio anterior.

La Ley Foral se ocupa también del Protectorado, que lo ejercerá la Administración a través del Departamento competente en materia de Economía y Hacienda o de aquel al que se le atribuya la competencia reglamentariamente.

Con todo ello, las fundaciones deberán rendir cuentas de su actividad, obligación que se sustanciará mediante comparecencia anual de su presidente en el Parlamento de Navarra, institución con la que estarán obligadas a colaborar y facilitar toda la información que se les requiera.

Sin perjuicio de su control por el Legislativo, la actividad de las fundaciones gozará de autonomía respecto de cualquier otra institución pública.

A propuesta de PSN, y con apoyo de Navarra Suma, Geroa Bai y Podemos, se ha aprobado que en el supuesto excepcional de que no se materialice en plazo la adaptación de los Estatutos, quedarán sin efecto las disposiciones que se opongan a lo previsto en esta Ley Foral y se procederá a la elección de un nuevo Patronato en el plazo de un mes.

En defensa de la proposición de ley, la socialista Inma Jurío ha valorado el trabajo conjunto de todos los grupos para confluir en esta propuesta y mantener el "carácter especial" de una fundación que proviene de la extinta Caja Navarra, al tiempo que se actualiza y se incorpora a la normativa que le atañe las nuevas leyes aprobadas en los últimos años.

Juan Luis Sánchez de Muniain (Navarra Suma) ha valorado también la idoneidad de la propuesta, como lo demuestra la unanimidad, aunque ha defendido la enmienda de su grupo por entender que el Ayuntamiento de Pamplona queda "infrarrepresentado" en el patronato, habida cuenta de que fue uno de los impulsores de la CAMP, que al fusionarse con la CAN dio lugar a Caja Navarra.

También a favor del consenso generalizado y la idoneidad de la iniciativa, Blanca Regulez (Geroa Bai) ha abogado por la "necesidad de adecuar a la legalidad vigente" esta cuestión, ha rechazado la enmienda de NA+ por entender que la composición del patronato ya fue cdebatida y ha apoyado la de PSN porque "aporta un plus de garantía".

Arantza Izurdiaga (EH Bildu) ha ponderado la unanimidad en el apoyo a la iniciativa, ha respaldado el control público necesario en una entidad como esta que se regula y ha rechazado las dos enmiendas presentadas por entender que ambas se trataron en la ponencia, ha dicho para reiterar su disconformidad con el final de "absoluto fracaso y consecuencias muy negativas para Navarra" de la extinción de Caja Navarra.

Por Podemos, Mikel Buil también ha lamentado el final de Caja Navarra, ha apoyado la enmienda de PSN por aportar un "proceso más garantista" y ha rechazado la de PSN por entender que "hay que tener un control especial en relación a esta fundación", mientras que Marisa De Simón (I-E) ha rechazado ambas propuestas porque su contenido "ya fue objeto de debate y no formaban parte del acuerdo".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Modifican la Ley Foral para regular la Fundación Caja Navarra con mayor control