• miércoles, 20 de octubre de 2021
  • Actualizado 08:46

 

 
 

CORRUPCIÓN

El periodista 'enchufado' en Cultura quedó de los últimos en una convocatoria para trabajar en el Gobierno

La consejera Ana Herrera ha colocado sin contrato ni concurso alguno a un amigo, al que le fraccionan los pagos como si fuera una nómina. 

I edición de '948 Merkatua, Mercado de las Artes de Navarra', una feria profesional transfronteriza para mostrar la producción cultural de Navarra (18). IÑIGO ALZUGARAY
La consejera Ana Herrera habla con la presidenta del Gobierno, Uxue Barkos. IÑIGO ALZUGARAY

El periodista amigo de la consejera de Cultura que ha sido 'enchufado' en el departamento de Cultura del Gobierno de Navarra quedó entre los últimos de la convocatoria pública de empleo para periodistas efectuada por el propio Ejecutivo en mayo de 2017. 

Andrés García de la Riva consiguió el puesto 48 de los 51 aspirantes presentados, aunque este pobre resultado no ha impedido que siga siendo la persona a la que el gobierno de Navarra le ha encargado la comunicación del departamento de Cultura por su amistad con la consejera.  

En cualquier caso, la relación laboral se ha llevado a cabo con oscurantismo y sin contrato. Su relación con el Ejecutivo se ha basado en el pago fraccionado de cantidades que superan ya los 40.000 euros mientras efectúa labores propias destinados a los funcionarios sin que exista explicación alguna sobre el motivo de su elección, algo a todas luces irregular. 

Una situación completamente irregular y que refleja la manera arbitraria de trabajar del Gobierno de Uxue Barkos, que prima el amiguismo por encima de la profesionalidad de los propios funcionarios y de las personas presentadas a plazas de trabajo.

El primer aprobado de la convocatoria de periodistas para contratación temporal en servicios especiales consiguió 37,2 puntos en su nota, mientras que De la Riva terminó la prueba en la posición 48 con sólo 18,6 puntos. Por detrás de él, sólo otras tres personas que sacaron en el examen una nota peor. 

De la Riva acude a trabajar algunos días al departamento de Cultura, no tiene contrato y recibe pagos mensuales que llegan, en algunos casos, a los 3.500 euros. Se presenta en sus redes sociales como "responsable de comunicación de la dirección general de Cultura del Gobierno de Navarra", un cargo sobre el que no existe ningún nombramiento oficial ni figura en el organigrama del Ejecutivo. 

Además, maneja la cuenta oficial de correo electrónico del Gobierno de Navarra sobre Cultura, desde la que se envían a todos los medios las notas de prensa o convocatorias sobre el departamento. 

Los periodistas funcionarios del Gobierno de Navarra ha sido relegados de estas funciones, las que le corresponden, por un amigo de la consejera que ha accedido al puesto por la vía del enchufe y el uso de fondos públicos para su remuneración. 

El departamento de Cultura ha fraccionado los pagos constantes para evitar el concurso público y poder entregar a dedo un trabajo siempre a la misma persona. 

Este periódico ha podido acceder a la mayoría de los pagos recibidos por Andrés García de la Riva, que figuran con el concepto de "Comunicación cultura Navarra". Se trata de pagos sistemáticos y con una periodicidad que simulan un sueldo, con cantidades que se repiten y que han oscilado entre los 5.700 y los 1.700 euros.

Los pagos se han mantenido de forma permanente durante los años 2016, 2017 y 2018.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El periodista 'enchufado' en Cultura quedó de los últimos en una convocatoria para trabajar en el Gobierno